Exhibición de productos de diseñadores costarricenses indentificados como TWO-Mundos, en la galería ReGeneration Furniture de la ciudad de Nueva York, curada por Gabriela Valenzuela-Hirsch.

Two-Mundos, Diseño de Costa Rica en Nueva York

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Two-Mundos, en la galería ReGeneration Furniture

Exhibición de productos de diseñadores costarricenses indentificados como “Two-Mundos”, en la galería ReGeneration Furniture de la ciudad de Nueva York, curada por Gabriela Valenzuela-Hirsch.
Quien es diseñador(a) sabe ubicarse entre dos ámbitos (Dos Mun-dos) del proyecto creativo en tanto el título de la exhibición aprecia el sentido de dualidad: en tanto es artista, precogniza la luminosidad donde estará inmerso el futuro objeto y preverá las miradas que se posen en una silla, una lámpara, una cerámica, un textil, un vestido, un abrigo; elevará dicho sentido cargándole de “calidad”, la cual afecta también al espacio o entorno de la muestra, envolviéndolo con la poética propia, aquello que buscó en el boceto o modelo, que conceptualizó, y le impregnará de sus palabras o lenguaje, acentos, consonancias o disonancias; aquello que imprime esa carga de emocionalidad al orientar al producto a marcar la diferencia.

Pero en tanto el diseñador(a) es también un conocedor de los materiales y técnicas de elaboración -la componente de ingeniería del proceso-, sabrá madurar sus ideas imprimiéndoles rigor, racionalidad, pero sin perder la oportunidad de catapultarlas al plano simbólico, mediado por una escala de valores con que hoy en día se mide la gracia de comunicar -con tal lenguaje-, al producto en su singular función de acrecentar la vida: hacer memorables los momentos y estancia en esos sitios de encuentro mediados por los objetos.

Colección "Two-Mundos". Fotografía de Nicole Horton, cortesía de ReGeneration.
Colección “Two-Mundos”. Fotografía de Nicole Horton, cortesía de ReGeneration.

La colección Two-Mundos

Luego de definir la anterior premisa del diseño, diría que el espacio ReGeneration Furniture de la ciudad de Nueva York en el cual exhibe el colectivo de artistas-diseñadores costarricenses dirigidos y curado por la experimentada Gabriela Valenzuela Hirsch, además de Laura Valenzuela encargada de aportar concepto, dirección artística, creación del branding y ejecución de las diferentes partes del proyecto y ejecución de la muestra (exhibición) en la ciudad de Nueva York. Tal y como aprecian en el brochure de la exhibición: “combinan las sensaciones del diseño contemporáneo entre el sofisticado mundo urbano de la vida cotidiana actual, con el mundo sensual del paraíso natural de donde provienen: Costa Rica”.

Definen con tan singular tonificador, esa confrontación entre lo urbano y la naturaleza para definir el paisaje, la actuación y entorno donde se valorará el objeto. El grupo de diseñadores en distintas especialidades crearon esta nueva línea de productos que regenera dicho espacio donde quien lo adquiera, afecte creativamente su propio sitio de convivencia, impregnándole signos de bienestar y estética –noción conceptual y técnica puesta en el proyecto por quien lo creó-, pero expresando además la proveniencia de esos materiales tan cercanos a su práctica creativa, y con ello exportar a los centros hegemónicos su luz, sus texturas, sus sabores, sus timbres, y otros rasgos e identidad de la cultura que les origina. Tal y como apreció Gabriele Belli al referirse al teatro plástico de Gilver Clavel: se cruzarán entre sí imprevistas conjunciones. Lo lejano parecerá encontrar la cercanía, la unidad del igual estará en armonía con la disonancia del contrario. (Belli 1988)

Colección "Two-Mundos". Fotografía de Nicole Horton, cortesía de ReGeneration.
Colección “Two-Mundos”. Fotografía de Nicole Horton, cortesía de ReGeneration.

Diseñadores costarricenses

La forjadora del grupo es una reconocida creadora de productos de base artesanal, únicos, o de bajas series de fabricación, que gracias a su fuerte visión del diseño de estos tiempos, carga de dicho sentido de propiedad a sus productos, distinguidos en la faja costera de Guanacaste desde hace dos décadas cuando estableció en Playa Tamarindo su marca “Heartwood”, y conforma el par creativo y crítico con Laura Valenzuela, fundadora de “ten-DN”, una compañía de “branding” experimental. De esta manera emprenden el esfuerzo colaborativo de presentar cerámicas, pinturas, esculturas, muebles, lámparas y los textiles de Valenzuela-Hirsch, Oscar Ruiz Schmidt, Muriel Haerens, Bárbara Cuevas Víquez, María José Núñez, Viviana Araya Gamboa, Mariela Salazar Várgas, Bernadette Prada, Dimay Valenzuela y Esteban Cardona de “Artes y Oficios”, además de Andréa Raffo, en un medio de tantas exigencias de lo que posee calidad como es esa ciudad capital de los grandes eventos artísticos y del diseño mundial en la actualidad.

Colección "Two-Mundos". Fotografía de Nicole Horton, cortesía de ReGeneration.
Colección “Two-Mundos”. Fotografía de Nicole Horton, cortesía de ReGeneration.
Colección "Two-Mundos". Fotografía de Nicole Horton, cortesía de ReGeneration.
Colección “Two-Mundos”. Fotografía de Nicole Horton, cortesía de ReGeneration.
Colección "Two-Mundos". Fotografía de Nicole Horton, cortesía de ReGeneration.
Colección “Two-Mundos”. Fotografía de Nicole Horton, cortesía de ReGeneration.

Talento de diseñadora

Valenzuela-Hirsch, de origen costarricense, pero ciudadana del mundo, “chamana” del universo del objeto, me ancla, ya me referí a ella en una extensa entrevista que publiqué en este blog de la revista española de arquitectura y diseño Experimenta Magazine en el año 2012. Talento fundamental e idóneo para empujar al grupo hacia esas competencias donde solo con originalidad y creatividad se abren puertas en las tácticas de un mercado tan seductor pero igualmente exigente.

v
Colección “Two-Mundos”. Fotografía de Nicole Horton, cortesía de ReGeneration.

Para el éxito de un proyecto expositivo es fundamental la comunicación de las bondades del producto expuesto, la curaduría y museografía, pero también la excelencia en las imágenes, apreciable en las fotografías de Nicole Horton, quien considera los valores de luminosidad de acuerdo a la forma, material y lenguaje del objeto, los capta con riqueza de detalles.

Colección "Two-Mundos". Fotografía de Nicole Horton, cortesía de ReGeneration.
Colección “Two-Mundos”. Fotografía de Nicole Horton, cortesía de ReGeneration.

Reconozco a algunos de los participantes además de Valenzuela-Hirsch, ellos son Oscar Ruiz Schmidt, de Obra Gris es un destacado diseñador de moda en el medio local, he apreciado sus piezas en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo de San José; María José Núñez, de origen salvadoreña, ella es graduada y profesora de la escuela de Diseño de Productos de la Universidad VÉRITAS, creadora de hermosas superficies en cuero que utiliza como alfombras y cobertores para lámparas o para muebles. Los tres son asiduos representantes del diseño local en la Bienal Iberoamericana de Diseño de Madrid, por lo que esta nueva inserción en la territorialidad del diseño internacional complace y nos colma de esperanzas al conquistar nuevos tiempos para el diseño local.

Colofón de cierre

Recapitulando diría que cada uno de estos objetos exhibidos se convierte en una marca cuyo signo es portador de la identidad del producto, de su forma y caracteres que impregnó su diseñador en el momento de –tal y como se dijo-, tener entre sus manos esos trozos de madera, bejucos, arcillas, telas, pieles, piedras, y acariciarlos con su visión de conocedor o “catador de belleza”, es quien termina encontrando dicha noción de belleza donde quiera: En una mancha, un determinado grosor, lisura o rasgadura o incluso hasta accidente del cuerpo físico de la materia, betas u otros jaspes de esas maderas del trópico, fueron motivación para impregnar de memoria al producto, proyectarlo a la sensibilidad del futuro usuario, alguien quien sabe rastrear i conducir esa lectura, la razona, la analiza, la verbaliza, la asimila –pues de todo acto de apreciar un producto de diseño habrá aprendizaje-, hasta advertir el impulso que desencadena factores como evocación, sensualidad, vigor o fuerza de aquella cultura que representa y una abundante naturaleza de donde emerge; todo esto está implícito en el nombre del grupo: “Two-Mundos”, y título de lo expuesto en el espacio de una nueva “regeneración”.

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *