BW1, lámpara de suspensión de Kononenko ID para Beton Wood

BW1 es la lámpara de suspensión, creada por Kononenko ID para la firma italiana Beton Wood. La filosofía de Kononenko, bebe de la estética nórdica y del racionalismo compositivo, con el objetivo de obtener como resultado objetos sobrios, sencillos y elegantes, de perfil geométrico y puramente funcional.

Tilbo, la unidad de almacenamiento de Moak Studio

Tilbo es la unidad de almacenaje ideada y recientemente presentada por el estudio de diseño colombiano, Moak Studio. Siguiendo su particular filosofía de diseño, basada en la labor artesanal, en la personalización del objeto  y la atención al detalle, desde su estudio en Cali (Colombia), MoakStudio ha logrado obtener un mueble estéticamente capaz de cautivar a la persona, sin dejar de lado el valor de su capacidad funcional. Tilbo es, a primera vista, diferente a cualquier otra unidad de almacenamiento que nos venga a la mente.

Nivo, lámpara de suspensión de Mauricio Sanin para Moak Studio

Nivo es la pieza de luminaria ideada por el diseñador industrial colombiano Mauricio Sanin, para Moak Studio. En su creación, el autor se inspiró en las formas clásicas del arquitecto y diseñador danés Poul Henningsen, reconocido por su experimentación con niveles para la generación de diferentes reflejos en la proyección de la luz.

Entrevista a Alberto Martínez y Pepe García de CuldeSac. El diseño como estilo de vida

Desde CuldeSac se trabaja el diseño en todas y cada una de sus vertientes, desde la comunicación gráfica hasta el diseño de espacios, packaging o producto. Estudio creativo cuya labor es de reconocido prestigio internacional, gracias a su saber hacer, constante y reflexivo. Charlamos con Alberto Martínez y Pepe García, socios fundadores de…

MinimLET, de Nendo: inodoro portátil para víctimas de desastres naturales

MinimLET es un inodoro portátil para víctimas de desastres naturales diseñado por Nendo, el estudio japonés liderado por Oki Sato. La propuesta, que nació como respuesta a los terremotos de gran escala sufridos en Japón en 2011 y 2016, quiere solventar la falta de instalaciones sanitarias detectada entonces en muchos de los campos de refugiados.