1-Obra-Griz.jpg

Obra Gris en la BID Madrid 2012

Ingrid Cordero y Oscar Ruiz Schmidt, par de diseñadores de moda costarricenses, conforman Obra Gris, un nombre marca para sus productos, nos tienen acostumbrados a la singularidad de esas propuestas, por lo general las sustentan en un concepto vinculado al acontecer e impacto sobre la sociedad contemporánea. Durante los días 15, 16 y 17 de noviembre, tuvieron un show room en la Sala 1 del Museo de Arte y Diseño (MADC) para el lanzamiento de su nueva colección titulada Como el agua forma la tierra.

Vista de Sala 1.1 y Sala 1 del MADC con la propuesta de Oscar Ruiz e Ingrid Cordero. Foto cortesía del MADC.


Por esta colección fueron seleccionados y obtuvieron el Premio a la representación nacional en el sector moda de la Tercera Bienal Iberoamericana de Diseño Madrid 2012, donde exhibirán a partir del 26 de noviembre, día de inauguración de este evento suprarregional que se realiza en la capital española cada dos años.
Me interesa saber de ellos -en particular-, cuál es el carácter de su abordaje, cuando involucran territorialidad y yuxtaposición de culturas, muy sensibles en dicho título cuando relacionan al río San Juan -fronterizo entre Costa Rica y Nicaragua-, de tensiones político-geográficas de enorme actualidad.

Oscar Ruiz e Ingrid Cordero Sala 1 MADC. Foto cortesía del MADC.

LFQ: ¿Por qué relacionar el diseño de prendas y accesorios del vestir con el río San Juan?
Oscar Ruiz Schmidt e Ingrid Cordero:
Como marca, nos propusimos llevar una temática de un ámbito geopolítico a otra esfera. Nos interesa explorar la capacidad del textil para llevar consigo un contenido temático o vivencial. El cuerpo se enfrenta con las prendas de vestir diariamente para su presentación ante los otros y la moda como objeto intermediario nos interesa muchísimo.

Oscar Ruiz e Ingrid Cordero Sala 1 MADC. Foto cortesía del MADC.

LFQ: ¿De dónde nace la idea de referenciar una situación político-geográfica con el diseño de modas?
Oscar Ruiz Schmidt e Ingrid Cordero:
No somos los primeros en inspirarnos en este tipo de temática en un proyecto de diseño de moda. La colección la concebimos desde Alemania –donde cursamos estudios de maestría, y ese fue nuestro proyecto de graduación-, es un intento de hablar sobre algo que nos es cercano y que se estaba discutiendo en medios de comunicación en el momento en el que empezamos: el conflicto de la Isla Calero y la distribución de las aguas del río.

Show room de Oscar Ruiz e Ingrid Cordero Sala 1 MADC. Foto cortesía del MADC.


LFQ: ¿Por qué superponer esa estructura geométrica de un hexágono irregular -con sus tensiones perceptivas intrínsecas-, a los rostros de los modelos? ¿Lo hacen para generar la imagen comunicativa de la colección? ¿Tiene que ver con la superposición de culturas: la europea  que  se rige en la geometría euclidiana ante las matrices orgánicas, no lineales de la naturaleza y la cultura centroamericana?
Oscar Ruiz Schmidt e Ingrid Cordero:
Esa figura geométrica es la retícula de las medidas áureas del rostro. La utilizamos por que nuestra premisa como estudio de diseño es cuestionar la relación entre la moda y el cuerpo; nuestra propuesta conceptual yace en la observación de los procesos inacabados de negociación entre ambos.

Evento de inauguración. Fotografías cortesía del MADC.

LFQ: La Sala 1 del MADC exhibió esta experiencia de moda muy bien articulada, prendas del vestir y accesorios con acabados de alta costura y una estupenda conceptualización motivan a posar nuestra mirada imaginativa en aquel entorno tan conflictivo, como es la isla Calero, en disputa en los tribunales internacionales. Con aquellos verdores de la zona y esas líneas direccionales que aparecen en los vestidos generando un fuerte contraste entre lo orgánico y la línea recta o la formación de configuraciones geométricas que acrecientan el cuerpo, activan el sentimiento del vivir hoy en encuentro con la vida urbana, el museo, el mercado, la proyección internacional.
Ingrid y Oscar demuestran que la innovación no solo está en producir sus propios textiles con todas las exigencias técnicas y económicas, está en generar referentes que aporten a la discusión de los grandes temas presentes en conciencia colectiva y que “visten” el panorama social y cultural del país y la región. La muestra presenta -además de los vestidos y accesorios-, hermosas fotografías de Pablo Cambronero y el video de Ernesto Jara que tomaron en el sitio fronterizo en mención, en una locación bastante sui generis donde se mueven los y las modelos tanto como individuos de la zona.

La directora del MADC Fiorella Resenterra presenta a los diseñadores OscarRuiz e Ingrid Cordero en la inauguración del lanzamiento. Fotografía cortesía del MADC.


Por otro lado, activa el pensamiento crítico el sugerente nombre de la marca “Obra Gris”, en tanto refiere a proceso, a camino y de lo aún en construcción, como la tan cuestionada “trocha” fronteriza que de alguna manera relacionan los sistemas de complejidad actual donde algo que suceda, por pequeño o grande que sea, nos afecta a todos, a ticos y nicas, como las aguas del río y la tierra en disputa, como la naturaleza que en su trazo orgánico le imponemos bordes inusuales, (a)temporales, que nos encabritan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.