12prFundaIpadATorres3.jpg

Tablet vestido de Fallera

El artesano Alfonso Torres y la diseñadora Ana Yago han trasladado los estampados tradicionales de los vestidos de Fallera y el cosido manual del calzado de Moros y Cristianos a los complementos para tablets y smartphones, una nueva apuesta del proyecto Esencia para abrir mercados a los productos artesanales valencianos. Las fundas se distribuyen exclusivamente a través de la tienda Sibarita Shop (www.sibaritashopvalencia.com), primer espacio de venta del Centro de Artesanía de la Comunidad Valenciana.


Estas fundas, denominadas Folker, se han realizado en seda con estampados tradicionales usadas en la recreación de los trajes de huertana de las fiestas josefinas o festes de Sant Josep, conocidas popularmente como Fallas, y están declaradas como fiestas de Interés Turístico Internacional.


Estos estuches, al igual que el traje que empezó siendo un traje de trabajo de las labradoras valencianas y que se transformó en traje de fiesta, aúnan la funcionalidad de las fundas de protección para los dispositivos electrónicos, con la exclusividad y características de los bordados y dibujos tradicionales de las sedas con las que se confeccionan estos vestidos, exactamente las mismas que se han usado para estos complementos. No obstante, se trata de un producto que también está pensado para completar la vestimenta tradicional de los hombres, esto es, el traje de saragüell o sarawil, o el de torrentí, caracterizado por el chopetí, una especie de chaleco y/o chaquetilla, elaborado también en seda y con estampado personalizado.


De hecho, los primeros prototipos de estas piezas se realizaron con tejidos de seda de alta calidad de Rafael Català, empresa valenciana especializada en la elaboración de sedas y textiles tradicionales, están expuestas en la Fundación Española para la Innovación de la Artesanía (Fundesarte), si bien, las fundas Folker que se comercializan están pensadas para confeccionarse con el mismo tipo de tela y estampado que el usado en los vestidos y trajes de los falleros personalizados, como un complemento más del uniforme oficial de la fiesta.


Estas fundas, así como otros productos elaborados con materias primas y procesos artesanales en cera, vidrio, porcelana o madera, entre otros, firma parte del proyecto Esencia, una propuesta de I+D cuyo objetivo es canalizar nuevos productos artesanos que den respuesta a necesidades de sectores como las Nuevas tecnologías (NNTT) para abrir nuevos mercados al sector. Además, de esta manera, se fomenta la pervivencia de estas técnicas y oficios, al tiempo que se incorporan a estos productos, valores añadidos como el respeto medioambiental, la integración socio-laboral, la pervivencia cultural y de las raíces de la industria artesanal autóctona.


Las fundas Folker, junto con otros de los productos nacidos de este proyecto de I+D en la artesanía,  pueden verse en la sede de Fundesarte en Madrid (C/General Zabala, 12) hasta el 8 de marzo.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.