Pasini-Stazione-Futuro-web.jpg

Cerebros de Italia

 

 

El 17 de marzo de 2011, es un día especial aquí en Italia: se celebran los 150 años de la unidad y, paradójicamente, muchos se preguntan por primera vez que quiere decir, de verdad, ser italianos. Una fiesta muy controvertida, a quien algunos –los separatistas de la Liga– se han opuesto firmemente, pero que inesperadamente está llevando ráfagas de novedad y de frescura. Mirando alrededor, uno tiene en efecto la impresión de que no nos estamos interrogando solamente sobre el pasado, sino que estamos empezando, de alguna manera, a diseñar el futuro. Por eso, entre tanta retórica sobre el Resurgimiento, emergen algunas certidumbres; sobre todo, la necesidad de enfocar valores comunes que puedan fundar la posibilidad de una convivencia, de un diálogo y de un proyecto para el futuro. Quiero señalar uno en particular que me parece muy interesante.

Desde hace un par de meses la edición italiana de la revista Wired ha puesto en marcha un proyecto que puede ser revolucionario: “Después de 150 años, buscamos a los Nuevos Mil” –se refiere a Giuseppe Garibaldi quien salió con mil hombres de Génova hacia el sur de Italia para luchar contra el dominio de los Borbones–, mil jóvenes talentos en toda Italia con un proyecto de nueva empresa. Innovadores, científicos, investigadores, soñadores, sostiene el director de Wired, Riccardo Luna, representan la esperanza que puede unificar de nuevo nuestro país, y transformarlo en un sitio donde “el mejor llega primero”.

El primer paso de este proyecto es Estación Futuro, una muestra que se inaugura hoy en Turín en los Talleres de Grandes Reparaciones, hasta el 22 de noviembre, y que desea mirar hacia las nuevas tecnologías y nuevos proyectos que nos permitirán alcanzar un cambio.

¿Cómo será Italia en 2020? Para contestar a esta pregunta la muestra nos lleva a través de doce distritos que representan la posible evolución de escenarios de vida concretos –movilidad, trabajo, energía, alimentación– con la aplicación de nuevos proyectos al estudio. Comenzando por la difusión de Internet y de la Banda Ancha, que nos ayudará a compartir siempre más ideas, opiniones, sentimientos; y siguiendo con el prototipo de Fiat Mio, que se construyó en Creative Commons con centenares de personas que se han juntado para realizar “el coche que soñaban”; la Fábrica del Futuro, un proyecto de Renzo Piano para Pirelli; y el nuevo traje espacial para ir a Marte, un proyecto de Dainese para MIT y NASA. Además se desarrollarán talleres sobre alimentación y energías alternativas en los cuales se presenta el invernadero hidropónico espacial, con el cual va a ser muy fácil cultivar hortalizas en la ciudad; y probar que es mediante las tecnologías más sofisticadas como se pueden realmente solucionar problemas cotidianos.

Más información:

http://mag.wired.it/rivista/login/cervelli-d-italia-l-italia-s-e-desta.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.