MARCH_01a.jpg

La vanguardia aplicada: tipográfia y diseño gráfico, en la Fundación Juan March

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La exposición La vanguardia aplicada: tipografía y diseño gráfico (1890-1950), organizada por la Fundación Juan March, emprende un recorrido visual por el impacto de los ideales de las vanguardias históricas en los ámbitos de la propaganda política e ideológica, la publicidad y la prensa, la arquitectura, el diseño urbanístico y de interior, las exposiciones, el teatro, el cine y la fotografía.

 

Maqueta en tinta y gouache sobre papel "Alumno del Ejército Rojo, nº 8" (Natan Al'tman,1923). La vanguardia aplicada: tipografía y diseño gráfico (1890-1950), Fundación Juan March, 2012.

Antes de que en el siglo XVIII advinieran las estéticas modernas y, con ellas, la autonomía de las bellas artes, puede decirse que todo arte fue, originariamente, “diseño”; es decir, arte “aplicado” a una función. Más adelante, ciertos movimientos nacidos entre finales del XIX y principios del XX como la Secesión vienesa o el movimiento Arts and Crafts y, sobre todo, las vanguardias históricas, contribuyeron a acentuar la moderna autonomía del arte pero, también, a devolverlo de manera radical a todas las esferas de la vida, ésta vez para transformarla y configurarla desde el ideal de lo nuevo.

Cartel publicitario "El intransigente. El más Fuerte" (A.M. Cassandre, 1925). La vanguardia aplicada: tipografía y diseño gráfico (1890-1950), Fundación Juan March, 2012.

Cartel de la XXVI Exposición Secesionista (Ferdinand Andri, 1906). La vanguardia aplicada: tipografía y diseño gráfico (1890-1950), Fundación Juan March, 2012.

Los espacios en los que las vanguardias aplicaron sus ideales fueron todos los que constituyen la estructura de la vida en sociedad. Las vanguardias quisieron devolver el arte y su poder transformador al ámbito político y social, al mundo doméstico y al de la decoración, al libro y a la difusión de las ideas, de los que nunca había salido del todo, pero del que le habían alejado las estéticas y poéticas del arte puro, el esteticismo y el ideal de l’art pour l’art. Para aplicar sus ideales de transformación social, se sirvieron de todos los medios de representación, comunicación y difusión, tradicionalmente considerados secundarios: el cartel y el panfleto, el periódico y la revista, el libro, la imagen fotográfica, el fotomontaje y el cine. 

Litografía "Queso Gouda de excelencia" (Theo Van Doesburg, 1919). La vanguardia aplicada: tipografía y diseño gráfico (1890-1950), Fundación Juan March, 2012.

Cartel para "Exposición de forma sin ornamento" (Walter Käch, 1927). La vanguardia aplicada: tipografía y diseño gráfico (1890-1950), Fundación Juan March, 2012.

Gouache sobre terciopelo "La Novia desdudada por sus solteros, incluso" (Marcel Duchamp, 1934). La vanguardia aplicada: tipografía y diseño gráfico (1890-1905), Fundación Juan March, 2012.

Con casi 700 obras -entre diseños originales, fotomontajes, libros, revistas, carteles, postales, folletos, maquetas y bocetos- La vanguardia Aplicada: tipografía y diseño gráfico (1890-1950) muestra la fascinante historia visual del impacto de los ideales de las vanguardias desde sus antecedentes en la última década del siglo XIX y durante la primera mitad del siglo XX. En palabras de Manuel Fontán del Junco, director de exposiciones de la Fundación Juan March, "esta exposición pretende presentar una buena muestra de ejemplos de una manifestación del arte de las vanguardias históricas que suele relegarse a un segundo plano: la menos artística, en el sentido moderno de la palabra arte, y la más novedosa del legado vanguardista". 

Cubierta del libro "La nueva vivienda", de Bruno Taut (Johanes Molzahn). La vanguardia aplicada: tipografía y diseño gráfico (1890-1950), Fundación Juan March, 2012.

Cartel "Pequeña velada dadá" (Kur Schwitters y Theo Van Doesburg, 1922). La vanguardia aplicada: tipografía y diseño gráfico (1890-1950), Fundación Juan March, 2012.

Las obras de la muestra, que estará abierta al público hasta el 1 de julio, provienen de dos colecciones internacionales especializadas en diseño y tipografía de vanguardia: la del estadounidense Merrill C. Berman y la del santanderino José María Lafuente. La selección de las obras se ha realizado desde un acercamiento transversal al espíritu transformador de las vanguardias y en torno al eje constituido por la articulación de las formas y los signos en el diseño gráfico y la revolución tipográfica que éstas abordaron.

Cubierta del libro "La palabra la tiene Kirsánov", de Semen Kirsánov (Solomon Telingater, 1930). La Vanguardia aplicada: tipografía y diseño gráfico (1890-1950), Fundación Juan March, 2012.

Cubierta del libro "Depero Futurista 1913-1927" (Fortunato Depero, 1927). La vanguardia aplicada: tipografía y diseño gráfico (1890-1950), Fundación Juan March, 2012.

La exposición cuenta con un catálogo profusamente ilustrado en dos ediciones, española e inglesa, e incluye la obra de 250 autores de 28 de países. Incluye tres ensayos de Richard Hollis (La vanguardia y el diseño gráfico), Maurizio Scudiero (Vanguardia y tipografía: una lectura transversal) y Bruno Tonini (Tipografía de vanguardia (1900-1945). Teorías y caracteres).

Litografía de la Exposición estatal Bauhaus (Joost Shmidt, 1923): La vanguardia aplicada: tipografía y diseño gráfico (1890-1950), Fundación Juan March, 2012.

Cartel de cine "Hombre con cámara de película" (Vladimir Stenberg y Georgii Stenberg, 1926). La vanguardia aplicada: tipografía y diseño gráfico (1890-1950), Fundación Juan March, 2012.

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *