trobla-el-altavoz-de-madera-de-tok-tok-experimenta-02.jpg

Trobla, el altavoz de madera de Tok Tok

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El estudio de diseño Tok Tok ha ideado Trobla, un altavoz portátil para smartphone fabricado completamente en madera. Sus creadores, los eslovenos Matej Rodela, Andrej Koruza y Martin Šoštarič, se han basado en las propiedades acústicas de este material con el fin de crear un dispositivo respetuoso con el medio ambiente. El resultado: un amplificador que funciona sin necesidad de corriente eléctrica ni batería.

 

Trobla, Tok Tok, 2015. 

El proyecto recibe el nombre de Trobla, palabra eslovena cuyo significado es trompa. Este término hace alusión no solo a su función acústica sino también a su forma. Del mismo modo que el instrumento de viento, Trobla abarca una amplia tesitura, o lo que es lo mismo, permite reproducir tonos tanto agudos como graves. “Queremos conseguir el mejor sonido que un amplificador es capaz de producir”, señalan desde el estudio.

Trobla, Tok Tok, 2015.Detalle de funcionamiento, Trobla, Tok Tok, 2015. 

Trobla, Tok Tok, 2015.Detalle de los adaptadores, Trobla, Tok Tok, 2015. 

De uso sencillo, el altavoz puede emplearse con un gran número de modelos de smartphones. Trobla incluye un juego de adaptadores intercambiables a través de los cuales conectar el altavoz del móvil con el cubo de madera. El dispositivo conduce el sonido emitido por el teléfono a través de un canal tallado en la madera que lo dirige hasta el cono, aumentando así su volumen.

Trobla, Tok Tok, 2015.Trobla, Tok Tok, 2015. 

Trobla nace con una clara intención ecológica: reducir el impacto medioambiental sin renunciar a las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías. Su fabricación en madera así como la ausencia de alimentación eléctrica —no tiene cables ni funciona con pilas— contribuyen a su espíritu sostenible.

Trobla, Tok Tok, 2015.Detalle de los tipos de madera, Trobla, Tok Tok, 2015. 

Fabricado en nogal y arce, el altavoz aprovecha el potencial de la madera como caja de resonancia. El proyecto colabora con empresas de la región y hace uso de maderas eslovenas certificadas, promoviendo la iniciativa local y recuperando sus técnicas artesanales.

Trobla, Tok Tok, 2015.Detalle de la fabricación, Trobla, Tok Tok, 2015. 

Trobla, Tok Tok, 2015.Detalle del ensamblaje, Trobla, Tok Tok, 2015. 

Trobla, Tok Tok, 2015.Detalle del grabado de la base, Trobla, Tok Tok, 2015. 

Pese a que los prototipos han sido tallados a mano, la fabricación de las futuras piezas se llevará a cabo mediante máquinas de corte CNC —control numérico computarizado—, para posteriormente ser pulidas y ensambladas manualmente. El resultado final es un instrumento funcional que ofrece la posibilidad de grabar un texto personalizado en su base.

Trobla, Tok Tok, 2015.Trobla, Tok Tok, 2015. 

Trobla, cuyo exterior recuerda a un cubo, presenta un cono en su interior con el objeto de mejorar la calidad del sonido. Sus reducidas dimensiones —8 x 10 x 10 centímetros— así como su ligereza —300 gramos— favorecen su transporte.

Trobla, Tok Tok, 2015.Los tres diseñadores eslovenos integrantes de Tok Tok, Trobla, Tok Tok, 2015. 

El estudio de diseño, con base en Koper (Eslovenia), ha lanzado una campaña de crowdfunding en Kickstarter con el fin de financiar el proyecto. La iniciativa, que finaliza el próximo 17 de mayo de 2015, ha logrado recaudar más de 43.000 euros en poco más de un mes, superando sus expectativas. Trobla estará disponible para el gran público a principios de julio de este año.

Trobla, Tok Tok, 2015.

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *