Dactiloscopia Rosa, de Marco Canevacci. Una mano gigante de latex en Matadero Madrid

Instalación de Marco Canevacci. Una mano gigante de latex en Matadero Madrid

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Y la cronología del movimiento de liberación sexual en España

Hasta el próximo 2 julio, una mano gigante de latex rosa creada por el fundador del colectivo Plastique Fantastique, Marco Canevacci, invade la Nave 11 de Matadero Madrid. Una instalación bautizada como ‘Dactiloscopia Rosa’, para la que su autor —conocido por sus esculturas gigantes hinchables en ciudades como Helisinki, Roma, Berlín, París, Copenhague, Bogotá, México o Seúl— se ha inspirado en las conocidas matrioshkas, albergando en el interior de la nave una escultura hinchable que a su vez alberga al visitante en su interior. Se genera así un diálogo espacial entre muy distintas escalas y arquitecturas, donde es el propio visitante quien maneja la escena y sus posibles usos.
El interior de la escultura aloja una muestra de los fanzines más representativos del Archivo Transfeminista Kuir del Museo Centro de Artes de Vanguardia La Neomudéjar, que reúne ejemplares de muy diversas épocas, desde los años setenta, editados en la clandestinidad durante la represión franquista, hasta la actualidad. Los visitantes podrán consultar los facsímiles producidos especialmente para la ocasión, así como una memoria audiovisual de las manifestaciones y encuentros sociales de los colectivos de los primeros años 90, y la cronología del movimiento de liberación sexual/ LGTBQ en España desde 1970 hasta 2016. Además, en la que sería la uña de cada dedo se proyectan cinco piezas de videoarte, que reflexionan sobre temas como la construcción de la identidad y el género, el pudor y el desdoro, o el cuerpo y el ejercicio de poder.

'Dactiloscopia Rosa', de Marco Canevacci, invade Matadero. © Álvaro López del Cerro
‘Dactiloscopia Rosa’, de Marco Canevacci, invade Matadero. © Álvaro López del Cerro
'Dactiloscopia Rosa', de Marco Canevacci, invade Matadero. © Álvaro López del Cerro
‘Dactiloscopia Rosa’, de Marco Canevacci, invade Matadero. © Álvaro López del Cerro

GuardarGuardar

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *