Blog de Luis Fernando Quirós

diseñacr
Diseñacr, actualidad del diseño en Costa Rica, pretende abrir una ventana de actualidad para el diseño en Costa Rica, motivar la cultura del producto y ... [+]

De cerrojos e incendios

27.07.2015 | 15:37

Porque el combate a los incendios en el país presenta cifras alarmantes, no solo por el número de eventos sino en cuanto a las defunciones de quienes en ocasiones quedan atrapados en las viviendas quemada, hoy 27 de julio día en que se celebra el 150 aniversario del establecimiento del Cuerpo de Bomberos de Costa Rica, quiero analizar este asunto visto desde las problemáticas que atañen a la arquitectura y al diseño, pues aunque parezca al margen de estas profesiones, algo se debe hacer, al menos iniciar la discusión para que se reflexione y tematice sobre sus alcances y quizás aparezca alguna solución.

Lotgo del Cuerpo de Bombreros de Costa Rica

Dramas y realidades
A inicios de año 2015 escuchamos la dramática situación de una abuela, quien estando al cuido de cuatro nietos, dejó a tres solos en la vivienda para llevar a uno de ellos a la escuela, mientras pasó por la casa de otra hija que tenía dos niños de edad escolar que también debían llevar, la vivienda se incendió pereciendo los niños. Esto sucede sobre todo en barrios desfavorecidos socialmente donde habita una considerable cantidad de personas, los padres trabajan durante el día y a los o las abuelas les toca cuidar a los nietos, contradiciéndose aquello de la jubilación de las personas mayores, pues ante la carestía de la vida, todos tenemos la responsabilidad de hacer algún trabajo para el mantenimiento familiar.
En otro reciente incendio de una barriada periférica de la capital murieron quemados algunas personas mayores, quienes viven en cuartuchos con calidad de vida infrahumana. La semana pasada escuchamos otras lamentaciones de la población pues ardió una nueva casa de habitación donde algunos de los ocupantes salieron ilesos al dirigirse a la parte trasera, mientras la madre y un niño de corta edad se dirigieron al frente y ahí quedaron atrapados entre las llamas, pese a que vecinos y terceras personas intentaron sacarlas. El chofer de un bus que pasaba por el lugar en ese instante lo detuvo y fue a ayudar a la mujer y el niño, pero ante la espesura del humo y la dificultad de abrir las rejas y cerrojos que tenían los portones, no logró el intento y aquellos murieron.

¿Qué hacer? ¿A quién acudir? ¿Dónde se vislumbra una solución?
Con este argumento inicio mi análisis de esas situaciones tan lamentables. Pienso en la arquitectura, la cual debería considerar situaciones apropiadas ante el riesgo que ocasiona a tantas y lamentables experiencias existentes en el país. Por lo general las casas de esos barrios fueron construidas en situación de precario, no ocuparon del aporte ni de un arquitecto, ni de un diseñador; pero hoy en día que se construyen proyectos para mejorar la condiciones habitacionales para la población, ese debería ser el primer punto a resolver dentro de un programa de diseño innovador, funcional, acorde a las condiciones de desesperanza y precariedad en que viven grandes mayorías.
En otra perspectiva de este asunto tan penoso, la mayoría de esos casos sucedieron en barriadas muy conflictivas, por lo que los vecinos hacen de sus viviendas verdaderos “bunkers” para evitar robos, atracos, secuestros. “Ahí está el detalle…”, tanto cierran las viviendas que en caso de incendios u otras conflagraciones no pueden abrir ni por fuera ni por dentro. Eso sucedió a los tres niños quemados a inicios de año, ellos trataron de abrir los cerrojos y no lo lograron, tampoco los vecinos que intentaron sacarlos desde afuera.
Acá quiero llamar la atención del diseño, me imagino que ya habrán soluciones pero por qué no pensar en un proyecto para cerraduras, aldabas, picaportes, y otros mecanismos de cierre que sean fáciles de abrir por dentro pero impidan o no abran por fuera, para evitar a los enemigos de lo ajeno.
Como también diseñar cocinas, muebles, sistemas de iluminación u otros con más altos grados de seguridad, así como mejoras sistemas y artefactos eléctricos que en muchos casos son los principales responsables de provocar incendios.
Pienso en escuelas universitarias donde se gradúan Diseñadores Industriales y de Productos, o centros de investigación que se pasan estudiando cómo eran los sistemas de locomoción en la prehistoria haciendo costosos modelos de los mecanismos de tracción en las patas de un dinosaurio prehistórico, o los arquitectos creando la séptima puerta de acceso al cielo, existiendo la premura de asumir temas reales tan necesarios de resolver para evitar muertes en casos de incendio e inundaciones, pero que impidan la entrada de los ladrones.

Estrategias sociales
Importante estimular una discusión que nos ayude a reflexionar y sobre todo a mejorar las actitudes hacia la problemática, debates en los programas televisivos que procuren incrementar el grado de conciencia e información sobre el tema, la educación es central, educar a la población acerca de qué hacer en situaciones de riesgo como esas sin abandonar las reglas de seguridad que hay que mantener para evitar robo o los acosos hacia la niñez. Utilizar la tecnología para aplicarla a esas situaciones, como sucede cuando desaparece un menor de edad, que nos llegan mensajes a los celulares con la información al instante. Así mismo se puede trasladar la discusión a redes sociales, para atender por ejemplo, cuál es la situación en otros países del área u en otros continentes si es que se enfrentas a necesidades tan propias del tercer mundo, para que la población entera tenga voz para proponer y no solo criticar.
Esta mañana de reojo observé en la televisión un programa matutino dirigido al hogar, que el tema central era “cómo ser más apasionados”. Si, es bueno para el equilibrio psico-afectivo necesario en el clima de felicidad que requiere el hogar, pero por qué no pedir a la población por esos medios tan difundidos y de amplia cobertura soluciones, observaciones y propuestas para mejorar en estos rubros de la seguridad social y el bienestar de la población.

Logo del 150 Aniversario del Cuerpo de Bomberos de Costa Rica

 

Estadística alarmantes

Según estadísticas del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Costa Rica, el ochenta y siete por ciento de los incendios es accidental, y dentro de ese rubro la mayoría lo provoca instalaciones eléctricas defectuosas. Pero también existe un trece por ciento de incendios provocados. Dato alarmante y que nos pone a pensar, como fue el caso de aquel joven empleado del Hospital Doctor Calderón Guardia de la Caja Costarricense de Seguro Social quien hará una década fue el responsable de iniciar el fuego donde murieron mucho pacientes y personal hospitalario.

En el rubro de incendios forestales también son preocupantes sobre todo por la destrucción de importantes recursos naturales pues en su mayoría ocurre en zonas protegidas, y por lo general no se da pérdida de vidas humanas.

A manera de cierre
Por lo general en este blog “Diseñacr” entrevisto a diseñadores, arquitectos, artistas, o publico comentarios y observaciones sobre proyectos o muestras de arte, pero hoy rompo con esa dedicación para tratar de discernir sobre otros asuntos de la vida real que también nos preocupan y a los cuales las mentes creativas deberíamos ofrecer soluciones innovadoras.
Ahora que la construcción en el país está bastante deprimida por los altos costos de los materiales y la mano de obra, y la escases de recursos operativos de los gobiernos para enfrentar este rubro, pienso que los programas de investigación en las universidades y departe del mismo Colegio de Arquitectos debería asumir estas problemáticas que requieren normativas y diseño, y no tanto cosmética, deben ir a lo profundo de la función para solventar la vivencia de habitar en el buen sentido del término y significado de vida, pensando un poco en los humanos desfavorecidos que sufren tanto desastre y que requieren de proyectos innovadores, funcionales, al alcance de una población también deprimida por la carencia de empleo, costo de la vida y otras falencias del sistema que todos debemos observar y tratar de ofrecer soluc
  

0

diseñacr

Luis Fernando Quirós

Share

Equilátero: “Las Reglas del Juego”

24.07.2015 | 11:34

 

Visitar una exposición itinerante de arte contemporáneo como Las Reglas del Juego, en Galería Equilátero, Escazú, Costa Rica, del grupo de artistas nicaragüenses Patricia Belli, Alejandro de la guerra, Darling López y Fredman Barahona, coauspiciada por Adrede/Espira, muestra curada por la cubana Tamara Díaz Bringas, requiere de alguna estrategia de acercamiento: en mi caso personal me dispongo a dar una primera ojeada exploratoria al conjunto, en ese intersticio saltan las preguntas respecto a los detonantes que cada pieza alberga para impactarnos como observadores; se trata de activadores emocionales que imbrican con el cúmulo de conocimientos que se derivan, al ir anclando en las propuestas para edificar las interpretaciones y tener las respuestas a tales interrogantes y sus significados. En algunos casos hasta nos requiere volver a lo visto, investigar, leer cédulas, textos y otros documentos que afinen nuestra propia lectura.

Patricia Belli. Trompo. Foto cortesía de Adrede/Espira. 

Patricia Belli. Sísifa. Foto cortesía de Adrede/Espira. 

Carta de geometría rotatoria: “Trompo”
De entrada y en la primera mirada me cautivó una especie de cartografía de sutiles signos y registros, luego me percaté al apreciar el video adyacente que los trazos marcaban la rotación de un trompo con punta de grafito sobre la superficie del soporte, desplazamientos rotatorios y/o no lineales que activan un sistema de representación como una especie de mapa cósmico. -¡Genial!, pensé-, busqué la cédula para cerciorarme que su autora era Patricia Belli, quien además mostraba “Sisifa” y “Porfiadas”, una instalación de tres cabezas en un material duro, y un péndulo central, el cual al activar sus giros en ciertas ocasiones golpea las cabezas. Esas son las reglas del juego –dictó mi voz interior-, el objeto lúdico que se comporta como adversario y golpea como en muy diversos estratos de la realidad. Característico de Belli a través de su obra, en el gran circo de la vida y en el drama o teatro de la existencia, en esos trances salimos golpeados o ilesos dependiendo de nuestra testarudez.

Darling López. “Agua que no has de beber”. Foto cortesía de Adrede/Espira. 

“Agua que no has de beber”
De frente una fontana “hechiza” con botellas, un contenedor de cinco galones, un motor de ciclo continuo, mangueras y otros objetos reutilizados vierten una agua fangosa. Se suma algunos dibujos caricaturescos y una “pistola de agua” también manufacturada -juguete muy popular donde los chicos salen totalmente mojados-, pero con agua del lago que recoge todas las aguas de Managua, recordando tiempos atrás cuando ese líquido era fuente de contaminación. Darling López propone una reflexión sobre el concepto del progreso y de la inteligencia humana de revertir esos procesos insalubres y tener, quizás no agua para beber, pero un líquido vital que enriquezca la calidad de vida del entorno y por ende la vida comunitaria, para un ciudadano centro consciente de la ciudad donde todos nos necesitamos mutuamente.

 Alejandro de la guerra. Piñata. Fotos cortesía de Adrede/Espira.

“Piñata”
Me llamó poderosamente la atención los restos de papel dorado arrugados y rotos que yacen en el pavimento de la entrada a la galería Equilátero, con un golpeteo de fondo en una grabación y un libro de fotografías con el registro de una acción en la cual se impacta a una gran piñata con forma de caballo. “La Piñata” de Alejandro de la guerra. De inmediato la memoria me relacionó con otra muy buena instalación “La caída”, de este mismo artista presentada en la pasada Bienal de Nicaragua 2014, que aprecié en el Centro Fundación Ortiz-Gurdián, en Plaza España de la ciudad de Managua. Sutil tratamiento de un asunto político, ante el resquemor que permanece en la historia de dictaduras y dominación. Se trata de un monumento ecuestre destruido por los sandinistas y que el autor recogió sus restos y depositó en el espacio de la bienal, pieza que llevó además a la reciente Bienal Centroamericana realizada en la ciudad de Guatemala. La grabación agrega resonancias del cañón y la bomba, aunque en el fondo se trata de la algarabía fiestera y celebrativa, cuando se garrotea la piñata para que suelte el confite, la melcocha, el premio.

 Alejandro de la guerra. Batalla de los cuarzos. Foto cortesía de Adrede/Espira. 

“Batalla de los cuarzos”
Esta pieza del mismo Alejandro de la guerra también activó mi conciencia al preguntarme ¿qué era, de qué se trataba aquel video de un tipo con un tirapiedras en mano impactando a un monumento de un individuo con el mismo objeto en mano? Investigando, me cercioré que no eran piedras, eran cuarzos, de esos fetiches que suponen algún bien para el usuario o una fórmula de protección ante tantos males en esta sociedad actual. El héroe de la aludida estatua fue un “Soldado de la Patria” quien atacó en 1856 las hordas filibusteras comandadas por William Walker ante la pretensión de apoderarse de ese país y catapultarse para la ocupación centroamericana. El sujeto del video quizás lanza cuarzos como protectores ante las posturas filibusteras en nuestras memoria de pugnas hegemónicas y tensiones por el poder, como puede ser hoy en día el mercantilismo y sus sofisticadas tácticas de dominación.

Fredman Barahona, Torovenado. Foto cortesía de Adrede/Espira.  

“Torovenado”
Otra de las piezas expuestas, en este caso de Fredman Barahona, “Devenir Torovenado” es el video de una especie de carnaval, donde el trasvestido interactúa con la población; nos refiere a un desfile que parte de Monimbó –sufrida pero emblemática barriada durante la guerra popular que derrocó al dictador, y que se dirige a la vecina ciudad de Masaya. Alberga el simbolismo liberatorio y unificador de los grupos homosexuales de ese país que encuentran en ese espacio y tiempo el gesto del ritual, festejo pero a su vez posicionamiento, tal vez similar al desfile del orgullo gay en otras ciudades del mundo.

Sin duda alguna la visita a Equilátero equilibró mis esfuerzos de trasladarme lejos de mi zona de confort, en tanto amplié mi propio registro sobre el arte joven contemporáneo de nuestra vecina Nicaragua, al tener conocimiento de los frutos de la formación e investigación que promueve Adrede y Espira –organismo cultural, educativo, no gubernamental. Lo visto es un arte donde existe poética, ludismo, pero también fiera crítica y posicionamiento político. El aporte de la curadora y su lucido texto es fundamental para comprender esas resonancias de un pasado “bombardeado” que regenera en un presente combativo, nada complaciente y que pone las reglas claras al juego.
  

0

diseñacr

Luis Fernando Quirós

Share

“El Mundo Ávila” en Miami

20.07.2015 | 09:31

La galería Farside de la ciudad de Miami (Estados Unidos), exhibe desde el 11 de julio y hasta el 30 de agosto 2015, la muestra El Mundo Ávila del pintor costarricense Ricardo Ávila, curada por el poeta y crítico de arte estadounidense Ricardo Pau Llosa. Desde sus inicios a mediados de la década de los años ochenta, este artista cultiva la pintura, el dibujo, las instalaciones, la intervención de objetos, creados desde su original estilo naíf, con metáforas que encienden desde sus entrañas, fuerza activadora que carga a su singular forma de creatividad.

 

“El Mundo Ávila” en MiamiRicardo Ávila. Reinterpretación de la capilla Sixtina de Miguel Ángel, 2007. Acrílico sobre tela. 55 ¾ x 66 pulgadas. 

“El Mundo Ávila” sin ser una exposición retrospectiva, el curador se propuso mostrar la variedad de sus líneas de trabajo: observaciones a la naturaleza, reinterpretaciones de grandes maestros de la historia del arte, pero sobre todo en dicho “mundo” está presente la ciudad, con la cual ensaya las vivencias de su propia existencia -con sus angustias o alegrías-, y aquellos pasos con los cuales él descubrió la poética de su lenguaje y conquistó importantes territorios para el su arte.

Cangrejos y Tortugas, 2007. Acrílico sobre tela. 29 x 25 pulgadas. 

Dicho arte y en especial su pintura está presente en importantes colecciones, entre otras la de Gina Gallery –Israel-; Colección Mas –Francia-; Museo Snite de la Universidad de Notre Dame y Museo de Denver, Colorado, Estados Unidos-, está en el Museo de Arte Costarricense, Museo Teorética, Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, entre otras. En el presente 2015 exhibió “Observador Urbano” en el Museo de Arte Costarricense, muestra memorable en tanto por primera vez exhibe de manera individual en un museo. Además, expone en la muestra “Arte Naife de las Tres Américas”, Museo de Arte Naive de la Costa Azul en Francia. En 2003 expuso en la Tercera Bienarte, de ahí fue seleccionado para la Bienal Centroamericana 2004 que en esa ocasión se realizó en el Museo de Arte Contemporáneo de Panamá. Distinguido con el Premio Nacional de Pintura Aquileo Echeverría por su muestra “Ciudades 2012”, Galería Nacional en San José, Costa Rica.

Sin Título, (Torre Eiffel, León de Venecia, Estatua de la Libertad, Reloj de la Torre del Big Ben), 2011. Acuarela sobre papel (1/2 x 11 pulgadas. 

FARSIDE –dirigida por el Doctor Arturo Mosquera, además de albergar “El Mundo Ávila” publicó un importante catálogo con textos del curador en inglés y español, fotografías a todo color de cada una de las piezas exhibidas y otros rigores propios de ese carácter editorial. Pau Llosa, en su exquisito ensayo, explica las fortalezas y complejidades del arte y mundo del pintor, teoriza sobre la manera en que el artista elabora las metáforas que tanto nos sorprenden y empoderan, así como otras figuras de la creación que enriquecen su singular lenguaje:

“El Mundo Avila, como todo sistema unificado, reta la coherencia con el azar, y vice versa. Su primordial enfoque temático, más que la ciudad propiamente, son las normas y pautas que nos apresan y a su vez liberan en las redes de la vida social. Los colores estridentes de la vida urbana contemporánea, alentada por el comercio, nos sobrecogen, como también lo hacen los patrones que, a primera vista, parecen imposibles de reconciliar. Los autos y sus reflejos en las pistas mojadas se alinean como dientes apretados. Casas, edificios, y calles transitadas se entrelazan para formar tapices de formas intrincadas”.

Ciudad y el Juego, 2012. Acrílico sobre tela. 47 ¾ x 35 1/2. Pulgadas. 

Y es que –como lo capta el curador Pau Llosa-, la ciudad impresiona fuertemente al artista, es un punto de atracción y/o repulsión, nos atrapa a los espectadores quienes atentos apreciamos la composición del cuadro, lo seguimos en cada pieza, en cada interpretación de ese tramado de convivencias que mutan constantemente en esa urbe contemporánea.

“El edificio moderno –prosigue el curador-, se dobla y gira como las ramas de un árbol, y ambos referentes a menudo se funden en uno. Desde cada ventana una cara, como las de una tira cómica, nos mira directamente asegurando así el impulso universal a observar y atestiguar. Rara es la pintura en la que una figura humana representada no mire directamente al espectador”.

Ciudad Circular, 2012. Acrílico sobre tela. 47 ¾ x 35 1/2. Pulgadas. 


La Costa Azul, Francia, 2014. Acrílico sobre tela. 48 x 42 pulgadas.

La obra de este gran artista centroamericano nos sume en la reflexión, nos mueve a interrogarnos sobre los significados y delante de los cuales nos sentimos inquietos por lo que en apariencia es algarabía fiestera pero por debajo engulle la paradoja que desestabiliza, pues también existe su dosis de crítica la cual nos hace apreciar a las urbes como pantallas mediáticas atizadas por el comercio y las estrategias del mercado, otra forma de dominación y pugnas de poder que es capaz de concientizar el arte de nuestros días. Ese rasgo se debe a la profunda necesidad del pintor, de Ricardo Ávila, de entablar comunicación, son como un grito de auxilio ante tanta estrechez, pero por otro lado demostrar al mundo sus talentos ayer cercenados por aquellas condiciones y vivencias de su pasado hostil, cuando deambuló por las ciudades buscando un gesto de esperanza y bondad. El ensayista agrega a este aspecto:

“En una paradoja iluminadora—de muchas que hay en su obra— Ávila perfila la inescapable soledad de nuestra condición, aun en un mar reverberante de observadores aparentemente atentos, e inclusive cómplices, de la manera en que los imaginamos y, por ende, los hacemos reales. A su vez, las reglas de la existencia en sociedad, en las metáforas de edificios y calles, se solidifican en círculos, vértices, y grupos de células. En algunas obras, la ciudad se convierte en una corona floral suspendida en el aire; a través de los espacios abiertos de sus parques y plazas, como roturas en una bandera, vemos el cielo. Es como si la reflexión de nubes que vemos en nuestras fuentes, estanques, y charcos urbanos conllevara la mente imaginativa y su contexto urbano hacia un cielo idealizado. La ciudad, y no la naturaleza, es la musa de Ávila—variable, tramposa, reverenciada, elevante, degradante”.

Carros amelcochados, 2015. Acrílico sobre tela. 47 ¾ x 35 1/2. Pulgadas. 

En otra zona de la exposición, Ávila suma -a esta percepción que advierte el curador- las reinterpretaciones de las pinturas de Miguel Ángel, Rubens, mostradas en la propuesta con gran desenfado y gracia propia de su estilo y técnica; lo hace con un ludismo muy genuino. También se exhibe una pieza muy singular con cangrejos y tortugas, como para no olvidar el lugar de procedencia y niñez allá en la zona del Caribe Costarricense. Son en suma hermosas esas recreaciones de la costa con las criaturas y repastos marinos y aguas de intensa cromaticidad, aparecen en una serie anterior a las ciudades, y en murales pintados en hoteles, escuelas, bibliotecas en distintos puntos del país.

Torre de Miami, 2015. Acrílico sobre tela, 55 ¾ x 31 pulgadas. 

Otro momento intenso de la exposición en FARSIDE, corresponde al resumen expuesto de su cuaderno de bocetos con visiones pintadas en 2011, con la provocación que para él representó el año 2012, cuando tanto se dijo de los Mayas y el final del mundo: edificios encorvados, derretidos, la Torre Eiffel, la Estatua de la Libertad de Nueva York, el León de Venecia, el Reloj del Big Ben, entre otras visiones, se volcaron hacia abajo como afectado por una hecatombe. Por fortuna no sucedió nada de aquella predicción mundial producto de la finalización de un período del tiempo para los mayas, pero fue un punto de inflexión para muchos artistas, dicha percepción prevalece en la pintura de Ávila, precognición quizás de esta crisis actual que aun no nos abandona y cuyos estertores se advierten en las manifestaciones del terrorismo islámico, de la crisis en la cuna de la cultura occidental, de los desastres por las afectaciones a la ecología del planeta, y otros provocadores que también encienden la reflexión del mundo del artista.

El Gran Hotel en Coral Gables, 2015. Acrílico sobre tela 41 ½ x 31 ¾ pulgadas. 

Tal vez para terminar con este comentario, pienso en lo que vendrá y en el significado que implica la realización y producción de esta muestra para Ricardo Ávila, pero también en el trabajo y tesón puesto por el curador, el galerista y el grupo de artistas que lo apoyó allá en Miami, todo fue posible porque ellos creen en su arte, y buscan abrirle más cauces para que fluya esa intensa y abundante forma de creatividad.

0

diseñacr

Luis Fernando Quirós

Share
Experimenta_planet es una red colaborativa de empresas que apuestan por compartir estrategias y generar valor añadido para sus proyectos y sus experiencias. Una red formada por firmas de reconocido prestigio que consideran el diseño y la calidad como valores irrenunciables de su actividad y la colaboración cómo la mejor respuesta a las presiones del mercado.

Nuestros Blogs

Fashion
Diseño, investigación e innovación para la Sostenibilid
Verböten, un blog de arte
Experimenta, cultura del proyecto e innovación creativa

Experimenta tv

See video
Bisdixit, el proyecto gráfico de Experimenta 67/68
05.03.2015
See video
Lavernia & Cienfuegos
26.11.2014
See video
¡En la cocina con Lavernia & Cienfuegos y Experimenta!
09.09.2014

Lo más visto

Lanna Factory, la máquina de Thinkk Studio para fabricar lámparas de algodón
01.07.2015
Nendo desarrolla el packaging de los plátanos ecológicos Shiawase Banana
17.07.2015
Look Closer, de Character para San Francisco Design Week 2015
29.07.2015