Atrio-001.jpg

Hotel Atrio, Mansilla y Tuñón reinterpretan el patrimonio de Cáceres

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En el entorno del Casco Histórico de Cáceres, dar respuesta a un programa como el del Hotel Relais Château y Restaurante Atrio es un importante reto que asume con asombrosa naturalidad el estudio de arquitectura madrileño liderado por Luis M. Mansilla y Emilio Tuñón. La complejidad del entramado urbano reclama, según la visión de los arquitectos, estrategias que hagan compatible una convivencia tranquila con una intervención contemporánea.

 

Restaurante y hotel Atrio en la Plaza de San Mateo, Cáceres. Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Los requerimientos de la ciudad extremeña fueron formalizados hace 20 años con la puesta en marcha de un Plan Especial de Protección y Revitalización del Casco Histórico de Cáceres. Para los arquitectos, las actuaciones que lo comprenden suponen la oportunidad de seguir enriqueciendo la ciudad con un patrimonio propio del presente, pero siempre respetuoso con el pasado.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Restaurante y hotel Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Una de las decisiones más importantes durante el proceso de diseño ha sido la conservación del volumen preexistente en la zona de la intervención, tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo, respetando los metros cúbicos y las alturas máximas originales.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Restaurante y hotel Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Además, se rehabilita todo el perímetro exterior de las edificaciones existentes, conservando el carácter de los muros, pero introduciendo la apertura de nuevos huecos, a través de los cuales se manifiesta una nueva arquitectura, dejando patente el paso del tiempo.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Restaurante y hotel Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

De este modo, se adopta la tipología tradicional de organización en los cascos históricos, reinterpretando la disposición de la construcción en torno a un patio abierto y un jardín posterior que cualifican la nueva edificación, haciéndola respirar y respetando la escala urbana.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Restaurante y hotel Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

El programa de restaurante, cocina y el de recepción del hotel, se desarrollan en planta baja, mientras que las dos alturas superiores –con las que se iguala la máxima altura de tres plantas de las construcciones existentes– acogen las 14 habitaciones de las que consta el hotel.

Sobre la primera planta se ubica una zona lúdica interior, abierta al jardín y complementada con dos albercas. A la plaza San Mateo, en uno de los extremos de la parcela intervenida, se abre una terraza que ofrece vistas lejanas de los campos cacereños.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Restaurante y hotel Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

El proyecto consigue una construcción respetuosa con el carácter del lugar donde se encuentra instalada, con el objetivo de que convivan en armonía tradición y contemporaneidad.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Patio, restaurante y hotel Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Vista exterior del restaurante Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Interior del restaurante Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Restaurante Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Zona de bar de Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Cocina, Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Bodega, Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Restaurante hotel Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Acceso a las habitaciones y conexión con el patio, Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Habitación del hotel y baño, Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Habitación del hotel y baño, Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Habitación del hotel, Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Habitación del hotel, Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Acesso a las habitaciones, Atrio, Mansilla y Tuñón, 2010. Fotografía, Luis Asín.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón
Plano de situación de Hotel Atrio.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón

Planta del nivel bajo.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón
Planta del sótano.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón
Planta de la segundo nivel.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón
Planta del primer nivel.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón
Axonometría constructiva.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón
Vista axonométrica desplegada.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón Secciones.

Hotel Atrio, por Mansilla y Tuñón

Secciones.

 

Arquitectos: Mansilla + Tuñón Arquitectos. Luis Moreno Mansilla y Emilio Tuñón.
Colaboradores: Carlos Martínez de Albornoz, Andrés Regueiro, Marceline Ruckstuhl, Carlos Brage, Arabella Masson, Elke Gmyrek, Ignacio Peydro, Teresa Cruz, Anna Partenheimer, Ainoa Prats, João Leitão, Bárbara Silva y Carlos Cerezo
Estructuras: Alfonso Gómez Gaite
Instalaciones: JG ingenieros.
Arquitecto Técnico: Fernando Benito Férnandez-Cabello
Proyecto: 2005
Obra: Febrero 2008-Diciembre 2010
Fotografías: Luis Asín

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

4 opiniones en “Hotel Atrio, Mansilla y Tuñón reinterpretan el patrimonio de Cáceres”

  1. Una obra genial de Tuñon y Mansilla. Me gustaría destacar el diseño interior de las habitaciones de estilo nórdico. Saludos!

  2. Un trabajo impecable, muy buen gusto sin duda una gran pérdida para la arquitectura Descanse En Paz Luis Moreno Mansilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *