La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción

La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción

Impolutas geometrías exacerbadas por una paleta de colores arrolladora

La obra de Koivo es complejamente simple, una hermosa contradicción que solo se entiende al enfrentarnos a alguna de sus placas. Impolutas geometrías exacerbadas por una paleta de colores arrolladora, superposiciones de formas e infinidad de elementos naciendo y emergiendo uno de otro, son la tónica habitual en sus composiciones. Su formación académica como diseñador gráfico (y web) en San Petersburgo, le permitió dotar a su estilo del pragmatismo necesario para comunicar de forma sencilla y efectiva. Compañías de la talla de Adobe, Nike, Wired, Monocle, Microsoft, Oxford, Lonely Planet,… ya han contado con sus servicios. «Tomó un tiempo hasta que surgió un estilo propio. El arte monumental del Bloque del Este ha sido fundamental, presente en mosaicos, vidrieras,… pero también las ilustraciones antiguas, de sellos y carteles», comenta Koivo.

La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción
La ilustración de Koivo. Una hermosa contradicción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.