001.jpg

Ostrich, el capuchón de Kawamura-Ganjavian

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El estudio madrileño Kawamura-Ganjavian presenta Ostrich, una almohada-capucha que proporciona un lugar de descanso portátil y aísla nuestros sentidos del mundo exterior, de la misma manera que las avestruces esconden su cabeza bajo tierra.
 

Ostrich, Kawamura-Ganjavian, 2011.

Ostrich es un curioso objeto difícil de definir: mezcla de cojín, capucha y prenda de vestir, el producto consiste en un cuerpo gajoso del que nace un cuello alargado y estrecho por donde introducir la cabeza, y dos pequeños orificios laterales en los cuales alojar las manos.

“Cada vez empleamos más tiempo en nuestro lugar de trabajo, lo que a su vez significa que a menudo necesitamos hacer compatibles en un mismo ambiente el trabajo y el descanso”. El resultado de esta reflexión es una especie de gran caperuza que aísla de ruidos a la vez que crea un espacio cálido mientras descansamos nuestra cabeza sobre la mesa de la oficina. Kawamura-Ganjavian se inspira en el comportamiento de las avestruces que esconden su cabeza en el suelo.

el capuchón de Kawamura-GanjavianOstrich, Kawamura-Ganjavian, 2011.

Kawamura-Ganjavian es un estudio madrileño de arquitectura y diseño formado en el año 2000 por Key Portilla-Kawamura y Ali Ganjavian, fundadores del Studio Banana. La biomimética o imitación de la naturaleza destaca entre los principios que vertebran su trabajo, como demuestra Oyster, un sillón que se despliega de la misma manera que una ostra, o Giraffe, un módulo de división de espacios cuya estructura recuerda la forma del animal del mismo nombre.
 

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *