One, el cargador externo de Katerina Kopytina

La joven diseñadora afincada en Moscú, Katerina Kopytina, especializada en diseño industrial y de producto, ha diseñado One. Un pequeño cargador de batería externo con dos conectores, que permiten, de forma simultánea, cargar el teléfono y copiar fotografías, archivos o música a otro dispositivo.

Laminatti, la silla especular de Federico Varone

“Una investigación sobre maquetas en papel de cartón, en la que trataba de utilizar la menor cantidad de piezas posibles, fue el punto de partida de este proyecto”, afirma Federico Varone, que se planteó, a partir de este ensayo, la posibilidad de fabricar un asiento a través de pliegues y deformaciones en un material laminar.

Manta Ray Chair, Inoda + Sveje reinterpreta la silla Windsor Chair

El estudio de diseño con sede en Milán Inoda + Sveje acaba de lanzar su último trabajo, la Manta Ray Chair, una reinterpretación de la tradicional ‘”lounge chair”, que proporciona un cómodo asiento para los preciados momentos de relax. Una silla, resultado de varios años de experiencia e investigación, de líneas orgánicas y fluidas, y una gran ergonomía, que, fabricada en Italia a partir de los mejores tipos de madera, materializa los valores que definen el trabajo de estos dos diseñadores.

Magistral Chest, la cómoda zoomorfa de Sebastian Errazuriz

Considerado uno de los diseñadores más originales y experimentales de la escena estadounidense, el chileno Sebastian Errazuriz es un artista a todos los niveles. Sus trabajos, que se extienden desde el arte público y el arte abstracto hasta el diseño industrial y la escultura, buscan cuestionar los límites entre funcionalidad y simbolismo, arte y parodia, revelando a menudo realidades ocultas e insospechadas.

Sofa So Good, Janne Kyttanen, metal y tecnología 3D

El diseñador finés Janne Kyttanen presenta Sofa So Good, un asiento de resina fabricado con la ayuda de una impresora 3D. El mueble, de 1,5 metros de altura, replica las formas de la tela de araña en una malla geométrica estable, firme y sin apenas peso. El sofá supone además un ejercicio de diseño en el que se aspira a minimizar el consumo energético de su producción y reducir los costes de transporte.