oficina-1940.jpg

Los nuevos espacios de trabajo

El concepto “oficina” tiene fecha de caducidad. Los típicos despachos grises y cuadriculados están destinados a desaparecer para dejar paso a espacios más cálidos, y que cada vez se asemejan más a zonas características del ámbito hogareño.

Oficina típca de los años 40.

Se proyectan lugares de trabajo más frescos y con colores estudiados, ya que está demostrado que éstos afectan al estado del ánimo y a la conducta. Las nuevas distribuciones y las transparencias crean espacios abiertos que facilitan la interacción entre las distintas personas y evitan las jerarquías dentro del grupo. Se suprimen los tabiques fomentando la comunicación visual así como la sensación de amplitud. Las funciones de las distintas áreas también han cambiado y cada vez se le da más importancia a las áreas destinadas al relax, donde se puedan crear atmósferas distendidas. Además, con los diferentes elementos de almacenaje de los que se dispone en el mercado, se evita la acumulación de documentos y archivos encima de las mesas y la sensación de orden se vuelve más evidente.

Oficina del S.XXI.

Y toda esta inversión tiene un motivo que no sólo tiene que ver con la estética o la moda. La evolución de estos espacios, va en consonancia con el desarrollo de la tecnología (el simple cambio de grosor de los monitores ya es bastante representativo), con la salud, y con los distintos modos de relacionarse que existen en la actualidad; debido a la competitividad del mercado, cada vez es más importante promover el trabajo en equipo y que la comunicación sea ágil y efectiva. Estos nuevos espacios deben ser dinámicos y, por lo tanto, adaptables a las necesidades cambiantes dentro de la empresa. Es tal lo que afecta a una persona el lugar en el que se encuentra, que si un individuo está a gusto dentro de un entorno acogedor, su productividad aumenta porque este espacio que le rodea siempre va a afectar a su modo de actuar y de percibir.

Todo se traduce en una experiencia sensorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.