Para(D), tubular, esencialista y hermoso. El indescifrable asiento de Nova Obiecta

Para(D), tubular, esencialista y hermoso. El indescifrable asiento de Nova Obiecta

A lo Memphis

«Es una invitación a descansar y sumergirse en un mundo sereno donde los colores primarios evocan nostalgia y sueños», así definen Axel Chay y Marouane Sadki, socios fundadores del estudio galo Nova Obiecta, a Para(D), un asiento tan indescifrable como hermoso. Esencialista a más no poder, esta suerte de hamaca a lo Memphis impacta por su contraste de colores y depuradas líneas. Simplemente arrolladora.

Para(D), tubular, esencialista y hermoso. El indescifrable asiento de Nova Obiecta
Para(D), tubular, esencialista y hermoso. El indescifrable asiento de Nova Obiecta
Para(D), tubular, esencialista y hermoso. El indescifrable asiento de Nova Obiecta
Para(D), tubular, esencialista y hermoso. El indescifrable asiento de Nova Obiecta
Para(D), tubular, esencialista y hermoso. El indescifrable asiento de Nova Obiecta
Para(D), tubular, esencialista y hermoso. El indescifrable asiento de Nova Obiecta
Para(D), tubular, esencialista y hermoso. El indescifrable asiento de Nova Obiecta
Para(D), tubular, esencialista y hermoso. El indescifrable asiento de Nova Obiecta
Para(D), tubular, esencialista y hermoso. El indescifrable asiento de Nova Obiecta
Para(D), tubular, esencialista y hermoso. El indescifrable asiento de Nova Obiecta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.