bottega4.jpg

Viaje al centro del diseño

Fabio Novembre, uno de los diseñadores de nueva generación más relevantes en Milán, ha escrito recientemente un libro titulado “el diseño explicado a mi madre”. Pues bien, mientras escuchaba su presentación en el Instituto Superior de Arquitectura y Diseño de Milán, pensé que si yo tuviese que explicar a mi madre en qué consiste el diseño, seguramente haría una asociación directa con la ciudad de Milán, y si una vez situados en esta ciudad, que por fiestas populares entiende semanas dedicadas a la moda y al diseño, tuviésemos que recuperar el nombre de aquellos que con su trabajo hicieron de Milán la capital del diseño que es hoy, sin duda aparecería una lista enorme encabezada por los siguientes nombres: Castiglioni, Magistretti, Mangiarotti, Sottsass…

Para todo aquel que desee entender el diseño actual, o pretenda explicárselo a su madre, yo le recomiendo que reserve una visita al estudio-museo de Achille Castiglioni, que desde el 2006 recibe al público que reserve plaza en una de las visitas guiadas diarias.

La entrada al estudio se hace desde el patio interior de uno de los edificios que rodean la plaza del Castillo Sforzesco de Milán, concretamente en el número 27 de la misma. Allí nos recibe Antonella, la hija menor de Achille, que rápidamente nos invita a ponernos cómodos y nos lleva directamente a la primera de las 4 salas que forman el estudio: el taller o bottega

Instintivamente y antes de que Antonella comience a explicarnos las maquetas de los proyectos que vemos organizados en las numerosas estanterías que cubren las paredes, uno se siente ya afortunado de poder visitar uno de los laboratorios donde se idearon los clásicos del diseño italiano y mundial, y al mismo tiempo emocionado cuando Antonella comienza a hablar de los proyectos con la pasión que sólo una persona tan allegada al maestro podría ponerle. Repasamos proyectos tan reconocibles como la lámpara Arco, la Allunaggio (alunizaje), la Taraxacum 88 (diente de león), la Giovi, la Lampadina (bombilla) y aquellas que fueron ideadas con la llegada del material Cocoon como la Gatto o la Viscontea y, por supuesto, Antonella nos acerca un trozo de material para que lo toquemos mientras nos muestra en un monitor el proceso de producción de las mismas.  

A partir de este momento Dianella, una de las dos asistentes de Achille que continúan con la labor de catalogar y digitalizar todo el material del estudio, nos desvela muchos de los secretos que cada uno de los proyectos esconden: desde las fuentes de inspiración del mismo, hasta las largas horas de trabajo previas a las entregas importantes. En la sala de dibujo nos muestra proyectos de naturaleza muy diferente pero todos y cada uno igual de interesantes. Nos habla de las radios proyectadas por los hermanos Castiglioni, nos muestra un proyecto universitario de Achille en el que, en tiempos de la Italia fascista, se atrevió a hacer una maqueta en la que representó edificios con bloques de queso, y tantas otras curiosidades. 

Atravesando la sala que contiene una infinidad de objetos anónimos que Achille recogía y utilizaba en sus lecciones de diseño, llegamos a la sala de reuniones, desde donde se puede ver prácticamente todo el estudio gracias a un espejo de grandes dimensiones que cubre una esquina formando 45 grados con las paredes. En esta sala encontramos una mesa central rodeada de sillas de diversa tipología y coronada por una gran lámpara que perteneció al estudio de escultura del padre de Achille. Sobre la mesa vemos varias versiones del cenicero Spirale, y de forma casi confidencial nos desvelan que próximamente se comercializará una versión en miniatura.

Allí dentro descubrimos aún más objetos diseñados por Castiglioni, desde la famosa lámpara Parentesi, la Gibiana, la Toio o las famosas sillas Mezzadro (que reutilizan dos de los elementos del asiento de un tractor junto a un elemento de madera para crear tres puntos de apoyo) o la Sella (con forma de sillín de bicicleta de carreras, pensada para ser utilizada al hablar por teléfono en el pasillo de las antiguas casas).

Estoy seguro de que nuestras madres entenderían mucho mejor nuestra pasión por el diseño si las llevásemos a pasar una hora, larga, tan deliciosa en el estudio de Achille. También la madre de Antonella, Irma, sale a saludarnos, curiosa por conocer la procedencia de quienes nos acercamos al estudio, y nos despide de forma amable, agradecida por nuestra visita.


Para más información: www.achillecastiglioni.it
Contacto: info@achillecastiglioni.it
Reservas: 0039-028053606

 

Fotos del estudio de Fabrizio Marchesi.

Arco y Lampadina, Foto de Amendolagine-Barracchia. 

Gibiana e Mezzadro, Foto Amendolagine-Barracchia. 

Agradecimientos a la Triennale de Milán y al estudio Castiglioni por su colaboración.

3 opiniones en “Viaje al centro del diseño”

  1. Estuve hace poco en Milán ya que soy una entusiasta del diseño italiano pero no pude visitar el museo Castiglioni. Después de leer este post ya tengo una escusa para volver de nuevo a Milano (puede que con mi madre..). Gracias por tan bonita descripción de la visita.

  2. Fantástico AMV, por un momento nos sumerges en lo que sería una visita a uno de los lugares de más efervescente creatividad de las últimas décadas.

    Y lo que es más, desde mi perspectiva, este artículo ayuda a abrir los ojos a muchos jóvenes diseñadores que enfrascados en sus monitores y en sus blocs de bocetos, no atisban a entender la relación taller-experimentación-diseño.

    Ya estoy deseando leer el siguiente, y hacer una visita a Milano

  3. Totalmente de acuerdo Fredi VG…y no olvidemos que en el estudio no había ordenadores, que aunque seguramente nos ayudan mucho en términos de representación y de gráfica, a menudo hacen que olvidemos que existen muchas y muy productivas formas de experimentación que no incluyen una pantalla delante de nosotros. Buena observación.

    Gracias por los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.