El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice

El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal

Brutalismo y buqué en el corazón de Praga

Formafatal, el estudio checo fundado en 2015 por Dagmar Štěpánová, firma una imponente reforma en el corazón de Praga. Se trata del Autentista, un espectacular espacio gastronómico especializado en la cata y disfrute del vino.

El objetivo del equipo a cargo del proyecto, compuesto de Jan Roučka, Katarína Varsová y Dagmar Štěpánová, era adaptar una antigua casona ubicada en el casco antiguo de la pintoresca capital centroeuropea, a los actuales lineamientos estéticos, sin dejar de lado, claro está, las necesidades funcionales de este particular tipo de locales.

La respuesta de Formafatal no fue otra cosa que contundente. Los interiores, abovedados, de arcadas pronunciadas y espacios compartimentádos, acordes al lenguaje arquitectónico local, pusieron un pie en el siglo XXI de una pincelada, gracias la diestra implementación de una paleta predominante de tonos grises, detalles en acero forjado y una iluminación a la altura de las circunstancias.

En definitiva, el Autentista es un soberbio proyecto en clave industrial, que ha sido diseñado para ofrecer a sus visitantes una experiencia original pero reconocible a través de la composición de ambientes austeros con reminiscencias propias del mejor brutalismo soviético. Brillante.

El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice
El Autentista: la enoteca industrial de Formafatal. © BoysPlayNice

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.