DSC05392.jpg

FIA/CR 2014: El ojo que te cuida-te del ojo

Los eventos que alcanzaron mayor visibilidad en el recién pasado Festival Internacional de las Artes FIA/2014, fueron las múltiples intervenciones al espacio público en la ciudad de San José, entre estos “El ojo que te cuida-te del ojo” del artista Manuel Zumbado Retana y el arquitecto Elías Marín Lara. La propuesta irradia una zona de influencia visual con una estructura metálica y cañas de madera de bambú que elevan un par de pantallas “leds” con la figura del ojo, símbolo del poder desde inicios de siglo -y más allá-, de lo que se denominan las “sociedades observadas”, insumo conceptual evocador de Orwel, entre otros, o aquel fatídico signo del ojo en las historias del “Señor de los Anillos”.


Manuel Zumbado y Elias Marín. Intervención urbana FIA 2014. Foto cortesía de los autores.

“El ojo que te cuida y cuida-te del ojo” activa uno de los detonantes de la vida contemporánea ante la dominación tecnológica sobre las masas y otros mecanismos hegemónicos como las actuales redes sociales, el uso del dinero plástico, o los servicios de espionaje de que tanto se habla hoy en día; la propuesta nos catapulta a un espacio de confrontación donde internarnos a pensar en sí mismos ante el desafío de asumir nuestros actuales roles de convivencia urbana.
Esta angulosa estructura intervino el espacio de la plazoleta, una de las tantas sedes del FIA donde el arte dispuso de un signo que por semanas activó al transeúnte, quien merodea La Aduana o al utilizar el transporte público activó la reflexión de la trama existencial en esta compleja sociedad, donde todos, sin importar raza, credo o condición, somos un numeral solo visible en las pantallas de los monitores de quienes ostentan el poder, y en tanto nos comportemos como consumidores.

Manuel Zumbado, gráfica del proyecto.

Acerquémonos a Manuel Zumbado para extraer de sus palabras la clave para interpretar su intervención, presentada conjuntamente con el Arquitecto Elías Marín:
“El proyecto hace referencia a las condiciones por las cuales nuestro entorno de vida se ha denominado la sociedad del control, caracterizada por la omnipresencia de múltiples mecanismos destinados a la vigilancia en todos los espacios de la vida social.
Todo pasa por la mirada de la vigilancia, el sistema tiene la tendencia a establecer vigilancia sobre muerte, sexo, identidad, cuerpo, memoria, comunicación y verdad. La vigilancia es el discurso que pretende dar legitimidad al poder y se constituye al mismo tiempo en la herramienta para controlar las conductas que no se ajustan a las convenciones establecidas, con lo que se convierte en un instrumento perverso al servicio de la intolerancia moral, religiosa y política.
La vigilancia nos sale al encuentro en circuitos cerrados de televisión, videoporteros, cajeros automáticos, centros comerciales, bancos, escuelas, cárceles, hospitales, oficinas públicas y privadas, calles, plazas, carreteras, etc. transformando las relaciones sociales y llevando a la disolución del concepto de vida privada.
La estructura de la torre funciona como una metáfora que refiere a la estructura social que soporta al aparato de vigilancia que actúa sobre ella misma”.

Manuel Zumbado y Elias Marín. Intervención urbana FIA 2014. Foto cortesía de los autores. 


Manuel Zumbado y Elias Marín. Intervención urbana FIA 2014. Foto cortesía de los autores. 

Manuel Zumbado es un importante artista caracterizado por proponer a la ciudad esos signos confrontativos que buscan sacudirnos de la “modorra” existencial de ser uno más ante aquel objeto elevado por vectores y ejes direccionales que nos enfilan hacia el “muro autobiográfico”, donde estamos, como se dijo, en la medida de alimentar la información, y del acto de compartir -que es quizás el que a mi más me gusta en toda esta perspectiva, ante la realidad que toma gran parte de nuestro tiempo cotidiano para “ser” y “existir”, en esta sociedad de observadores y observados.

Uno de los proyectos de Manuel Zumbada, en el Instituto Goethe. Foto coprtesía del artista.

De Zumbado () se recuerdan las estructuras puente, como la construida en la escalinata del deaparecido Instituto Gohete en la entrada oriental de la ciudad, o en muestras en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo. La actual propuesta es una nueva “firma de autor” en el paisaje del costado oeste de La Aduana, sostenida por una estructura portante correctamente anclada al terreno de la plaza para desafiar a los espectadores del FIA a distinguir su rol dentro de lo que ellos denominan como mecanismos de vigilancia.

http://youtu.be/CRWEXFAqLFQ

http://youtu.be/gaCNRYV3rcQ
  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.