listening-table-nyt-labs-2.jpg

Listening Table, la mesa inteligente de NYT Labs

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El NYT Labs, centro de investigación y desarrollo propio del prestigioso diario The New York Times, ha creado la mesa inteligente Listening Table, que oye y graba las conversaciones que se desarrollan alrededor de ella. Su cuidado diseño, que parte de la familiaridad que un objeto como éste debería inspirar, consigue que el usuario se sienta cómodo a la vez que se sorprende.

 

Listening Table, NYT Labs, 2014.

El periódico estadounidense The New York Times se encuentra entre los medios de información más importantes del mundo, y acaso sea el más prestigioso de todos ellos. Es la cabecera en la que el resto, a menudo, suele mirarse. Conscientes de ello y de la responsabilidad que esto entraña, The New York Times cuenta con su propio media lab, los así llamados NYT Labs, gracias al cual puede ensayar nuevas herramientas y usos que le sirvan para continuar siendo uno de los faros del periodismo en estos tiempos, convulsos en cierto modo para el cuarto poder.

Listening Table, NYT Labs, 2014.

Después de un periodo de íntima colaboración entre los miembros del NYT Labs tratando de definir el concepto, uno de los frutos conseguidos por el NYT Labs ha sido la Listening Table, una mesa inteligente capaz de grabar las conversaciones que suceden a su alrededor. El director creativo, Alexis Llyod, explica que el fin de este proyecto no era otro que crear un objeto que resulte familiar a la vez que sorprendente, y que no resulte frío, sino que, por su aspecto, invite al usuario a sentirse cómodo y a usarlo.

Listening Table, NYT Labs, 2014.
 Listening Table, NYT Labs, 2014.

Después de varios prototipos en los que se probaron diferentes muestras de material y modelos a escala para encontrar el punto justo en la integración de los componentes, se ha encontrado un equilibrio que se puede definir como honesto e intuitivo: se ha evitado tanto la integración de tecnología en exceso como una preocupación formal exagerada.

Listening Table, NYT Labs, 2014.
Listening Table, NYT Labs, 2014.

Ya a simple vista se percata uno de que la Listening Table no es una mesa ordinaria. En su tablero hay integrado un micrófono que recoge todo retazo de conversación en cualquier punto de la mesa, y cuenta con un anillo de leds que, al alumbrar, sirven como aviso de que la mesa está trabajando.

Listening Table, NYT Labs, 2014.
Listening Table, NYT Labs, 2014.

El propósito con el que los NYT Labs han desarrollado esta pieza es la de agilizar las múltiples reuniones que se celebran todos los días en las oficinas del The New York Times. La mesa se dedica a “escuchar” ininterrumpidamente, excepto, claro está, si se decide lo contrario, las conversaciones que surgen alrededor. De una manera sencilla e intuitiva se puede dar orden a la mesa para que, aprovechando la tecnología con la que se la ha dotado, queden recolectados y transcritos los momentos más relevantes de los coloquios. Con ello, entre otras cosas, se evita la fatiga de tener que tomar notas y posibles errores en las transcripciones, y permite, así, que las conversaciones se desarrollen con mayor naturalidad.

Listening Table, NYT Labs, 2014.
 Listening Table, NYT Labs, 2014.

Listening Table, NYT Labs, 2014.
Listening Table, NYT Labs, 2014.

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *