Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice

Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH

Disposición y funcionalidad

El estudio de arquitectura checo A-sh, ha sido el responsable de rediseñar el interior de un apartamento habitado por un músico y su pareja, situado en la ciudad de Ústí nad Labem, al norte de Praga. Inspirada en la estética de las antiguas casas de campo dispersas en las colinas de la región y en la luz de la Provenza francesa, la definida visión del propietario de la vivienda ha delineado los criterios del proyecto. Al frente de la obra, el arquitecto Štěpán Havlík ha tenido como objetivo satisfacer los requerimientos de su cliente, sin repetir modelos antiguos de diseño. Para lograrlo, el uso del mobiliario y la disposición del espacio han adquirido un papel fundamental.

Situado en la segunda planta de un edificio moderno, el apartamento dispone de una superficie total de 103 m2,, sobre la cual fueron diseñados 69,4 m2. Madera contrachapada de abedul blanqueado, roble y un revestimiento de cemento oscuro han sido los materiales seleccionados para retratar los tonos que conviven en la naturaleza circundante. La entrada original de la propiedad, excesivamente amplia para su función, ha sido dividida por una pared, con el objetivo de convertir al hall de entrada en un espacio ligero, conectado visualmente con las ventanas ubicadas en la parte posterior de la vivienda. La división ha dado lugar a un pasillo y un vestidor, que establece una transición entre el dormitorio y un estudio de grabación ya existente. Sobre la pared, un mueble con estantes amurados ofrece un espacio de almacenamiento para libros, equipos de sonido y otros objetos.

Desde un gran ventanal lateral, desde el cual asoma el balcón, un amplio caudal de luz se desliza y distribuye hacia el interior, gracias a la claridad de las paredes y el techo. Colocado por debajo de la altura original del apartamento, este último oculta en su trama un sistema de puntos que ofrece la posibilidad de colgar elementos como hamacas o barras de ejercicio, además de accesorios adicionales de iluminación. Al ingresar a la vivienda, del lado derecho, un modular conectado a la pared establece el espacio para la cocina y marca la división con la habitación. Un hueco en uno de los muros laterales es el espacio para una mesada elaborada en granito africano, en la que se encuentra el fregadero.

Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice
Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH. © Jakub Skokan and Martin Tůma / BoysPlayNice

NOTA: Un apartamento para músicos. Interiorismo en clave de A-SH, es un artículo escrito por Soledad Gherardi incluido en el número 81 de Experimenta. Puedes encontrar este edición y muchas más en nuestra tienda online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.