El-Hallazgo-1.jpg

Novela Gráfica El Hallazgo Diseño y Producción

Las novelas gráficas, no abundan como antes, por lo menos para individuos de mi generación que crecimos leyendo historietas de héroes, siguiendo tiras cómicas en periódicos y revistas; es más, me parecía que muchos de estos productos gráficos habían desaparecido delante del auge de la industria de la animación en cine, televisión y videojuegos. Sin embargo, hace unos días me sorprendió la presentación de la novela gráfica titulada El Hallazgo, creada por Franco Céspedes (Padre) y Franco Céspedes (Hijo), quienes produjeron el relato gráfico acerca de Nuestra Señora de los Ángeles, patrona de Costa Rica, que cada año convoca a una impresionante peregrinación desde cualquier punto del país hacia la ciudad de Cartago, donde es venerada.
Los Céspedes emprendieron el proyecto con la idea de “perpetuar” en un libro el relato, conocido por la población, pero no con la gracia y detalle que lo recrean estos autores, y por lo cual fue aprobada su publicación por parte de la Editorial Costa Rica, presentado en el Museo Municipal de Cartago en vísperas de la fiesta nacional del 2 de Agosto, celebración del día de Nuestra Señora.
Ilustración e historietas requirieron a los autores amplia experimentación de recursos gráficos, e investigación para hacer creíble el guión y su visualización gráfica, para que el lector reconozca una parte de la historia de la ciudad, que tiene como hilo conductor la “La Negrita” –así le llaman los devotos a la imagen-, además de las tensiones de dominación, choques sociales y acontecimientos culturales que forjaron el carácter de la primera ciudad fundada desde tiempos de la colonia española.
Estas razones me motivaron a acercarme a Franco (Hijo) e indagar el cómo se generó esta experiencia que culminó con la publicación de la primera novela gráfica de la Editorial Costa Rica, y qué experiencias marcaron el desarrollo del proyecto.

Cubierta de la novela gráfica El Hallazgo, de Franco Céspedes (Padre) y Franco Céspedes (Hijo) Editorial Costa Rica, 2014. Foto cortesía de los autores.

LFQ: ¿Cuáles antecedentes les impulsó a generar la idea de ilustrar El Hallazgo?
Franco Céspedes:
Varios Factores, principalmente mi papá (Franco Céspedes Sr) que venía madurando la idea años atrás, especialmente luego de participar en la Romería, donde se sorprendió por la cantidad de personas de todas las edades y condiciones que asistían a la peregrinación. Luego por la escaza información que existía alrededor del hallazgo, vio la necesidad de crear un documento ilustrado que se pudiera convertir en un referente de la literatura costarricense.

LFQ: ¿En qué se caracterizó el trámite para la aprobación por parte de la Editorial Costa Rica? ¿Cómo fue recibida la idea y cuál fue el proceso que siguió hasta se presentado aquel 30 de julio 2014 en el Museo Municipal de Cartago?
FC:
Fue realmente muy expedito. La verdad no esperábamos que tuviera una aprobación tan pronta y aunque se tomó varios meses, igual pensábamos que podría tardar más, en especial por tratarse de una novela gráfica, ya que la Editorial Costa Rica nunca antes había publicado una obra de estas características. Igualmente no quiere decir que no tuvo correcciones, por supuesto que tuvimos que corregir varios detalles en texto y algunos a nivel gráfico, pero no fue tan dramático. Lo hicimos sin ningún problema y fue en beneficio de la calidad de la obra.

Novela gráfica El Hallazgo, de Franco Céspedes (Padre) y Franco Céspedes (Hijo) Editorial Costa Rica, 2014. Foto cortesía de los autores. 

LFQ: ¿Qué les motivó a crear esta novela gráfica?
FC:
El hecho de que no existiera nada parecido en el país, especialmente en una creencia y tradición tan arraigada que mueve a tantas personas (prácticamente a medio país). Eso nos hizo creer en que el proyecto podría tener éxito e instalarse como un referente de nuestra cultura.

LFQ: ¿Qué implica producir desde el punto de vista del diseño un libro de este género hoy en día?
FC:
El proceso se ha agilizado en casi un 80% desde que la tecnología se ha venido desarrollando. El uso de tabletas para dibujo y programas especializados para ilustración hacen que la tarea sea menos agotadora, aún así, no es trabajo de un día para otro, más bien el hecho de tener tantas herramientas tan útiles lo lleva a uno como artista a intentar realizar mejores obras y con más calidad de detalles, pero sin duda es menos intenso que con los métodos manuales de años atrás. Ahora cualquier persona desde su computador puede experimentar con estos programas y herramientas.

Novela gráfica El Hallazgo, de Franco Céspedes (Padre) y Franco Céspedes (Hijo) Editorial Costa Rica, 2014. Foto cortesía de los autores.  

LFQ: ¿Cómo afrontaron la creación del guión?
FC:
Mi papá tenía la idea original y había pensado las historias añadidas a la historia principal. Un buen día logré sacar un tiempo y sentarme con él una semana entera para poder realizar el guión, ahí le di mi opinión y aportes con lo que se fue armando el guión final. La verdad disfrutamos mucho este proceso, porque si bien nos gusta el tema de crear guiones, lo cierto es que nunca lo habíamos intentado pues siempre hemos transmitido ideas con imágenes. Sin embargo creímos en nuestra capacidad para escribir y nos aventuramos.

LFQ: ¿De qué manera se crearon los personajes? ¿Qué aspectos psicológicos y emocionales consideraron en el momento de crear dichos personajes y para generar interés al relato?
FC:
La tradición oral alrededor del hallazgo nos daba una historia muy corta y muy simple. Realmente necesitábamos más material para darle contenido a la novela y que no se nos terminara en las primeras tres páginas. Cada personaje que creamos, representa una característica social, es decir se representa al pueblo, sus creencias, al sector político y por supuesto al religioso. Pero a la vez cada historia de los personajes secundarios, se entrelazan al final con la historia principal, con lo que reforzamos los aspectos sociales y culturales que generó la aparición de la Negrita.

Novela gráfica El Hallazgo, de Franco Céspedes (Padre) y Franco Céspedes (Hijo) Editorial Costa Rica, 2014. Foto cortesía de los autores.  

LFQ: ¿Qué carácter de investigación en aspectos gráficos y estilísticos les requirió?
FC:
Pues buscar bastante de donde se podía. Realmente existen pocos recursos donde buscar. De hecho nos referenciamos hasta en el álbum de Figueroa, sin embargo los dibujos no son tan ricos en detalles como para darse una idea de la época. La verdad es que pudimos encontrar películas y visualizaciones de otros artistas sobre la época y ahí pudimos ir adaptándolos a nuestros personajes y a nuestro estilo. Aun así no buscamos ser tan estrictos pues no se trata de un documento histórico sino de una adaptación libre.

LFQ: ¿De qué manera definieron la tipologías arquitectónicas y la diferenciación entre las casas y capilla españolas y los ranchos de los indígenas?
FC:
De esto encontramos algunos escritos que describían este tipo de construcciones. Fue de mucha ayuda el libro sobre la historia de la iglesia Católica en Costa Rica del padre Miguel Picado, libro que mi papá ilustró hace algunos años. Esto, además de fotografías antiguas que nos dieron ciertas pistas.

Novela gráfica El Hallazgo, de Franco Céspedes (Padre) y Franco Céspedes (Hijo) Editorial Costa Rica, 2014. Foto cortesía de los autores.  

LFQ: ¿Cómo definieron el vestuario?
FC:
Haciendo varios bocetos basándonos en las referencias que mencioné. Estos bocetos los discutimos y llegamos a los diseños definitivos. Siempre fue un trabajo en conjunto.
El estilo gráfico acude en muchas formas a los lenguajes no verbales, cuando hablan las distancias, los gestos o gesticulaciones de los personajes, ¿de qué manera los definieron y cuál fue la intención de utilizarlos?
Cada personaje tiene su personalidad definida y esto lo debíamos reflejar en las ilustraciones. A diferencia de una narrativa donde tienen que describir con palabras la locación y la situación, nosotros debemos ser muy claros en los dibujos para poder comunicar todos estos detalles y que el lector no se pierda en la historia y las acciones. Realmente hacer una historieta va de la mano con la cinematografía. Podemos decir que es una especie de story board muy detallado.

Novela gráfica El Hallazgo, de Franco Céspedes (Padre) y Franco Céspedes (Hijo) Editorial Costa Rica, 2014. Foto cortesía de los autores.  

LFQ: ¿Trazaron alguna estructura para el relato y qué la caracteriza?
FC:
Quisimos que fuera muy sencilla y directa, pensando en un público que quizás nunca ha leído o ha leído muy pocas novelas gráficas. Por este motivo definimos algunos detalles a la hora de planear el guión y el diseño de las páginas para que cumpliera este objetivo.

LFQ: ¿Qué aspectos estructurales del diseño de cada página (retícula) consideraron?
FC:
Que no tuviera un exceso de viñetas (cuadros) y que fuera una estructura de comic europeo clásico. Es decir que no tuvieran viñetas que rompieran con líneas diagonales o diseños que dificultaran la lectura de las personas que no acostumbran a leer este tipo de libros.

Novela gráfica El Hallazgo, de Franco Céspedes (Padre) y Franco Céspedes (Hijo) Editorial Costa Rica, 2014. Foto cortesía de los autores.  

LFQ: ¿Qué referentes consideraron en cuanto a novela ilustrada?
FC:
Es un tanto complicado mencionar algún artista en específico cuando hemos visto tantos y tan buenos. Considero que nos encantan las obras del japonés Hayao Miyazaki , tanto a mi papá y a mí y quizás por eso “El Hallazgo” tiene este aspecto de película de animación. Nos gustan los paisajes detallados y los personajes simples, detalles que consideramos ideales para que nuestra obra sea clara y atractiva.

Novela gráfica El Hallazgo, de Franco Céspedes (Padre) y Franco Céspedes (Hijo) Editorial Costa Rica, 2014. Foto cortesía de los autores.  

LFQ: Mi crítica al diseño de las ilustraciones es que aunque los recursos gráficos son suficientes, en cuanto a ilustración mediada con la tecnología, todas se parecen, carece de alguna experimentación para generar mayor interés. ¿Cómo explican esta carencia?
FC:
Quizás por esa intención de que fuera sencilla y clara. Nos encantan algunas obras europeas donde se mezclan y experimentan técnicas tanto manuales como digitales. De hecho nos parece alucinante la obra de Andrew Robinson llamada “el Quinto Beatle” donde nos lleva por una serie de técnicas y experimentaciones gráficas que la hacen una obra de arte. Sin embargo no quisimos experimentar mucho precisamente pensando en comunicar bien a un público muy diverso y que quizás tenga poca relación con las historietas.
Si tuvieran que asumir de nuevo el proyecto, ¿en qué cambiaría? ¿En qué se podría mejorar?
Somos del criterio que todo se puede mejorar y como artistas nos pasa eso de que una vez que concluimos una obra y estamos enamorados de ella, a los días ya les vemos errores y detalles que pueden mejorarse. Sin embargo, esto también suele ser un obstáculo que no nos permite sacar a la luz nuestro trabajo. Tal vez es un poco complejo decir en qué podamos mejorarlo, puede que incluso sea trabajo de los críticos hacerlo notar; más bien es posible que a futuro hagamos otro proyecto o alguna continuación y ahí se noten mejoras que solo el tiempo y las ganas de superación nos lo darán.

Novela gráfica El Hallazgo, de Franco Céspedes (Padre) y Franco Céspedes (Hijo) Editorial Costa Rica, 2014. Foto cortesía de los autores.  

Las respuestas de Franco Céspedes (hijo) contribuyen a tener una mejor comprensión de los alcances de este proyecto editorial, que culminó con la publicación de su novela gráfica; es de elogiar el trabajo de ambos, pero también el de la Editorial Costa Rica, en tanto abre el mercado del libro ante la amplia competencia actual en esta materia. Para concluir, pregunto a Franco lo siguiente: A un mes de haber presentado este proyecto, ¿qué conclusiones tienen?, o ¿qué comentarios han recibido?
FC:
Ha sido impresionante la acogida que ha tenido entre los costarricenses. Realmente se han identificado con el proyecto y el hecho de que sea novela gráfica, hacen que se interesen aún más ya que no es muy común encontrar este tipo de obras y menos con temas locales. Realmente vemos una oportunidad para que más artistas puedan involucrarse en esto de las historietas y publicar sus propias obras, ya sea con la Editorial Costa Rica u otras. Es muy posible y así lo vemos, que las nuevas generaciones tomen este género como suyo y que incluso les motive el hábito de la lectura, de hecho ya se nos hizo común observan niños leyendo “El Hallazgo” de forma tan apasionada y terminarlo con ganas de leer más. Sin lugar a duda ha sido satisfactorio y agradecemos el apoyo de todas las personas que ha tomado de su tiempo y dinero para conseguir la obra, leerla y después escribirnos para externarnos una felicitación. Estamos muy agradecidos esto nos compromete a seguir aportando más obras a los costarricenses y al mundo.
  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.