1-Máscaras-Christian-Porras.jpg

Christian Porras: Amar el material

Existen individuos muy creativos que cultivan sus talentos con verdadero ahínco, Christian Porras es uno de ellos: músico, cantautor, escultor, pintor, diseñador, quien vive en la norteña “Ciudad Blanca”, Liberia, provincia de Guanacaste, limítrofe con tierras nicaragüénses.

Desde hace algunos años lo sigo, interesado en sus confecciones de máscaras, con rasgos de diseño de productos artesanales. Realiza, además, talleres con niños de escuelas aledañas, reutilizando materiales, jícaros, maderas encontradas en las playas e intervenidas por las abrasivas arenas, recursos que hablan de dónde vienen, de los sonidos de las brisas costeras, de los acentos y vocablos de aquellos pobladores autóctonos de esas tierras entrañables.

Ahora me sorprende con esta nueva producción de caras en maderas encontradas por su ingeniosa interpretación de gestos y rasgos donde son suficiente dos agujeros para representar la mirada fogosa del sabanero, o el toro y el montador, en esos juegos e ilusiones ópticas explicadas a través de los procesos psico-perceptivos y sensoriales.

 Christian Porras. Máscaras en madera. Foto cortesía del autor.

¿Cómo inicias el diseño y manufactura de esas caras? ¿Haces dibujos preliminares o maquetas?
Christian: Inicio teniendo ganas… de crear, de expresar, de inventar. Estas máscaras salen por la necesidad de utilizar los sobros de madera que el taller depara a diario.
Nunca hago un borrador de nada, siempre me lanzo a la aventura pues es parte de lo que quiero descubrir. Soy amante de los materiales y veo en la mancha un aliado mas, a la obra.

¿Cómo cargas de ese jocoso gesto del pueblo, del trabajador sabanero, del artesano o de aquel que como tú, canta bajo la luz de la luna liberiana?
Christian: Yo no he aprendido aun el canto de mi pueblo, lo que si percibo es su exquisita esencia, cosa que reconozco importante en mi obra visual y musical. Me gusta las descripciones mas que las historias, por ejemplo: en una canción mía puedo hablar de un puent histórico, y darle larga a su descripción, contar una historia entorno a este, podría ser limitado y quizás obvio, en otras palabras y para hacer referencia a las caras… ”una expresión hablaría mas, que los miles de colores”

Christian Porras. Máscaras en madera. Foto cortesía del autor.

Christian Porras. Máscaras en madera. Foto cortesía del autor.

¿Cuándo creas esos personajes, cómo captas en sus gestos esa picardía del folclore guanacasteco?
Christian: La esencia es una herencia, yo soy parte de un mundo en que las cosas se intercambian, pasan de uno a otro, como si fuese cosa de familia, y todo es resultado de una cotidianidad y estrecha relación con el entorno, estos personajes son parte del patio en el que habito y por ende son confianzudos, pícaros, chismosos, reservados, creyenseros, amigables, bonachones.

¿En qué piensas en el momento de crearlas? ¿Cómo encuentras los estímulos que te empujan a darles ese vigor tan propio?
Christian: Pienso en que algo bello tiene que salir de algo que amo hacer y es crear.
Me estimulo con poco, la única necesidad que tengo es de obtener algo que en algún momento del proceso de elaboración, cuantifico y valoro, dándole un puesto dentro de lo estético, lo bello, decorativo, crítico o irreverente y de ahí puede surgir una nueva motivación orientada a cumplir un nuevo objetivo especifico.

Christian Porras. Máscaras en madera. Foto cortesía del autor.

Christian Porras. Máscaras en madera. Foto cortesía del autor.

¿Observas alguna tendencia del arte?, ¿cómo referenciar tu trabajo?, ¿qué investigas o cómo cargas esa fuerza autoreferencial de nuestras culturas originarias presente en esos trabajos?
Christian: Me gusta el arte moderno, pues veo una gran oportunidad de comunicación y usos distintos de objetos y materiales.
Mi trabajo visual es una continuación de mi obra musical y viceversa, están ligadas una con la otra. Yo veo mi trabajo como único, y a pesar de que puede coincidir o evocar otras obras y otros artistas, debo decir con certeza que este es consecuente con lo que soy y soy un hombre sencillo, deseoso de experimentar y cruzar la línea para obtener un producto.
Me encanta la gente, pero sobre todo el entorno, el escenario donde nos movemos los seres humanos, los pueblos, los barrios, los patios
yo busco e indago en estos rincones donde se escabulle y vive la gente, me interesa la vida y como se desarrollo en un mundo que depende de tantas cosas materiales para vivir. Es así como puedo animarme a pintar o armar objetos a partir de materiales de uso común.

Christian Porras. Máscaras en madera. Foto cortesía del autor.

Christian Porras. Máscaras en madera. Foto cortesía del autor.

Para cerrar con este breve acercamiento al trabajo de este joven creador guanacasteco, y dar una ojeada a su trabajo creativo, recordar quizás sus canciones o cuando acompaña con su guitarra y otros instrumentos al grupo de danza liberiano dirigido por su esposa Vera Vargas, es un goce para la estética, para la visualidad del arte actual y el diseño, se trata de un todo armónico arraigado en una región de fuertes rasgos de identidad.

Christian Porras. Máscaras en madera. Foto cortesía del autor.

Hay en este proyecto reminiscencias de los tiestos de cerámicas y otros materiales colectados en las excavaciones arqueológicas, en este caso de la cultura Chorotega en la Gran Nicoya, con ligámenes específicos al arte Maya, por lo que el trabajo de Christian, quizás sin que él mismo se lo proponga, conduce a una historia regional que no nos disgrega, más bien nos ata a sus formas de arte y pensamiento vernáculo y originario.
Esperamos pues que estos gestos fogosos cargados a las maderas o esos materiales que él ama conquisten mejores posiciones, se ubiquen en fronteras más amplias a veces difíciles pero no imposibles de atravesar, debido a la nociva actitud “capitalcentrista”, y podamos apreciar estas piezas expuestas en galerías y museos de la capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.