Liuzhou Forest City, de Stefano Boeri. La primera “ciudad bosque” del mundo

Stefano Boeri diseñará Liuzhou Forest City, la primera “ciudad bosque” del mundo. Encargada por la oficina municipal de urbanismo de la ciudad china de Liuzhou, la finalización está prevista para el año 2020. Se prevé que la nueva ciudad absorba cerca de 10.000 toneladas de CO2 y 57 toneladas de contaminantes por año, produciendo aproximadamente 900 toneladas de oxígeno.

Nanjing Vertical Forest, el bosque vertical de Stefano Boeri Architetti China

Como ya hiciera en Milán (2014) y Lausana (2015), el estudio de arquitectura italiano Stefano Boeri Architetti está ahora construyendo el que será el primer bosque vertical en China. Situado en Nanjing, el proyecto sigue las mismas directrices de sus predecesores, diseñados para devolver a la naturaleza el espacio que la expansión urbana le roba día a día y de la que somos artífices.

Ignacio Solano crea el jardín vertical más grande del mundo en Bogotá

El biólogo y experto en botánica Ignacio Solano ha sido el responsable de diseñar y coordinar el jardín vertical más grande del mundo, construido en el edificio Santalaia del barrio Chapinero Alto de Bogotá, en Colombia. Un plano vegetal de más de 3.100 metros cuadrados, que compuesto por cerca de 115.000 plantas de 10 especies y cinco familias diferentes ha batido un nuevo récord mundial.

Citysens, jardín vertical de interior con riego automático

Citysens es un jardín vertical de interior con riego automático, conceptualizado por el equipo de emprendedores Xavi Rius y Francisco J. Andrade, junto al diseñador industrial Pär Blanking. Por otra parte, el equipo de Lúcid Design Agency, es el responsable del diseño y el desarrollo integral del proyecto, dando forma al jardín y solucionando todos los retos estéticos, técnicos e industriales.

Väkst, de Genbyg Design. Un oasis en pleno centro de Copenhague

Los daneses Genbyg Design han diseñado Väkst, un nuevo en el casco antiguo de Copenhague. Una intervención en torno al concepto de “cocina nórdica”, abierta a dos atmósferas muy distintas: la urbana, por un lado, y la “ajardinada”, por el otro; que da lugar a un “jardín urbano” en pleno centro de la ciudad. Un espacio orgánico y vivo, con un gran invernadero que atraviesa las dos plantas en el centro y traslada al visitante a un exuberante y luminoso jardín en el nivel superior, que contrasta con la atmósfera urbana y tosca del sótano.