01.jpg

Cerámica Precolombina en el Imaginario Actual

Los Museos del Banco Central de Costa Rica (MBCCR), exhiben, hasta el mes de mayo 2014, un importante acercamiento que confronta la cerámica de nuestros pueblos originarios a la contemporánea, resultado del concurso Cerámica Precolombina en el Imaginario Actual, organizado en el marco de la exhibición Entre entierros y rituales: Jarrones Trípodes del Caribe Central.

Fotografía cortesía Museos del Banco Central de Costa Rica.

Fotografía cortesía Museos del Banco Central de Costa Rica. 

Marcar la diferencia
Ante la abundancia de lenguajes y tendencias de diseño de los productos actuales, observados en revistas, periódicos, catálogos, anuarios, televisión, cine, publicidad, internet, redes sociales, entre otros medios de comunicación, se un vuelve desafío necesario el poder dar una mirada a nuestra memoria histórica, en el más amplio sentido de pertenencia, quizás en busca recuperar y reinventar algunos rasgos de identidad. Aquellos productos que hunden sus raíces en lo ancestral, no solo se apropian de los logros formales técnicos y estructurales, como en este caso de la cerámica, y les hará portadores del carácter de lo local, tan apreciado al intentar dotarlos de alta visibilidad. Las tendencias mundiales del diseño favorecen esta tipología de expresiones, sobre todo en países donde el turismo es una de las industrias que apuntalan el éxito de la economía; los visitantes extranjeros pretenden llevarse un algo que les evoque su estadía y no objetos que encuentran en cualquier punto del mercado global.

Fotografía cortesía Museos del Banco Central de Costa Rica. 

Fotografía cortesía Museos del Banco Central de Costa Rica. 

Quienes acudieron a la convocatoria de Museos del Banco Central se plantearon el desafío de recrear la forma de los jarrones trípodes originarios, pero reinterpretándolos desde su propio lenguaje, con sus acentos y matices culturales del vivir actual donde conviven asperezas, contradicciones propias de esta sociedad de inicios de siglo y milenio, aspecto que les vuelve actuales en tanto conviven con el pasado las tensiones del día día, pero también el goce por los adelantos contemporáneos.


Fotografía cortesía Museos del Banco Central de Costa Rica.


Fotografía cortesía Museos del Banco Central de Costa Rica.

Los participantes y el jurado
Los objetos expuestos, en el seno mismo de la comentada muestra arqueológica la subvierten -de manera jocosa si se quiere-, exaltan la fuerza de la creatividad y dominio técnico de la cerámica de nuestros pueblos indígenas que habitaron el Caribe Central de Costa Rica entre los años 300 a.C y 800 d.C., línea temporal en la cual versó el eje curatorial de “Entre entierros y rituales: Jarrones Trípodes del Caribe Central”, curada por la Arqueóloga Patricia Fernández.
Los ceramista seleccionados por un jurado integrado por Luis Paulino Delgado, Andrés Salas y Luis Fernando Quirós fueron Javier Agüero, Yobier Artigas, Elena Baudrit, Lucía Flores, Ivette Guier, Kristina Kennedy, Xochilt Lezama y Andrea Ruiz. Adicionalmente, los Museos otorgaron Menciones de Honor a Alexánder Chaves, Gema Ossenbach y Carlos Retana.

Fotografías cortesía Museos del Banco Central de Costa Rica.  

Como se comentó, algunas de las reinterpretaciones no están exentas del humor cotidiano, como la pieza “Trípode con soportes de botellas de Coca Cola” de Alexander Chaves, en tanto se sirve de un ícono exitoso de la industria del siglo pasado para acuerpar la táctica del diseñador y artista actual de subvertir el mensaje; en similar situación está “New World Order” de Yorbier Artigas, la cual trueca cada pata del trípode por un revolver, cargándole de tensión delante de la realidad de una sociedad cada vez más violenta, donde esa arma se empuña incluso ante sí mismos. 

Fotografía cortesía Museos del Banco Central de Costa Rica.  

Vista de sala. Fotografía cortesía Museos del Banco Central de Costa Rica.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.