Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali

Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense

Brutus y Cluster: cruce de disciplinas y mucha madera

Que la arquitectura ha servido como fuente de inspiración de innumerables proyectos dentro del diseño es un hecho contrastado. Las ilustraciones de Babina o Kämpfer, el branding de Anagrama o Anderson, el mobiliario urbano de Blanc o las imágenes de Victor Enrich; son apenas algunos ejemplos de la fuerte y exitosa relación que existe entre estas dos disciplinas.

BassamFellows, un estudio multidisciplinar fundado por el arquitecto Craig Bassam y el diseñador Scott Fellows, ha utilizado, nada más y nada menos que al brutalismo como punto de partida para dar vida, forma y personalidad a sus dos últimos trabajos.

En primer lugar tenemos a Brutus, una pareja de sillas masivas que dejan clara la influencia de este popular estilo arquitectónico. Dos modelos distintos, con reposabrazos o sin él, con asiento de cannage o acolchado y en dos colores; que se presentan como opciones válidas y elegantes para espacios destinados a diversas funciones. «La idea de las sillas Brutus surgió en sueños, me desperté a las tres de la mañana y conseguí bocetarlas con gran detalle. Salieron de mi subconsciente», confiesa Craig Bassam.

En segundo lugar está Cluster, un taburete robusto que refuerza la propuesta estética del binomio Bassam-Fellows. Apilable, en marrón caoba y con un delicado detalle de alturas en el asiento, esta pieza casi escultórica ya ha sido adquirida por la cadena Starbucks para su Reserve Roastery en Manhattan.

Aunque el estudio aún no se ha pronunciado sobre su precio o especificaciones técnicas, sí nos ha confirmado que las piezas serán presentadas este 2020 en la ciudad de Milán.

Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali
Los asientos brutalistas de BassamFellows. Buen diseño artesanal estadounidense © Marco Favali

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.