Storylane-Valkenberg-02a.jpg

Identidad visual de Storylane por Janssen & Valkenberg

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Storylane es una identidad visual ideada específicamente para las contingencias del mundo audiovisual. Diseñada por el estudio holandés Janssen & Valkenberg, esta identidad ha sido concebida desde un inicio para acomodarse a los endiablados ritmos de producción y a la enorme diversidad de soportes utilizados.

 

Retícula, Storylane, Janssen & Valkenberg, 2014.

Janssen & Valkenberg es un pequeño estudio holandés capitaneado por Marteen Janssen y Fabian Valkenberg. A caballo entre el branding y el diseño, este estudio entiende la creatividad como un acto entre iguales. “No somos el típico dúo en el que cada uno de los miembros complementa al otro. En vez de eso, nos situamos casi en el mismo nivel. Esta es nuestra ventaja: podemos pensar más, crear más rápido y ser la conciencia del otro”, explican desde su página web.

Storylane de Janssen & ValkenbergConstrucción del logotipo, Storylane, Janssen & Valkenberg, 2014.

Su último trabajo es la identidad visual de la productora de contenidos audiovisuales Storylane. Esta empresa holandesa requería un sistema gráfico que se adaptase a los ritmos de trabajo propios de una productora de video, además de a la multiplicidad de formatos y lenguajes utilizados por sus creativos.

Storylane de Janssen & ValkenbergVariaciones del logotipo, Storylane, Janssen & Valkenberg, 2014.

La respuesta de Janssen & Valkenberg a este dilema es una retícula cuadriculada, núcleo central del proyecto. Sobre ella se articulan todos los elementos que configuran la identidad, como textos, iconos o imágenes. Además, gracias a su distribución regular, esta retícula ofrece una estructura rígida al mismo tiempo que flexible, permitiendo que la compañía audiovisual pueda adaptar con facilidad y rapidez sus contenidos al sistema.

Storylane de Janssen & ValkenbergVariaciones del logotipo, Storylane, Janssen & Valkenberg, 2014.

Partiendo de esta retícula se desarrollan el resto de elementos gráficos de la identidad visual. En el logotipo, los caracteres del nombre de la empresa se distribuyen por la red de líneas en mayúsculas huecas siluetadas en color rojo. Al mismo tiempo, los espacios no cubiertos por las letras son sustituidos por pequeños iconos o por viñetas también huecas. La distribución de estos tres elementos no es fija, sino que varía en función de las necesidades comunicativas. El resultado es un logotipo maleable que pese a sus infinitas configuraciones no deja de perder su identidad gráfica.

Storylane de Janssen & ValkenbergIconografía, Storylane, Janssen & Valkenberg, 2014.

Storylane de Janssen & ValkenbergIconografía, Storylane, Janssen & Valkenberg, 2014.

El estudio holandés ha diseñado también un juego iconográfico donde se representan distintas ideas asociadas a la cultura empresarial de Storylane. Mientras que algunos de ellos se vinculan directamente con la propia actividad de la compañía audiovisual, como cámaras fotográficas o claquetas, otros responden a objetos que refieren a ocupaciones adyacentes, como corbatas o palas de pingpong. En total, son 32 iconos de lineas sencillas que se aplican a las diferentes soluciones gráficas de la identidad.

Storylane de Janssen & ValkenbergCódigo cromático, Storylane, Janssen & Valkenberg, 2014.

Storylane de Janssen & ValkenbergTipografías, Storylane, Janssen & Valkenberg, 2014.

El código cromático se reduce a tres colores: blanco, verde y rojo. Estos presentan distintas variaciones de tono y contraste, lo que amplía finalmente la paleta de colores a ocho. Su combinación a lo largo de toda la identidad visual ofrece una imagen luminosa y muy contrastada. En cuanto a la tipografía, Janssen & Valkenberg se han decantado por dos familias: Proxima Nova, presente en tres pesos —light, regular y bold—, y Open Sans. Los dos especímenes, de palo seco y trazos más bien neutrales, aportan un claro énfasis en la legibilidad de los textos.

Storylane de Janssen & ValkenbergPapelería, Storylane, Janssen & Valkenberg, 2014.

Storylane de Janssen & ValkenbergPackaging de DVD, Storylane, Janssen & Valkenberg, 2014.

Storylane de Janssen & ValkenbergTarjeta de visita, Storylane, Janssen & Valkenberg, 2014.

La identidad visual se aplica a una amplia gama de soportes y productos, como documentación interna, cartelería, packaging, papelería, merchandising o productos digitales como la página web. Del mismo modo, el sistema de retículas permite a la identidad adaptarse a futuras necesidades de la compañía. 

Storylane de Janssen & ValkenbergBolsa, Storylane, Janssen & Valkenberg, 2014.

Storylane de Janssen & ValkenbergPágina web, Storylane, Janssen & Valkenberg, 2014.

Storylane de Janssen & ValkenbergBocetos, Storylane, Janssen & Valkenberg, 2014.

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *