volocopter-vc200-evolo07.jpg

El Volocopter VC200 de e-volo, un helicóptero del futuro

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El prototipo del futurista helicóptero Volocopter VC200 de la empresa alemana e-volo, logra realizar su primer vuelo completo tras dos años de preparación. Volocopter se nos presenta como un nuevo modelo de helicóptero: es más seguro, más barato y, además, absolutamente sostenible. El aparato, impulsado únicamente por energía eléctrica y consecuentemente libre de emisiones, está pensado para llegar a convertirse en un nuevo medio de transporte privado que reemplace a los actuales. 

 

Volocopter VC200, e-volo, 2013. 

Durante su primer vuelo, en el que alcanzó los 20 metros del interior del Hangar Karlsruhe en el Suroeste de Alemania, Volocopter superó con creces las expectativas de sus creadores en cuanto a sus resultados. Las vibraciones que el artefacto produjo durante el vuelo fueron prácticamente imperceptibles y, puesto que éstas causan la mayor parte de los problemas estructurales en el caso de los helicópteros normales, sus creadores han considerado esta ausencia un gran logro. “Debido al diseño de la compleja estructura en carbono ligero de Volocopter, no era posible simular en un laboratorio su nivel de vibración. El resultado del primer vuelo dejó entre todo el equipo del proyecto una sensación de euforia generalizada”.

VolocopterVolocopter VC200, e-volo, 2013. 

Propulsado por 18 hélices eléctricas engarzadas en un liviano fuselaje de fibra de carbono, Volocopter cuenta con espacio para dos personas, pesa tan solo 300 kilogramos y puede llegar a alcanzar los 70 kilómetros por hora. El sistema de hélices múltiples que incorpora favorece su estabilidad casi perfecta y, además, junto con un nuevo sistema de control sensorial, garantiza una notable seguridad.  

VolocopterVolocopter VC200, e-volo, 2013. 

De entre las numerosas ventajas del artefacto, su seguridad es una de las más llamativas. Al tener que controlar exclusivamente la dirección del aparato, el Volocopter reduce al mínimo la posibilidad de cometer errores por parte de los pilotos, que no deben preocuparse de las condiciones de seguridad del vuelo. Además, el prototipo de e-volo cuenta con suministros de energía extra, suficientes en caso de que las primeras baterías sufrieran algún percance durante el trayecto.  


VolocopterVolocopter VC200, e-volo, 2013. 

Por otro lado, la compleja tecnología con la que cuenta Volocopter ha posibilitado la creación de un sistema de conducción y pilotaje extremadamente simple: el manejo de un sencillo “joystick”. Por todas las ventajas de Volocopter, entre las que incluimos esta última, sus creadores opinan que, aunque todavía tenga mucho camino por delante, si este diseño llegase a penetrar algún día en el mercado del comercio internacional cambiaría drásticamente el modo en el que nos movemos a lo largo del planeta.  

VolocopterVolocopter VC200, e-volo, 2013. 

El proyecto resulta ser innovador también en lo referido a su financiación. Gracias a una plataforma de crowdfunding (www.seedmatch.de), creada con el objetivo de recaudar fondos para producir en serie modelos del Volocopter, sus impulsores han conseguido alcanzar el récord europeo de dinero obtenido mediante este método ¡1.200.000 euros!

Volocopter CV200
Volocopter VC200, e-volo, 2013.

Volocopter CV200
Volocopter VC200, e-volo, 2013.

Volocopter CV200
Volocopter VC200, e-volo, 2013.

Volocopter CV200
Volocopter VC200, e-volo, 2013.

Volocopter CV200
Volocopter VC200, e-volo, 2013. 

Volocopter VC200, e-volo, 2013. 

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *