Tirpitz Museum: BIG transforma un bunker alemán de la Segunda Guerra Mundial

El estudio danés de arquitectura BIG ha transformado y ampliado un histórico bunker alemán de la Segunda Guerra Mundial de la costa oeste de Dinamarca en el Tirpitz Museum. Un “museo invisible”, que a modo de santuario contrarresta con el dramático pasado de la zona, y alojado en una única estructura de 2.800 metros cuadrados se incrusta en el paisaje de las playas protegidas de Blåvand, con las que se mimetiza.

Cebra rediseña el Experimentarium de Copenhague

El Experimentarium de Copenhague, uno de los centros científicos más importantes de Dinamarca, acaba de reabrir sus puertas con un nuevo e impresionante interior, obra del estudio de arquitectura danés CEBRA. Una intervención que, además de duplicar el área de exposición, incluye una gran terraza en la azotea para actividades al aire libre, una cafetería con…

Refugios para disfrutar de la naturaleza, de Lumo Arkitekter

Shelters by the Sea son una serie de refugios construidos por el estudio de arquitectura Lumo en el archipiélago de South Fyn (Dinamarca). Los diferentes albergues se encuentran distribuidos a lo largo de 19 enclaves de la costa danesa, y la ubicación de cada refugio ha sido cuidadosamente seleccionada para su perfecta adaptación al entorno sin interferir en el paisaje.

¿Me prestas tus ojos? Be My Eyes, app para personas con discapacidad visual

La vida para las personas con impedimentos visuales no siempre es fácil: tareas como comprobar la fecha de caducidad de un cartón de leche o elegir entre dos latas similares en un supermercado puede resultar todo un desafío. Be My Eyes quiere poner solución a este problema: esta aplicación para smartphone pone en comunicación a invidentes con asistentes para facilitar su día a día y resolver con rapidez estos pequeños conflictos.

Collar Lamp de Jordi López Aguiló para Nordic Tales

El arquitecto y diseñador Jordi López Aguiló ha creado Collar Lamp, una lámpara “con vida propia” para Nordic Tales, una compañía danesa cuyos productos, tanto en la forma como en su envoltorio, narran un cuento que acaba escribiendo el usuario. El de Jordi López es un “ser que observa con la boca abierta, sorprendido”. Será su dueño el que, al desembalarlo, convierta esa cara de sorpresa en un final feliz.