laus_012.jpg

Diseño de envases y pastelería, de Habermas Comunicación

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El estudio de diseño sevillano Habermas Comunicación ha creado los nuevos envases para el surtido de mantecados de la empresa El Mesía. Seleccionados para los premios Laus 2013, aúnan tradición y vanguardia y consiguen ajustarse a las nuevas demandas del mercado. Los diseños ofrecen una imagen renovada de la marca que conecta al mismo tiempo con los valores y la estética de sus orígenes.

FP1958, Habermas Comunicación, 2012.

La colaboración entre el estudio y la empresa se produjo en el contexto de Surgenia, Centro Tecnológico Andaluz de Diseño que facilita y promueve la participación y cooperación de profesionales de diferentes ámbitos a fin de garantizar la competitividad de sus productos. En su deseo de volver a conectar con el consumidor, El Mesía cedió al estudio sevillano la tarea de encontrar una forma diferente de presentar los mantecados de toda la vida, de llevarlos hasta sus casas y hacerlo sin olvidarse de los valores de siempre. Los diseños debían conciliar los formatos que tienen cabida en el mercado con una propuesta que recordara la calidad del producto artesano.

FP1958, Habermas Comunicación, 2012.

Se decidió partir del original, reinterpretar los primeros estuches y llevar a cabo una renovación en la que la estética de principios del siglo XX siguiera en cierta forma vigente. El nombre del producto, FP1958, hace referencia al año en que nació la empresa y a las iniciales del que fue su fundador, Francisco Pradas. Desarrollado en diagonal, divide la superficie en dos campos bien diferenciados que en la caja más pequeña tendrán un tratamiento diferente. En ella, el logotipo de la empresa impone un sentido en la dirección de la mirada. Nos conduce desde la amplitud del espacio vacío superior hasta la progresiva concentración de elementos en el inferior.

FP1958, Habermas Comunicación, 2012.

El texto que allí se encuentra explica el contenido y el motivo de los nuevos envases. Su tipografía −de imprenta, regularizada y sin serifa− difiere de la más esbelta y aligerada de las palabras Francisco Pradas y Estepa. En cambio, el trazo reservado para el nombre del producto, FP1958, aunque igualmente fino, presentará zonas de mayor grosor con un ligero sombreado. La tipografía del elemento principal entronca con la de los años cincuenta de manera que el recuerdo de los primeros envases se hace mucho más efectivo.

FP1958, Habermas Comunicación, 2012.

En los estuches de mayor tamaño el diseño respira con amplitud. El texto cede paso al espacio vacío y la convivencia de elementos se suaviza. El logotipo o símbolo de la empresa cuenta con dos astas iguales dispuestas a modo de cruz griega que son en realidad dos rodillos de amasar y una manera de aludir a los orígenes de Francisco Pradas, farmacéutico. Padre del actual propietario de El Mesías, el diseño se concibió para rendir homenaje a su figura y los orígenes de la empresa.


Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *