Blog de Luis Fernando Quirós

diseñacr
Diseñacr, actualidad del diseño en Costa Rica, pretende abrir una ventana de actualidad para el diseño en Costa Rica, motivar la cultura del producto y ... [+]

Francesco Bracci: vivencias urbanas

16.05.2014 | 17:52

La necesidad de regenerar la cultura urbana y atraer al habitante para que vivencie los espacios públicos y/o privados de su ciudad, utilizando materiales que provengan de lo que él mismo uso, e incluso, en casos extremos hasta abandonó en algún ángulo de la ciudad, mueve a Francesco Bracci, arquitecto y artista contemporáneo, a proponer sus intervenciones a la ciudad, y disponer delante de la mirada del transeúnte, un signo de reflexión que lo detenga e interiorice y concientice su rol en esta sociedad de consumo productora de enormes cantidades de desperdicios, que Bracci utiliza creativamente en sus estructuras transformados en estética propiciadora de ámbitos de intensidad humana, territorios de encuentro con sí mismo ante la fuerza emotiva de la vida urbana actual.

Con estas motivaciones me acerqué a este joven creador quien en abril pasado propuso una intervención en la Plaza de las Garantías Sociales de San José, titulada “Cauchópolis”, como parte del Festival Internacional de las Artes FIA 2014, para adentrar en el significado de sus proyectos que intentan transformar actitudes generando sensaciones de naturaleza perceptiva, lúdicas, estructuras con materiales de desecho, las cuales colocan un espejo delante del usuario y lo afectan.

El pulmón urbano, Espacio de La Aduana, 2012, y El misíl, Avenida Central, San José 2013. Fotos cortesía de F. Bracci. 

LFQ: ¿Qué tanto te interesa la intervención urbana?
Francesco Bracci:
Hoy en día, la intervención urbana es el campo en donde más me interesa trabajar. Me gusta el reto que plantea el espacio público ya que en él confluyen gran cantidad de factores que inciden plenamente en el proceso y resultado final de la obra. Ningún espacio cuenta con las mismas características espaciales, físicas, ambientales y sociales que otro, y éstos factores son determinantes tanto en la concepción misma del proyecto como en la receptividad que pueda tener el público ante la propuesta, no es lo mismo trabajar en Siquirres (provincia caribeña de Limón), en donde hay particularidades climáticas y sociales completamente distintas a las que podemos encontrar en la ciudad de San José y en definitiva eso debería de verse reflejado en el resultado final de la propuesta.
En mi caso, como estudié arquitectura, encuentro una afinidad particular en el enfoque que puede existir a la hora de desarrollar una propuesta arquitectónica, con respecto a la forma de abordar una intervención en un espacio público.

LFQ: ¿Cómo la defines? ¿Qué rasgos particulares te interesan, materiales, estructurales, espaciales?, ¿qué buscas decir con ellos?
FB:
La defino como un mecanismo capaz de activar espacios. Esta activación no solo puede darse a nivel físico a través de una propuesta que se emplace en un sitio definido, sino también a nivel de acción. Creo que cualquier elemento o situación que logre romper la cotidianidad de un sitio, o modificar la concepción que el espectador tenga de su entorno inmediato, puede considerarse como una intervención urbana.

Células de consumo, La Aduana 2010. Fotos cortesía de F. Bracci. 

LFQ: ¿De qué manera te convenciste acerca del reutilización de materiales y considerar una postura que tiene que ver también con la sostenibilidad?
FB:
La escogencia del material a la hora de realizar un proyecto de éste tipo me parece vital. En el 2006 realicé mi primer proyecto en el espacio público en el Parque Metropolitano La Sabana, y en ese momento había utilizado materia prima virgen comprada en ferretería: más de 800 metros de manguera plástica. Ésta propuesta solo estuvo dos semanas expuesta durante el FIA de ese año, y una vez que la desarmé, me di cuenta que todo ese material se había convertido en desecho sin ningún otro fin más que ser reciclado. Así que éste fue el punto de giro más importante dentro de mi proceso, y posteriormente, porque no decirlo, llega a convertirse también en una especie de obsesión, saber de donde viene el material y para donde va luego. Yo creo que la valoración del material a utilizar debe tener una referencia directa no solo al concepto detrás de la obra, sino a la durabilidad o permanencia de la misma en el espacio.

LFQ: A estas alturas de tus experiencias en este campo, que no son nada pocas, ¿qué desprendes?, ¿observas algún carácter particular en tu trabajo?
FB:
Me interesa la generación de Prototipos Urbanos, los cuales en su mayoría nacen a partir de la reproducción, multiplicación y ensamblaje de un mismo módulo un número determinado de veces, me gusta denominarlos Organismos artificiales, porque de cierta forma el módulo cumple la función de célula o elemento generador de forma, también vemos la necesidad de un esqueleto capaz de darle rigidez a la estructura, cubierto finalmente por ésta piel compuesta por una matriz de elementos modulares.

Tsunami plástico, La Sabana, 2008 y Kaja de cajas, La Aduana, 2010. Fotos cortesía de F. Bracci. 

LFQ: ¿Encuentras algún signo o carácter recurrente en tu investigación?
FB:
Hay tres enfoques distintos que he buscado con los proyectos:
- Uno en donde básicamente exploro las cualidades físicas y estructurales de los materiales de desecho, para saber de que forma pueden ser utilizados en el espacio público, la meta en éstos es generar interacción y nuevas interrelaciones en los espacios, acercando a la gente a la propuesta para que formen parte activa de la misma y no solo tengan un rol pasivo como espectadores. También me interesa a la vez proponer un sistema constructivo versátil en donde las personas involucradas tanto en el proceso como aquel que interactuó con la obra, pueda tomar éstos sistemas generados y aplicarlo a sus propias necesidades.
- Hay otro tipo de proyectos que tienen un carácter totalmente distinto, ya que su función principal no es lúdica, ni buscan la interacción directa entre el usuario y la obra, más bien actúan como una vitrina que quiere poner en evidencia ciertas problemáticas que pueden resultar confusas y pasar desapercibidas por gran parte de la población. Es tomar estadísticas, datos y materializarlos para que puedan tener una lectura más clara. Su función principal es generar “discomfort” en las clases políticas y en las grandes corporaciones como forma de presión y para solicitar una revisión de las políticas actuales en cuanto a temas relevantes en el desarrollo urbano.
- Y un tercer enfoque son los que denomino: Generadores de Sombra, que nos plantean la siguiente problemática: Que pasaría si el crecimiento Urbano continua de forma tan acelerada y sin control, que tengamos que inventarnos lo que ya tenemos gratuitamente en el entorno natural, como es la sombra. Aquí exploro con distintos prototipos ubicados en diversos espacios urbanos.

El Guanacaste de lata, Parque de La Libertdad, 2010. Fotos cortesía de F. Bracci. 

LFQ: ¿Cuándo y dónde?, o ¿en qué momentos y en qué lugares deseas usarlos?
FB:
No tengo una predilección en particular para realizar los proyectos (a no ser que se necesite tener una muy alta exposición para difundir alguna idea en específico, como fue en el caso del Misíl Plástico en donde era fundamental poder colocarlo justo en la Avenida Central), realmente me interesa poder trabajar en la mayor cantidad y diversidad de contextos posibles. Con respecto a tiempos, sería ideal poder armar los proyectos en verano, porque dado a que hay que trabajar usualmente al aire libre, en sitios en donde no hay posibilidad de tener control sobre los elementos, usualmente factores como el viento, la lluvia, el sol, etc, pueden complicar mucho el proceso de montaje. Pero bueno como eso casi nunca es posible de establecer, hay que tratar de constantemente adaptarse a las condiciones climáticas imperantes en el momento y en el lugar.

Cauchópolis, FIA 2014, Plaza de las Garantías Sociales. Fotos cortesía de F. Bracci. 

LFQ: ¿Cómo defines esa carga de emociones que agrega el material y que afecta al habitante urbano, al transeúnte, en este caso sirviéndote de las llantas en desuso?
FB:
Usualmente los materiales con los que trabajo forman parte de la cultura de consumo y esto logra que exista una empatía entre el usuario y la obra, ya que no es un elemento ajeno a él, con el cual puede llegar a sentirse identificado. En el caso específico de la llanta de desecho, gran parte de la población es consciente de esta problemática, así que mucha gente de primera entrada logró ver las posibilidades funcionales a nivel de ingeniería y arquitectura que podría tener la llanta, incluso querían informarse acerca del sistema constructivo utilizado para construir ellos sus propios muros de retención en sus terrenos, otros llegaron a percibirlo como el Templo del Dengue, ya que siempre han visto a este material como un elemento sin ningún otro fin más que como un criadero de insectos, mientras que los niños llegaron a apropiarse del espacio y lo tomaron como un sitio de interacción, usaron las paredes de llantas para escalarlas y funcionó en general como un espacio de juego: Otros artistas lo tomaron como una plataforma física, una intervención urbana que a la vez podía llegar a ser intervenida. En definitiva esto es lo que vuelve a este trabajo apasionante: esa multiplicidad de lecturas que pude tener un mismo proyecto.

Cauchópolis, FIA 2014, Plaza de las Garantías Sociales. Fotos cortesía de F. Bracci. 

LFQ: Tus propuestas observan el sitio, ¿qué esperas que sienta o advierta el usuario?
FB:
El espacio plantea una serie de parámetros a seguir pero depende del enfoque este tema puede tratarse de dos formas: O la propuesta busca romper con la linealidad y trasgredir el espacio, o puede buscar armonizar y jugar con los ejes que lo componen, respetar el tránsito y la fluidez espacial. Al final dependerá mucho de éste factor, la forma en como se emplaza un proyecto en el lugar y como consecuentemente la gente llegue a percibirlo.

¿Cuál, en particular, has sentido mayor logro?, y, si pudieras volver a producirla ¿qué cambiarías en ella?
FB:
Probablemente los que mas me han costado de montar, uno los podría considerar como los mayores logros, pero aún así recuerdo que al principio había que trabajar con las uñas para poder hacer un proyecto ya que nunca había presupuesto, y todo se lograba gracias a las alianzas, ayudas de los amigos y básicamente el aporte de la gente que se iba sumando al proyecto. Uno de los que recuerdo con más cariño es Marea Plástica, que fue un trabajo de más de 8 meses donde participaron más de 800 personas y en donde nadie gano un peso, todos se apuntaron por que creyeron en el proyecto.
¿Qué cambiaría de éste proyecto? Es el consultarle a todo el mundo por soluciones, ya que con los años me he dado cuenta que a veces las mejores soluciones vienen de los lugares menos esperados y esas ideas suman obtener un buen resultado final.

Cauchópolis, FIA 2014, Plaza de las Garantías Sociales. Fotos cortesía de F. Bracci. 

LFQ: ¿Qué te motiva a plantear este carácter de proyectos creativos?
FB:
Cuando estoy en las últimas dos semanas de montaje siempre me pregunto el porque me meto siempre en tantos enredos y juro tomarme un tiempo para aclarar la mente luego de terminar, pero no pasan ni dos semanas después cuando me doy cuenta que estoy viendo a ver como hago para enredarme de nuevo. Así que no sé, se ha convertido casi en una necesidad, hay un impulso que me hace estar siempre en una constante búsqueda.

LFQ: ¿Qué aspectos te desmotivan en el momento de realizarlos?
FB:
Usualmente no hay mucho tiempo para desmotivarse durante el montaje, ya que en todo momento hay que estar abierto a los cambios de última hora, es vital ser flexible y aprender a acomodarse a los factores externos y no desmoralizarse porque se tuvo que hacer un cambio drástico en el último momento. Con lo que si siempre hay que lidiar es con un alto grado de incertidumbre, ya que la mayoría de las veces, el proyecto es una apuesta, uno asume que el material, el entorno y el público se va a comportar de cierta forma pero nunca es una garantía de que realmente las cosas saldrán de esa manera.

Cauchópolis, FIA 2014, Plaza de las Garantías Sociales. Fotos cortesía de F. Bracci. 

LFQ: Para concluir con este acercamiento a Francesco Bracci, me motiva reflexionar sobre lo que permanece como aprendizaje, en nosotros como individuos críticos, pero que también puede que se proyecte al usuario, al ciudadano quien interactúa con la intervención. Debemos aprender de todas esas experiencias incluso cuando son incómodas y en tanto no se sabe cómo pude terminar de afectar la propuesta, ¿qué te queda de esas experiencias tan intensas?
FB: También he aprendido a no desmotivarme cuando la gente “sobre interactúa” con la pieza, hasta el punto de que varias de las intervenciones las han llegado a destruir por completo. Bueno a partir de estas vivencias trato de adelantarme lo más que puedo a los eventos que pueden suceder, aún así siempre hay un rango muy grande de cosas que uno ni le pasan por la mente que la gente puede hacer, pero esto siempre va a ser uno más de los factores claves cuando se trabaja en el espacio público: el clima, el público y la incertidumbre siempre van a formar parte de ese conjunto.

 

 

  

0

diseñacr

Luis Fernando Quirós

Share

Rina Rodas: Diseño en Nicaragua

06.05.2014 | 19:00

Las escuelas de diseño en el istmo centroamericano se abrieron en los años iniciales de la década de los ochentas del siglo pasado, y sus cuerpos docentes se formaron en México, Sur América, Europa o Estados Unidos. Nicaragua no fue la excepción, la escuela de Diseño Industrial -en tiempos iniciales-, se abrió bajo los aleros de la Universidad Politécnica; hoy en día alberga dos especialidades: Diseño de Productos y Diseño Gráfico, encabezadas por la Decana Máster Rina Rodas, con quien me motiva ahondar sobre los caracteres de identidad que distinguen a ese centro de formación universitaria, referente para el diseño de Nicaragua. Es importante esculcar las problemáticas que buscan resolver, las metodologías que impactaron a los frutos que hoy muestran, las tácticas o estrategias futuras para estar al día en materia de crecimiento docente, percatarnos de qué manera reflexionan sobre el acontecer, para forjar un pensamiento de diseño con matices de propiedad y arraigo.

Escuela Diseño de Productos UPOLI, asiento resorte. Fotografía cortesía de Diseño/UPOLI

LFQ: ¿Qué estímulos necesita el diseño nicaragüense para su real desarrollo?
Rina Rodas:
Entrar en contacto con diseñadores y conocer las experiencias profesionales de otros países. Propiciamos que nuestros estudiantes interactúen en otros ámbitos para comprender mejor el mundo del diseño, erradicar sus miedos y elevar su estima propia; catapultarlos para que alcancen presencia en las bienales internacionales, como la BID Madrid. Todo esto debería contribuir a tener un producto que satisfaga las necesidades de lo local, y esa motivación los impulse a afrontar los retos en lo global.

LFQ: ¿Cuáles son los frutos que se pueden palpar en estos treinta y dos años de UPOLI/Diseño?
RR:
Quizás el mayor fruto es ver a nuestros graduados incursionar en las diversas especialidades: diseño textil, artesanal, marroquinería (cuero), cerámica, madera, metales, mobiliario, todos con una visión muy clara de identidad y el valor de la cultura.


Tamara García / Larry Velásquez (Mobiliario Clínico). Tercer Año Diseño de Productos.           Foto cortesía Diseño/UPOLI.

LFQ: ¿Puede, el factor cultural, volverse un activador para la valorización y comercialización de los productos con sello de producidos en Nicaragua?
RR:
El factor cultural, tiene muchos atractivos, son caracteres aplicables a la práctica del diseño. Hay diseñadores trabajando en el sector artesanal cuyos productos son portadores de rasgos de identidad nicaragüense. El Grupo Mano Alternativa –por ejemplo-, estudian detalles morfológicos de la arquitectura colonial aplicándolos a los productos en madera que ambientan y son un punto de atracción preferidos por turistas extranjeros que llegan a la ciudad de Granada. Ellos tienen sus espacios de trabajo en Granada y de esa manera buscan ampliar dicha oferta, incrementando las posibilidades de arraigo, no solo para el turista que nos visita sino incluso para el nacional quien descubre sus emociones en esos productos.

LFQ ¿Cómo definen las estrategias de crecimiento?
RR:
Hasta hace poco, eran sólo parte de los planes de la Facultad, a través de la vinculación con las pequeñas empresas, focalizándonos en las áreas más fuertes de las manufacturas nicaragüenses y en colaboración con las Mipymes. Pero a partir de este año, retomamos el Plan Nacional de Desarrollo Humano del Gobierno Central, y en conjunto con otras universidades vamos a responder a las líneas de investigación que de él derivan.
Estamos proyectando las líneas de investigación de los próximos cinco o diez años, lo que plantea asumir retos como la innovación y cómo generar patentes o modelos de utilidad. En este aspecto trabajamos conjuntamente con los planes del CONICIT, el CNU y la empresa privada.


Elba Hernández / Karen Arvizú. (Mobiliario escolar).Diseño de Productos. Foto cortesía Diseño/UPOLI

LFQ: ¿En qué otros aspectos estructurales trabaja la Facultad de Diseño?
RR:
Estamos redefiniendo el plan de estudio de la carrera de Diseño de Productos y Diseño Gráfico.

LFQ: ¿Qué caracteres les interesa, en particular, de la investigación en diseño?
RR:
La investigación es el proceso que permite al diseñador generar información para apoyar el proceso creativo que genera el producto. No se puede diseñar, sin tener información confiable que pueda pasar el proceso de validación. Es importante que docentes, graduados y actuales estudiantes reconozcan los métodos científicos para aportar al diseño, en tanto proyecta confiabilidad ante el sector empresarial.

Chesley Gómez. (Estante). Diseño de Productos. Foto cortesía Diseño/UPOLI 

LFQ: ¿Dónde se investiga?
RR:
Los estudios se generan en el contexto mismo donde está situado el producto, de esa manera se plantean entrevistas al industrial, buscando observar los procesos permitiendo conocer las tecnologías de materiales e instaladas. Ellos deben salir a buscar información pertinente e idónea. La otra contraparte es la experimentación que se lleva a cabo en las aulas y laboratorios de esta universidad, asesorada por los docentes e investigadores.

LFQ: ¿Qué centra el Estado nicaragüense en todo este proceso?
RR:
Como referentes nacionales para el sector de las Mipymes, instituciones del estado, empresa privada, y algunas Ongs, tenemos muy buena relación con estos sectores, ellos buscan ayuda para que la escuela les genere nuevos productos. Como se dijo, Diseño Upoli es un referente para el diseño nacional y eso cuenta positivamente para fortalecer la relación con todos los sectores productivos y de servicio a nivel nacional.


Rosa Zamora. (Reutilización). Diseño de Productos. Foto cortesía Diseño/UPOLI 

FQ: ¿Cómo se costea la investigación?
RR:
Las instancias que solicitan el servicio de diseño se acercan a la escuela convencidos de que acá encontrarán el talento humano que les permitirá responder a sus necesidades. Respecto a la retribución económica, las empresas definen un monto para capacitación, para el uso de los talleres, gastos de materiales y transporte, se le pone valor a la asistencia técnica, pero el problema es que no se paga lo intelectual creativo, y ello incide en la estima del diseñador en el momento de hacer investigación.

LFQ: ¿Qué otros aspectos desmerecen el trabajo de los investigadores?
RR:
No se reconocen los derechos de autor, y el diseñador vive de un acto creativo, pero hace falta concientizar a la sociedad para que reconozca realmente lo que vale el trabajo intelectual y de carácter teórico que suma al proyecto.



Aura González (Tumbona).Diseño de Productos. Foto cortesía Diseño/UPOLI  

LFQ: Volvamos a las tendencias, ¿cuáles rasgos son observados al definir hacia dónde quieren dirigir el diseño de Nicaragua?
RR:
Lo global y lo local, son dos aspectos que no podemos separar, en tanto no podemos hacer diseño sin tomar en cuenta las tendencias internacionales y sin dejar de considerar nuestra idiosincrasia, cultura y contexto.

LFQ: Respecto a la absorción del diseñador en el mercado, ¿cuál es la realidad?
RR:
Mercado de trabajo, existe. El sector del diseñador gráfico es más reconocido, trabaja en editoriales, imprentas, diseño web, agencias de publicidad.
La situación del diseñador de productos no está tan claro todavía, ellos egresan con la convicción de montar su propio empresa, a nivel de Mipymes; crean sus propios productos, algunos incursionan el mercado de diseño de stands para ferias, diseño de empaques, diseño de moda, entre otros.

Pasarela en el marco del Congreso XIII de ALADI 2008. Fotografía cortesía de Diseño/UPOLI 

LFQ: ¿Qué nuevas áreas de actuación laboral vislumbran?
RR:
Hay diversidad de áreas de trabajo en gráfico y productos, por ejemplo el área de exhibidores para tiendas y ferias, es un espacio importante de trabajo en Nicaragua, carácter que nos obliga a pensar en nuevos productos y nuevos materiales. En el país tenemos empresas que traen nueva tecnología, ya no podemos pensar sólo en muebles de madera, sino en muebles de cartón resistentes y a mas bajo costo, trabajados con tecnología de punta.
Otra área laboral es la producción de videos animados, spot de tv, creación de páginas web, todo esto representa un reto para nosotros como universidad.

LFQ: Aunque los logros son oportunos, siempre prevalece algo que te incomoda o que no lograras resolver. ¿Qué te preocupa en la actualidad?
RR:
Alcanzar los posgrados y las maestrías, necesitamos empujar la formación posgraduada; somos referentes nacionales pero existe el reto constante de mejorar el nivel, prepararnos con doctorados en diseño, entrar en el ámbito de otras miradas y de otros países, conocer más de cerca el desarrollo del diseño en América del Sur, México y otros países e ir de la mano con la tecnología. Necesitamos desarrollar campos como el diseño digital, la animación digital, entre otras.

Máster Rina Rodas, Decana de Diseño UPOLI. Foto LFQ, 2014.

LFQ: ¿Cuál es la problemática que más te incomoda?
RR:
Hoy en día en Nicaragua hay cinco escuelas compitiendo entre sí la atracción de estudiantes y la graduación de profesionales del diseño gráfico, y una sola escuela formando diseñadores de productos, que es la nuestra, también hay otra en moda y una en diseño de interiores. Pienso que es hora de ayudarnos mutuamente para fortalecer la enseñanza del diseño y regular un poco la práctica profesional. Upoli, tiene 900 estudiantes en las dos carreras, pienso que el tener otras universidades interesadas en la enseñanza del diseño, en vez de ser una amenaza debe ser vista como una oportunidad para crecer, para fortalecer el ejercicio de la profesión. 

Esta entrevista a Rina Rodas la desarrollamos durante un encuentro realizado en la UPOLI, para celebrar el pasado 27 de Abril como Día Internacional del Diseño Gráfico, convocado por ICOGRADA desde 1993. La Escuela de Diseño me invitó a compartir una conferencia titulada “Miradas al Diseño Centroamericano”, un taller de encuadernación de libros y otro titulado “Lettering como práctica creativa” los cuales tuvieron gran audiencia por parte del sector estudiantil. Acercamiento provechoso en tanto me permitió profundizar esas observaciones que me interesan acerca del impacto que experimenta nuestro diseño regional y darlo a conocer a otras fronteras y comunidades profesionales.

  

0

diseñacr

Luis Fernando Quirós

Share

FIA/CR 2014: El ojo que te cuida-te del ojo

25.04.2014 | 09:17

Los eventos que alcanzaron mayor visibilidad en el recién pasado Festival Internacional de las Artes FIA/2014, fueron las múltiples intervenciones al espacio público en la ciudad de San José, entre estos “El ojo que te cuida-te del ojo” del artista Manuel Zumbado Retana y el arquitecto Elías Marín Lara. La propuesta irradia una zona de influencia visual con una estructura metálica y cañas de madera de bambú que elevan un par de pantallas “leds” con la figura del ojo, símbolo del poder desde inicios de siglo -y más allá-, de lo que se denominan las “sociedades observadas”, insumo conceptual evocador de Orwel, entre otros, o aquel fatídico signo del ojo en las historias del “Señor de los Anillos”.


Manuel Zumbado y Elias Marín. Intervención urbana FIA 2014. Foto cortesía de los autores.

“El ojo que te cuida y cuida-te del ojo” activa uno de los detonantes de la vida contemporánea ante la dominación tecnológica sobre las masas y otros mecanismos hegemónicos como las actuales redes sociales, el uso del dinero plástico, o los servicios de espionaje de que tanto se habla hoy en día; la propuesta nos catapulta a un espacio de confrontación donde internarnos a pensar en sí mismos ante el desafío de asumir nuestros actuales roles de convivencia urbana.
Esta angulosa estructura intervino el espacio de la plazoleta, una de las tantas sedes del FIA donde el arte dispuso de un signo que por semanas activó al transeúnte, quien merodea La Aduana o al utilizar el transporte público activó la reflexión de la trama existencial en esta compleja sociedad, donde todos, sin importar raza, credo o condición, somos un numeral solo visible en las pantallas de los monitores de quienes ostentan el poder, y en tanto nos comportemos como consumidores.

Manuel Zumbado, gráfica del proyecto.

Acerquémonos a Manuel Zumbado para extraer de sus palabras la clave para interpretar su intervención, presentada conjuntamente con el Arquitecto Elías Marín:
“El proyecto hace referencia a las condiciones por las cuales nuestro entorno de vida se ha denominado la sociedad del control, caracterizada por la omnipresencia de múltiples mecanismos destinados a la vigilancia en todos los espacios de la vida social.
Todo pasa por la mirada de la vigilancia, el sistema tiene la tendencia a establecer vigilancia sobre muerte, sexo, identidad, cuerpo, memoria, comunicación y verdad. La vigilancia es el discurso que pretende dar legitimidad al poder y se constituye al mismo tiempo en la herramienta para controlar las conductas que no se ajustan a las convenciones establecidas, con lo que se convierte en un instrumento perverso al servicio de la intolerancia moral, religiosa y política.
La vigilancia nos sale al encuentro en circuitos cerrados de televisión, videoporteros, cajeros automáticos, centros comerciales, bancos, escuelas, cárceles, hospitales, oficinas públicas y privadas, calles, plazas, carreteras, etc. transformando las relaciones sociales y llevando a la disolución del concepto de vida privada.
La estructura de la torre funciona como una metáfora que refiere a la estructura social que soporta al aparato de vigilancia que actúa sobre ella misma”.

Manuel Zumbado y Elias Marín. Intervención urbana FIA 2014. Foto cortesía de los autores. 


Manuel Zumbado y Elias Marín. Intervención urbana FIA 2014. Foto cortesía de los autores. 

Manuel Zumbado es un importante artista caracterizado por proponer a la ciudad esos signos confrontativos que buscan sacudirnos de la “modorra” existencial de ser uno más ante aquel objeto elevado por vectores y ejes direccionales que nos enfilan hacia el “muro autobiográfico”, donde estamos, como se dijo, en la medida de alimentar la información, y del acto de compartir -que es quizás el que a mi más me gusta en toda esta perspectiva, ante la realidad que toma gran parte de nuestro tiempo cotidiano para “ser” y “existir”, en esta sociedad de observadores y observados.

Uno de los proyectos de Manuel Zumbada, en el Instituto Goethe. Foto coprtesía del artista.

De Zumbado () se recuerdan las estructuras puente, como la construida en la escalinata del deaparecido Instituto Gohete en la entrada oriental de la ciudad, o en muestras en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo. La actual propuesta es una nueva “firma de autor” en el paisaje del costado oeste de La Aduana, sostenida por una estructura portante correctamente anclada al terreno de la plaza para desafiar a los espectadores del FIA a distinguir su rol dentro de lo que ellos denominan como mecanismos de vigilancia.

http://youtu.be/CRWEXFAqLFQ

http://youtu.be/gaCNRYV3rcQ
  

0

diseñacr

Luis Fernando Quirós

Share
Experimenta_planet es una red colaborativa de empresas que apuestan por compartir estrategias y generar valor añadido para sus proyectos y sus experiencias. Una red formada por firmas de reconocido prestigio que consideran el diseño y la calidad como valores irrenunciables de su actividad y la colaboración cómo la mejor respuesta a las presiones del mercado.

Nuestros Blogs

aXtemporal
Experimenta, cultura del proyecto e innovación creativa
Fashion
Nebulosa Conceptual / Conceptual Nebula
Tactelgraphics Studio

Experimenta tv

See video
¡En la cocina con Lavernia & Cienfuegos y Experimenta!
09.09.2014
See video
Experimenta ha vuelto al papel, ¡celébralo con nosotros!
02.09.2014
See video
Replic_Age 2014
01.07.2014

Lo más visto

Centro de Interpretación de la Resina por Óscar Ares Álvarez
27.10.2014
Plantation de Alicja Patanowska, diseño reciclado
05.11.2014
Segregation of joy, la silla biónica de Govert Flint
17.11.2014