José Alberto Hernández en el CCE SJ/CR

El diseñador gráfico costarricense José Alberto Hernández exhibe del 16 de Julio al 9 de Agosto en la sede del Centro Cultural de España de San José, Costa Rica, una impresionante colección de sus diseños de impresos producidos para este centro; destacan las programaciones mensuales, portadas de cds, libros, carteles, brochures y otros productos gráficos portadores de su impronta personal y estilo sugestivo: relajado pero incisivo.

Vistas de salas expositivas del Centro Cultural de España en San José, que alberga la muestra del Diseñador Gráfico José Alberto Hernández. Foto LFQ.

Para mi -al visitar una muestra-, no me intereso tanto en saber cuántas piezas se exhiben, tamaños, técnicas, materiales, ni saber dónde estudio el diseñador, cuándo y demás detalles; me interesa motivar otras lecturas e ir más allá del acercamiento al diseñador, conocer su pensamiento, estrategias de cómo resuelve sus proyectos y de qué manera contribuye a mejorar la calidad de un producto que impacte y sea recordado en la conciencia crítica de la sociedad. Con él ya he tenido varios acercamientos en diferentes posts de este blog, pero en este en particular, quisiera destacar el asunto medular de la muestra, cuando él se propuso inmiscuir al espectador en una reflexión acerca de la coyuntura actual sobre el paso del producto gráfico tradicional, el impreso, a lo digital, del diseño para web y el producto virtual que se mueve por redes sociales.

José Alberto Hernández, diseño del identificador gráfico de la muestra. Cortesía del diseñador.

LFQ: En la muestra y disposición de los productos gráficos que exhibe, se advierte como en los últimos dos o tres años disminuye la cantidad de impresos –no la calidad-, hasta llegar a la computadora, que aparece en el escenario como un recurso remedial pero sin paliar un extrañamiento por el producto tangible e impreso. ¿Además del tema de los altos costos de la industria gráfica, qué más hay detrás? ¿Cuál es tu percepción de esta paradoja de la era tecnológica?

JAH: Yo percibo dos cosas: Por un lado es real la coyuntura actual de reducción del presupuesto para impresos, y por otro, la manera de parte de los clientes de querer entrar en las nuevas tendencias, y aplicar el diseño a redes sociales y plataformas digitales desde la web. Ellos deciden redirigir sus presupuestos de difusión -en mi caso en la relación que tengo con el CCE-, reduciendo considerablemente el de impresión, pero afortunadamente no los del diseño, que es el recurso humano. Otros clientes han encontrado un equilibrio interesante de prioridades entre lo que se imprime y lo que va dirigido a lo digital. Pero en ambos casos lo que me parece muy relevante es la constante que marca el diseño (en este caso el gráfico) como factor importante dentro de la comunicación y la economía.

Muestra de los impresos diseñados por José Alberto Hernández. Foto LFQ.

LFQ: ¿Qué retos te plantea esos cambios?

JAH: Evidentemente yo soy más afín al impreso, me gusta el objeto como tal y su interacción con las personas y el medio. Pero el reto esta siempre en poder adaptarte y responder al cambio. Es parte del proceso continuo de aprendizaje.


LFQ: ¿Qué estrategias visualizas para recuperar el impreso, quizás a futuro?

JAH: Acomodarnos a los presupuestos. Con buena disposición y trabajo se puede ir motivando a un cliente -satisfecho con la calidad de lo que se le genera- a encontrar estrategias para que siga considerando atractivo el impreso, por ejemplo buscando alternativas económicas, que no por ser barato sea malo, aprovechar doblados, troqueles, manejo de tintas, etc, y así no limitarse simplemente a que la tecnología y las tendencias marquen exclusivamente la pauta en cuanto a lo que es un producto gráfico. Por otro lado se puede concentrar el recurso de lo que se imprime y dirigido a los bienes más perdurables, por ejemplo los libros. Recordando además que sigue existiendo un gran público que conserva y retiene mejor lo impreso.

LFQ: ¿Observas el impacto ambiental del producto gráfico?

JAH: Tengo mis dudas de si el tema ambiental es una cuestión siempre honesta para justificar cada vez que se habla de dar un giro a nuestra manera de trabajo o de consumo. Por ejemplo podemos hablar de una menor utilización de papel o tintas, pero por otro lado se incrementa exponencialmente el consumo energético a través de pantallas y computadoras, además de todos los residuos industriales (y residuales) de la producción tecnológica, hardware, baterías, discos, etc. El impacto ambiental es inevitable, aunque por supuesto debemos tomar en cuenta como minimizarlo o aprovecharlo cíclicamente. Recuerdo que cuando se pusieron de moda los papeles alternativos reciclados o de fibras de desecho, por lo general tenían un costo mayor de mercado, perdiendo así el incentivo adicional que tenía utilizarlos.

Muestra de los impresos diseñados por José Alberto Hernández. Foto LFQ. 

LFQ: ¿En qué cambia nuestro perfil ocupacional?

JAH: Hoy se potencia el uso de las redes sociales, los diseñadores ya entramos en ese nuevo paradigma donde tenemos que adaptarnos, no ser solo críticos, sino saber trabajar con eso. Además, proponer alternativas desde esa plataforma de comunicación inmediata (o fuera de ella). Por ejemplo, antes debíamos esperar hasta el impreso para ver si funcionaban las ideas, ahora tenés que valorarlo en la pantalla, y ver si funciona entre tanta información fugaz, tomar en cuenta los recursos gráficos según el medio, por ejemplo que te ofrece el RGB (colores luz), el uso correcto del tamaño de fuentes para la lectura en pantalla o el movimiento dentro del impacto y recorrido de la imagen. Para lo impreso me asesoro muy de cerca con el impresor, ahora debo hacerlo además con el programador, ya que ambos te hacen entender cuales son las posibilidades reales que tienen las ideas que te pueden surgir.

LFQ: Qué piensas acerca de las estrategias de comunicación que se plantean en las redes?

JAH: Hoy hay que pensar en términos de la comunicación en redes sociales donde literal y metafóricamente hay que sintetizar en 141 caracteres una idea (Twiter). En los noticiarios, que buscan tener retroalimentación del receptor e involucrarlo en la formulación de lo que se informa, se pide que en tres o cuatro palabras se resuma el tema del problema observado. En ese paradigma palabras poderosas como Repensarse, Reinventarse, siguen vigentes como estrategias comunicativas para tener impacto y que el mensaje se recuerde.
Nos requiere una conciencia para conceptuar mejor los contenidos, el ABC del diseño para la pantalla es desde sutil hasta muy diferente al del impreso, y ya no piensas tanto en la economía de recursos, sino en la estética. En tiempos de “teléfonos inteligentes” y “tabletas” es interesante explorar desde quienes consumen esta forma novedosa de pensamiento y aunque se habla de un diseño producido para todos es claro que esta dirigido a una clase específica de consumidor.

LFQ: ¿Cómo nació la idea de esta exposición?

JAH: Quizás el sentimiento y nostalgia por lo impreso. Comencé a darme cuenta que la gente preguntaba sobre la programación impresa, las coleccionaban, y que algunos carteles eran recordados con cariño (el de Ray Tico, Superman, Circunnavegantes, Gatos). Así que era un buen momento (el de la transición) en el paso que se dio en el CCE hacia lo digital, para verlo como parte de un proceso en constante transformación. Procuré cada dos años reinventar la manera en que se presentaba la “Programación Mensual” más desde una perspectiva creativa que de necesidad, pero ahora la coyuntura actual exigía repensarla desde lo digital y utilizar la exposición para evidenciar un recorrido en el diseño para el CCE desde 2004 a la fecha.

Muestra de los impresos diseñados por José Alberto Hernández. Foto LFQ. 

LFQ: En un amplio artículo sobre esta muestra publicado en Áncora del periódico La Nación, se me consultó acerca de mi valoración de José Alberto Hernández, como diseñador gráfico y artista contemporáneo, opiné que él se posiciona en el medio local como un importante referente, dado sus múltiples logros profesionales que nos impactan cada día más cuando lo vemos participar en muestras, concursos y bienales alrededor del mundo. Apreciamos su participación en las distintas ediciones de la Bienal Iberoamericana de Diseño de Madrid, en la Bienal del Cartel de México y recientemente en Casa Brasil de Sao Paulo como parte de una selección de los diseñadores actuantes en dicha BID Madrid. En mi caso personal lo he seguido desde mediados de la década de los noventas del siglo pasado, cuando yo era docente de la Universidad de Costa Rica donde él se formó, hasta sus proyectos más recientes, donde demuestra uno de sus principales logros: saber cargar de significados a sus propuestas, innovar técnicas, aprovechar nuevos recursos, acrecentar sus destrezas personales, y esas fortalezas son sostenidas solo con la investigación del cómo servirse creativamente de las propiedades comunicantes de los materiales, y la experimentación constante en la creación de la imagen, para alcanzar las fortalezas de un producto perspicaz, incisivo, detonante. Se suma a esto su pensamiento crítico, analítico y deductivo. Mi pregunta a José Alberto es: ¿Cómo ser referente y qué nuevas responsabilidades exige?

JAH: Es bonito saber lo que opinan otros profesionales de mi trabajo, aunque en el fondo no se hizo con ese objetivo. Se trata de seguir siempre haciendo lo que me gusta: explorar y proponer para cubrir la necesidad del cliente, el diseño no es para auto complacerse, sino para que el cliente quede satisfecho: escuchar al cliente, cómo abordar sus sugerencias en mi trabajo sin dejar de hacer lo que me gusta y proyectar mis ideas es parte del secreto. A veces el cliente, entre varias propuestas escoge alguna que no necesariamente es la que más me gusta, pero se trata de entender y/o discutir por qué esa le resulta más apta a sus necesidades.

Muestra de los impresos diseñados por José Alberto Hernández. Foto LFQ. 

LFQ: ¿Qué recomendaría a los estudiantes que te siguen en tu trabajo?

JAH: Que sigan una experiencia propia, con mucha corrección y prueba en el camino. Estar siempre dispuestos a aprender, a experimentar, a equivocarse, esta es la motivación principal, estar en constante revisión, hacer su propio camino, no el de sus referentes. Trabajar con sus medios (los que tenga al alcance en ese momento), conocer sus fortalezas y debilidades. En mi caso reconozco como fortaleza el uso de la cámara fotográfica o la simplicidad de algunos dibujos. Aprovechar si es el caso el trabajo de equipo y lo que nos brinda el camino (la experiencia). Recordar que cada nuevo trabajo o encargo plantea sus propios retos, y aunque se tengan varios clientes encontrar para cada uno, una manera diferente, una propiedad que le pertenece solo a esa empresa o institución.

LFQ: Permanecen abiertas algunas interrogantes que abordaremos en otros encuentros con José Alberto Hernández, pero para concluir con este, quisiera preguntarle ¿cuál es el principal carácter del CCE como cliente y que por lo cual dedicas muchas horas de tu jornada a sus proyectos y que ahora motivó esta exposición?

JAH: El Centro Cultural de España es quien más ofrece espacios para tomar riesgos y por lo tanto conducir la experimentación para innovar lenguajes.
La naturaleza de la muestra fue gestar desde lo impreso un espacio de reflexión sobre el diseño y la imagen, pero además representar los cambios del paso de lo impreso a lo digital. Por otro lado que mucho de lo expuesto se mostró fuera del país en España, Brasil y México, pero en CR no se había visto reunido de esta manera. Para cerrar quisiera decirte que la verdad es que aún hoy sigo siendo un soñador de impresos, pero debemos repensar el futuro y las alternativas que emerjan según las necesidades de nuestro tiempo.
  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.