00.jpg

Una comodidad temporal

Después de unas navidades en las que el temporal obligó a miles de viajeros a ser no sólo un pasajero viajero sino también un habitante del aeropuerto, cobran sentido aquellos proyectos y propuestas que ofrecen un espacio reducido privado que se adapte a tiempos de espera estancias cortas y situaciones de emergencia.

El aeropuerto, como arquitectura de tránsito, ofrece grandes espacios que atravesar en los que deambular y, como mucho, asientos estrictos en los que esperar. Esa espera colectiva tiene una duración viable limitada. El retraso de un avión, la cancelación de un vuelo, son incidentes que alargan ese tiempo de espera y revelan su estado de inestabilidad, la necesidad de devolverle cierta individualidad e intimidad.

El proyecto Sleep Box de los arquitectos Goryainov A. y Krymov M. de Arch Group ayuda a resolver este problema de la espera en grandes lugares públicos ofreciendo un espacio minimalista y privado en el que poder dormir y relajarse, pagando por hora, como una forma de apoderarse por un tiempo ese espacio anónimo de la espera.

Más información sobre el proyecto en www.arch-group.org

 

 

 

 

1 opinión en “Una comodidad temporal”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.