la-actitud-innovadora-portada.jpg

La actitud innovadora

Cinco principios para generar una nueva forma de gestión

Hoy quiero utilizar el post semanal para presentaros mi último libro de difusión general sobre innovación estratégica y nuevos modelos de negocio: La Actitud Innovadora. Cinco principios para generar una nueva forma de gestión, editado por la Editorial Netbiblo dentro de su colección sobre innovación Pocket Innova.

Después de mi primera experiencia editorial: La Alquimia de la Innovación editado por Deusto y escrito conjuntamente con Alfons Cornella, La actitud innovadora es mi primer libro “en solitario”. No es esta una publicación para especialistas del management, ni un manual metodológico; La actitud innovadora es un libro vivencial, con una doble lectura: Para ser aplicada en clave personal y en clave empresarial.

La actitud innovadora tiene como fin definir “Cinco principios básicos” para crear una nueva actitud personal en pos de la innovación, los enunciados de estos principios son:

1. Habituarse a vivir en la incomodidad; 2. Tener siempre una actitud de punto de salida; 3. Los innovadores actúan como filtro de conocimiento; 4. Los innovadores son aplicadores de conocimiento; 5. Los innovadores necesitan colaborar con otras empresas y personas.

Estos cinco principios condensan una serie de observaciones realizadas a través de 20 años de carrera profesional sobre aquellos ejecutivos y empresas que tienen una predisposición superior para generar conceptos y plantear modelos de éxito. Seguramente todos hemos vivido la experiencia de detectar personas que tienen capacidades especiales para generar conceptos y las connotaciones positivas que éstas generan sobre nosotros y el entorno.

Previamente a estos principios, la obra plantea una serie de reflexiones sobre la situación actual de los mercados a nivel de nuevos modelos de negocio con el fin de contextualizar la innovación y la necesidad de cambio de actitud de los profesionales, haciendo un énfasis especial en el “valor” de los nuevos conceptos (diferenciando entre valor real, ofertado y percibido). Otro de los aspectos tratados es la diferencia entre emprender (acción personal) e innovar (acción grupal), siguiendo con una reflexión de ¿porqué pierden valor las cosas?; analizando el nivel de resistencia de los consumidores hacia los nuevos conceptos en “la ley de los mínimos máximos” y, por último, reflexionando sobre una economía basada en la estructura versus una economía basada en el conocimiento.

El punto de salida de esta obra es analizar la innovación como una “actitud personal”, que parte de las personas y es irradiada al grupo, empresa, país, etc. De este modo, de nada sirve introducir metodologías, recursos o equipos de innovación si las personas que integran las empresas no muestran una actitud especial hacia el cambio, la incomodidad, la velocidad, etc. es decir, hacia la innovación; es la actitud personal el aspecto clave de la innovación.

Se plantea en el libro una reflexión inicial: la segmentación de las personas / profesionales / empresas en dos grupos básicos y transcendentales: aquellas que tienen una actitud especial para iniciar conceptos y aquellas que la tienen para ejecutarlos. Lo importante de esta discriminación no es tanto el saber a qué grupo se pertenece, sino reflexionar con quién me tengo que relacionar y complementar. Uno de los aspectos relevantes de este punto, es la reflexión de cómo promocionamos a las personas dentro de las organizaciones. En ocasiones premiamos a alguien con actitud especial para iniciar con un cargo de ejecutar, y viceversa.

Otro de los aspectos tratados es la formación como un aspecto homogeneizador de los profesionales. La formación sin innovación anula la excelencia de los profesionales y las organizaciones. La homogeneización de la formación produce un efecto anulador de la excelencia que es recuperado gracias a la innovación.

En resumen, es esta una obra en clave personal y vivencial, que intenta transmitir de forma lógica y con sentido común una serie de principios fáciles de aplicar por el lector hacia la búsqueda de la “Actitud Innovadora”, facilitando una comprensión del entorno y visualizando aquellos cambios de actitud necesarios para obtenerla.

PD: Deseo sinceramente que la lectura de esta obra os guste y sirva para “potenciar” vuestra “Actitud Innovadora”. No dejéis de incluir vuestros comentarios sobre La Actitud Innovadora en mi blog: www.antoniflores.com; de este modo todos podremos ampliar nuestros conocimientos y construir sobre ellos.

Podéis encontrar más info sobre el libro en www.actitudinnovadora.com

2 opiniones en “La actitud innovadora”

  1. Interesante los 5 puntos…ya que creo que cumplo sino todos casi todos…gracias por proveerme este punto de vista de mi mismo!!;-)

  2. Gracias por tu opinión Juan. Espero tus comentarios sobre el libro! Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.