VA-Ballgowns-exhibition-008.jpg

My views on Fashion/13 BALLGOWNS. British Glamour Since 1950

BALLGOWNS. British Glamour Since 1950

La moda acostumbra a vender sueños. Construye burbujas herméticas de lujo. Puentes a mundos lejanos e inalcanzables. El mundo de la moda intenta personificar aquello que creemos deseado, aquello que uno idea y no consigue de ningún modo alcanzar. Ballgowns, British Glamour since 1950 responde a esta visión, a este cuento de princesas que enmascara el vestir.

En un contexto general de crisis y bajo la excusa de exponer vestidos de fiesta propios de la sociedad élite del bien estar y la abundancia desarrollan un tema quizás vacío, quizás insuficiente para sustentar la tesis de la exhibición. Así, muestran dentro de la recientemente renovada Fashion Gallery del Victoria&Albert Museum, un pódium estelar alzado hacia la constelación de los grandes diseñadores británicos de las últimas décadas.

La estructura del display se divide en dos plantas, la primera con un tono más clásico, pasteloso, de atrezzo facilón. Nos conduce al mundo de las princesas, el status, las fiestas royalties, los pom-poms y la organza de los eventos exclusivos como el Queen Charlotte’s Birthday Ball. Nos introduce en un sueño de nubes de azúcar al que pocos pueden aspirar. Un cuento de cuentos entre brillantina, tules rosa palo y purpurina. Detalles incrustados cosidos por múltiples manos durante horas y horas y horas. Las prendas agrupadas por tono, colorido y calidad del material. División simple, visualmente práctico, conceptualmente nulo.

Después de comernos el pastel subimos hacia la segunda planta, nos elevamos de aquello ya elevado. La atmósfera persiste íntima, la luz nos descubre tímidamente los modelos más representativos de firmas establecidas como Amanda Wakeley. Después da paso a la catarsis, todas las jóvenes promesas actuales del arte del vestir aquí presentes. Todas las horneadas de la super Central Saint Martins School of Art&Design de los últimos 20 años. Des de Hussein Chalayan, Alexander McQueen o Antonio Berardi a Mary Katrantzou, Christopher Kane o el siempre presente Gareth Pugh. Entre ellos Roksanda Ilincic y su elegancia sofisticada, Marchesa exponiendo el saber hacer de la alfombra roja o Jonathan Saunders con sus prints inconfundibles.

 


 

Y muchos más, todos, no falta ni uno, todos ellos como muestra de la figura del DISEÑADOR estrella. Creativo, efervescente y mediático. Estamos ante un absoluto acto publicitario. Muestra evidente del poder de la institución para proyectar la creatividad individual y aparentemente independiente. Los ingleses son buenos vendiendo sus productos, lo saben y lo hacen.

En esta muestra nos encontramos con la OCASIÓN, aquella irreal oportunidad de llevar un vestido exclusivo, una puesta de largo, un evento de aquellos con los que los visitantes solo pueden soñar. Con una PIEZA de vestir ideada para estas ocasiones especiales, reflejo de una sociedad inalcanzable, lejana, prácticamente irreal.

Ballgowns que nos alejan de lo monótono, casual y fácil. Que aleja la mente de un día común a los demás. Nos venden el sueño de la calidad, la elegancia y el buen hacer. Nos venden esa parte lejana del mundo desestructurado en el que vivimos. Un cuento, una fantasía que se convierte en pesadilla para los que aman las prendas sin más esquemas que por su naturaleza creativa, sus detalles, sin el farol y la burbuja que engendra el universo de la moda.

 

BALLGOWNS. British Glamour Since 1950 se puede visitar en el V&A de Londres hasta el 6 de Enero de 2013. Para más información http://www.vam.ac.uk/content/exhibitions/ballgowns/
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.