FollowMe-2-600.jpg

Lámpara FollowMe de Inma Bermúdez para Marset

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La diseñadora Inma Bermúdez ha presentado en la Light&Building de Fráncfort, FollowMe, una lámpara de sobremesa que hace de la portabilidad su razón de ser. Editada por Marset para su nuevo catálogo de 2014, la pieza reivindica el espíritu de los candiles y quinqués tradicionales, cuya luz acompañaba al portador a todas partes. En este replanteamiento, los enchufes y cables dejan paso a los puertos USB, y los filamentos desaparecen a favor de los leds.

FollowMe, Inma Bermúdez para Marset, 2014.

Con FollowMe, Inma Bermúdez se estrena como colaboradora de Marset. En esta primera pieza, la diseñadora murciana ha retrocedido a los orígenes de la firma catalana en busca de inspiración: “Le pedí a Javier Marset los catálogos antiguos de la empresa. Quería conocer lo que hacían antes”, explica Inma. De esta pequeña investigación emergió Flass, una lámpara de mesa que data de 1973 y en la que la diseñadora se ha basado para trazar las líneas de su pieza.

followme inma bermúdez marsetFollowMe, Inma Bermúdez para Marset, 2014. 

El cuerpo lumínico, un esfera led que evoca la silueta de la bombilla clásica, arroja un resplandor cálido e íntimo, idóneo para las distancias cortas. Una pantalla basculante de policarbonato blanco permite regular la intensidad y dirección del foco, y un atenuador interno incrementa o disminuye la potencia lumínica de la fuente.

followme inma bermúdez marsetFollowMe, Inma Bermúdez para Marset, 2014. 

El led se sustenta gracias a un tronco, también fabricado en policarbonato. El termoplástico recoge y reflecta el foco, perfilando una suerte de champiñón de luz que caracteriza a la pieza. Un asa de roble contrachapado corona la lámpara y facilita su transporte. El resto de detalles constructivos, como el interruptor, han sido diseñados en latón. FollowMe rehuye los cables e incorpora una batería con cinco horas de autonomía, además de un puerto USB para su recarga.

followme inma bermúdez marsetFollowMe, Inma Bermúdez para Marset, 2014. 

En total, la pieza se reduce a 28,8 centímetros de alto por 12,3 centímetros de ancho, unas dimensiones que la sitúan en la misma categoría que quinqués, candiles y otras luminarias portátiles. “Javier [Marset] me habló de un nicho en el mercado de lámparas 'autónomas' de pequeño formato”, detalla la diseñadora.

followme inma bermúdez marsetFollowMe, Inma Bermúdez para Marset, 2014. 

FollowMe ha querido aportar un toque femenino al catálogo de Marset; de hecho, supone la primera obra de una diseñadora en la colección de la casa, cuya historia se remonta a 1942. Esta feminidad se expresa en una pieza divertida, casi naïf, y con un carácter muy personal: “Marset es una empresa que tiene un nivel tecnológico muy alto. Y esto es fantástico. Pero a la vez quería que FollowMe se desprendiera de ese tono frío a veces asociado a la tecnología”.

followme inma bermúdez marsetFollowMe, Inma Bermúdez para Marset, 2014. 

Nacida en Murcia en 1977, el trabajo de Inma Bermúdez oscila entre el diseño pragmático y el imaginario sensual de la cultura mediterránea. En 2006 entra a formar parte del equipo internacional de Ikea, donde proyecta piezas en un contexto donde la logística, la multiculturalidad y la funcionalidad son primordiales. También colabora para firmas como Prodesign o Lladrò, donde ha trabajado junto con Jaime Hayón. Inma defiende el carácter de autor del diseño:“Todo puede ser producido industrialmente, pero todo ofrece una cara artesanal. Sin dejar de lado el desarrollo impecable, desde luego.”

followme inma bermúdez marsetBocetos, FollowMe, Inma Bermúdez para Marset, 2014. 

  

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *