ibrk_0001.jpg

Sobre el suelo y bajo techo, casa en Osaka.

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En el área residencial de Ibaraki-shi, Osaka, cerca de la estación de ferrocarril, y en una parcela muy particular, se sitúa esta casa proyectada por el equipo de arquitectura japonés Spacespace. En su interior emerge una colina, casi como si fuera un parásito que introduce variables nuevas en pro de una nueva domesticidad, como "manifestación de un cambio necesario en la construcción de la vivienda".

 

Casa en Osaka. Spacespace, 2011.

Casa en Osaka. Spacespace, 2011.

En la localidad de Ibaraki-shi habita una población en la que se da una estrecha relación de cercanía entre todos los vecinos, a los que se puede ver a menudo charlando en la calle. Un espacio público en el que hay una atmósfera de apertura poco habitual y de la que participan todos los elementos que lo conforman.

Casa en Osaka. Spacespace, 2011

La parcela en la que actúan los arquitectos tiene además una particularidad: al estar situada en el límite de una zona con una regulación distinta a las viviendas vecinas, puede tener más altura que éstas. 

En esas condiciones, se construye una casa de dos plantas, de madera, con dos partes bien diferenciadas: un espacio principal, de relación con el exterior y uno privado, preparado para el descanso.  

Casa en Osaka. Spacespace, 2011.

Casa en Osaka. Spacespace, 2011.

Casa en Osaka. Spacespace, 2011.

Así, en la planta baja se desarrollan todas las actividades, en un gran espacio de doble altura: recibidor, sala de estar, cocina, comedor y lugar de relación con el exterior al mismo tiempo. En el centro surge una colina de hormigón, que articula todos esos usos, y en su interior alberga un cuarto de baño.

Casa en Osaka. Spacespace, 2011.

Casa en Osaka. Spacespace, 2011.

En su superficie exterior la colina tapizada se convierte en un asiento y se recubre con múltiples bolsillos con capacidad para contener objetos pequeños. Su tacto blando y suave la hace además apta para los juegos de los niños.

Casa en Osaka. Spacespace, 2011.

Casa en Osaka. Spacespace, 2011.

Casa en Osaka. Spacespace, 2011.

Pero su particularidad no se limita a su variedad de usos: en invierno, el calor de los rayos solares se almacena en el hormigón, para servir de calefacción natural. Para ello la disposición de los vanos está calculada según la altitud solar y la volumetría de los edificios colindantes.

Maqueta. Casa en Osaka. Spacespace, 2011.

Planta Baja. Casa en Osaka. Spacespace, 2011.

Planta primera. Casa en Osaka. Spacespace, 2011.

Sección. Casa en Osaka. Spacespace, 2011.

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *