organic-growth-o-la-hortensia-como-inspiración-arquitectónica-experimenta-02.jpg

Organic Growth o la hortensia como inspiración arquitectónica

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Organic Growth de Izaskun Chinchilla, primer proyecto extranjero en ganar el galardón neoyorquino City of Dreams, está inspirado en la naturaleza de las hortensias. La estructura, que recuerda a un gran ramo de flores, está edificada mediante el reciclaje de ruedas de bicicleta, paraguas y trípodes, entre otros elementos. 

 

Organic Growth, Izaskun Chinchilla, 2015. ©  Sergio Reyes

La arquitecta española Izaskun Chinchilla (Madrid, 1975) ha llevado a cabo en la isla Governors, situada en la bahía de Nueva York (Estados Unidos), una instalación inspirada en la naturaleza. Organic Growth, nombre que recibe el proyecto, ha sido el vencedor del quinto certamen City of Dreams, organizado por varias asociaciones de arquitectos de la Gran Manzana. El concurso tiene por objeto construir un espacio público que a través de nuevas formas de diseño fomente valores sociales y ecológicos.

Organic Growth o la hortensia como inspiración arquitectónicaOrganic Growth, Izaskun Chinchilla, 2015.  ©  Sergio Reyes

Con una estructura que recuerda a los ramilletes de flores, la instalación está inspirada no solamente en la morfología de las hortensias sino también en su capacidad de adaptación al medio y a las circunstancias. “Las Hydrangea macrophylla son una especie de hortensias con flores grandes y redondas que parecen cúpulas. El número de flores de Hydrangea macrophylla que pueden encontrarse en una planta depende de la edad, orientación, humedad, luz o calidad de la tierra entre otros. La planta crece manteniendo un buen equilibrio con el ambiente. ¿No debería la ‘ciudad de los sueños’ hacer lo mismo? La arquitectura tiene que aprender a adaptarse a presupuestos inciertos, requisitos de los cambios sociales y dinámicas ecológicas”, señala Chinchilla.

Organic Growth o la hortensia como inspiración arquitectónicaDetalle de las ruedas de bicicleta y los paraguas, Organic Growth, Izaskun Chinchilla, 2015.  ©  Sergio Reyes

Organic Growth respeta el medioambiente gracias a una construcción basada en la reutilización de un total de 450 ruedas de bicicleta, 320 paraguas y 115 llantas de coche, otorgándoles así una segunda vida y poniendo en tela de juicio el despilfarro promovido por el consumismo actual.

Organic Growth o la hortensia como inspiración arquitectónicaOrganic Growth, Izaskun Chinchilla, 2015.  ©  Sergio Reyes

Ideado como un espacio público, el proyecto muestra un marcado carácter de participación ciudadana. Tanto el peso de la financiación como el de la construcción ha recaído sobre personas anónimas, bien en forma de donaciones a través de la plataforma de crowdfunding Kickstarter o bien gracias al trabajo llevado a cabo por voluntarios en la instalación de la estructura metálica.

Organic Growth o la hortensia como inspiración arquitectónicaOrganic Growth, Izaskun Chinchilla, 2015. 

Con una altura de 4,89 metros y una extensión de 92,5 metros cuadrados, la cubierta cuenta con capacidad para albergar al menos a unas 50 personas. La intervención se desmontará una vez finalizado el verano para la reutilización de todas y cada una de las partes de la estructura en diferentes espacios públicos de la ciudad. “Reutilizar elementos aislados es mucho más viable que reutilizar el pabellón al completo”, puntualiza la diseñadora madrileña. Así, los ramilletes de paraguas podrán ser utilizados para proteger del sol y de la lluvia ventanas y terrazas o como originales lámparas de araña para el interior.

Organic Growth o la hortensia como inspiración arquitectónicaDiagrama de montaje, Organic Growth, Izaskun Chinchilla, 2015. 

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *