Harvard-museum-renzo-piano-01.jpg

Expansión del Harvard Art Museums por Renzo Piano

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los museos son entidades cada vez más complejas y polivalentes. El último trabajo del italiano Renzo Piano se consagra a la tarea de reinventar el espacio expositivo, configurando una arquitectura que acoja las nuevas funciones del museo contemporáneo: mostrar, preservar y enseñar. En su proyecto de rehabilitación y expansión para el Harvard Art Museums las galerías de arte se yuxtaponen con los talleres de restauración y las salas de investigación, que quedan integrados bajo un mismo espacio transparente y abierto.


 Antiguo Museo Fogg, Coolidge, Shepley, Bulfinch & Abbot Architects, 2013.

El Harvard Art Museums es un complejo museístico situado en la ciudad estadounidense de Cambridge (Massachusetts). Integrado por tres museos y cuatro centros de investigación, este conjunto de instituciones se ubica en el antiguo Fogg Museum, un edificio neocolonial británico de tipología georgiana construido en los años veinte por Coolidge, Shepley, Bulfinch & Abbot Architects. Sus paredes acogen una rica colección de más de 250.000 objetos provenientes distintas culturas y movimientos artísticos.

Harvard Art Museums por Renzo PianoVista exterior noctura, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

En 2008, el centro cierra para emprender trabajos de rehabilitación y expansión. El proyecto recae en el italiano Renzo Piano, que recibe como encargo el cumplimiento de un triple objetivo: en primer lugar, integrar todo el complejo bajo un mismo techo, dotando de unidad y coherencia a los distintos espacios; a continuación, restaurar y mejorar sus infraestructuras, preservando el espíritu original del edificio e incrementando su espacio expositivo; por último, abrir el museo a un público más amplio, configurando una arquitectura abierta y transparente.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Vista exterior por la noche, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

“Pedimos a Renzo que diseñara el complejo desde dentro hacia afuera”, explican Thomas W. Lentz, Elizabeth y John Moors Cabot, directores de las tres instituciones. O lo que es lo mismo, reclamaron que las formas arquitectónicas se supeditasen a las actividades de los museos. Este reto debía dar respuesta a la heterogeneidad de funciones que el nuevo Harvard Art Museums debía acoger: exposiciones, clases, salas de estudio, talleres de restauración, archivos y almacenes, entre otros.

Harvard Art Museums por Renzo PianoVista desde el exterior, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Para ello el arquitecto genovés optó por una solución estratificada donde cada nivel se dedicaba a un propósito distinto. Esta superposición progresiva se vertebraba en función del grado de especialización del espacio: en los niveles inferiores se localizaron las instalaciones abiertas a todo el público, mientras que las últimas plantas se ubicaron los talleres y estudios de los alumnos residentes.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Fachada este, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Fachada sur, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

La ampliación del Harvard Art Museums se ha concretado en el ala este, situada en la calle Prescott Street. La nueva estructura de metal, que se acopla con naturalidad al ladrillo del viejo edificio, da acceso a un nuevo vestíbulo que comunica con el patio interno. Esta entrada da la bienvenida a la nueva comunidad de visitantes que el museo espera atraer en los próximos meses.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Vista del tejado, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Vista del atrio, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Lucernario del atrio, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Lucernario y escalera, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

El edificio está coronado por un nueva cubierta de cristal, que unifica el ala de Piano con el viejo museo. Esta estructura transparente deja pasar la luz al interior del edificio, iluminando los distintos niveles y comunicando visualmente al visitante con el entorno histórico de los alrededores. Bajo el tejado se encuentra el viejo atrio de Calderwood, que ha sido restaurado por el arquitecto italiano y que actuá más que nunca como punto neurálgico del nuevo edificio. Sus arcadas clásicas y verticalidad se abren en un espacio diáfano que orienta al visitante dentro del museo.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Vista de la galería desde el segundo nivel y ala sur, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Vista de la galería desde el lobby, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Vista de la galería desde el tercer nivel, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Arco clásico y ventana moderna, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Las salas de exposición, ubicadas en los niveles intermedios, han sido también modificadas por Renzo Piano. Su espacio ha crecido más de un cuarenta por ciento, permitiendo acoger un mayor número de piezas. Con esta reforma se ha buscado disponer de espacios más flexibles que fomenten el diálogo y yuxtaposición entre discursos expositivos, pero también crear una mayor intimidad del visitante hacia la obra de arte.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Interior del taller de restauración, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Interior del taller de restauración, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

En los niveles superiores se sitúan aquellos espacios dedicados a la investigación y la preservación de obras de arte. Estos son los casos del Art Study Center o del Straus Center for Conservation and Technical Studies, dos salas que pese a no estar abiertas al gran público sí se integran dentro de la experiencia del visitante. Sus paredes de cristal transparente permiten ver a los curiosos de qué manera trabajan los especialistas, ahondando aún más en la idea de transparencia del centro. Por último, el sótano cobija un nuevo auditorio con más de 300 plazas destinado para presentaciones, funciones y eventos.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Plano, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Elevación este, sur, oeste y norte, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Sección, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Sección, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Boceto y sección del atrio, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Boceto, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Boceto, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Sección de la galería, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Harvard Art Museums por Renzo Piano Maqueta, Harvard Art Museums, Renzo Piano, 2014.

Nombre: Ampliación y expansión del Harvard Art Museums.
Arquitecto: Renzo Piano.
Fecha de construcción: 2006–2014.
Situación: Cambridge, Massachusetts, EE.UU.
Cliente: Harvard Art Museums.
Coste: 250 millones de dólares americanos.
Espacio total: 18.500 metros cuadrados.
Equipo de diseño: M.Carroll, E.Trezzani, J.Lee, E.Baglietto, S.Ishida, R.Aeck, F.Becchi, B.Cook, M.Orlandi, J.Pejkovic, A.Stern, J.Cook, M.Fleming, J.M.Palacio, S. Joubert, M. Ottonello , F.Cappellini, F.Terranova e I.Corsaro.
Consultures: Robert Silman Associates (estructura), Arup (ingeniería, luz, fachada, programación, ahorro energético), Nitsch Engineering (ingeniería), Anthony Associates (madera), Davis Langdon (costes), Sandy Brown Associates (acústica); Carl Cathcart (arbolista), Building Conservation Associates (restauración). 

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *