Karloff de Peter Bi’lak, la bella y la bestia de las tipografías

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Karloff es la bella y la bestia de las tipografías. Diseñada por Peter Bi'lak, tipógrafo eslovaco afincado en los Países Bajos, Karloff hace converger de una manera peculiar la belleza y la fealdad en una tipografía que a la vez resulta proporcionada y monstruosa.  La familia tipográfica está compuesta por tres pesos diferentes y sus respectivas versiones itálicas.

 

Karloff, Peter Bi'lak, 2012.

“Durante milenios la especie humana se ha esforzado por capturar los ideales de belleza. Los hemos buscado en las proporciones divinas, en la simetría y la armonía. Luchamos por definirlos, aunque los reconozcamos nada más verlos. La fealdad es diferente. Arremete contra nuestras expectativas. Viola todos los cánones y retuerce las convenciones. La fealdad nos repugna, aunque también incita nuestra atención voyeurísatica.“

Karloff es un experimento tipográfico que indaga en las relaciones intrínsecas entre la belleza y la fealdad. Ideada por el tipógrafo Peter Bi'lak, Karloff surge a partir de una conferencia de diseño tipográfico celebrada en Copenhague en 2010. El tema de la ponencia, la tipografía conceptual, hizo que el diseñador eslovaco se interrogue sobre la posibilidad de concebir especímenes que no persigan expresamente la legibilidad.

karloff-Izq: Didot, Pierre & Firmin Didot, 1784 – 1811. Dcha: Bodoni, Giambattista Bodoni, 1798. Fuente: Wikipedia.

Karloff comienza por estudiar las características que definen la belleza y la monstruosidad. Bi'lak escoge a Bodoni y Didot como las familias más representativas del canon tipográfico de belleza clásica: diseñadas respectivamente por los hermanos Didot y por Giambattista Bodoni a finales del siglo XVIII, las dos tipografías inauguraron el llamado periodo moderno. Didot y Bodoni extremaron los contrastes entre los trazos gruesos y finos, introdujeron remates largos y aplanados en las serifas, y confirieron un mayor peso a las mayúsculas. Los dos especímenes acabaron por encarnar el ideal de tipografía clásica gracias a su anatomía estilizada, su legibilidad y su fuerte presencia estética.

karloff-Italic, 1821. Fuente: I Love Typography.

karloff-Italic, 1821. Fuente: I Love Typography.

En el extremo contrario, Bi'lak opta por Italian, una familia que persigue deliberadamente la deformidad. Nacida durante el siglo XIX con fines publicitarios, la fuente polariza la relación de trazos gruesos y finos en el cuerpo de las letras y exagera desmesuradamente sus remates. Italian viola sistemáticamente las convenciones tipográficas de la época con el objetivo de atraer la atención del lector.

karloff-

Karloff Negative, Peter Bi'lak, 2012. Fuente: I Love Typography.

karloff-

Karloff Positive, Peter Bi'lak, 2012. Fuente: I Love Typography.

Karloff es el resultado de la unión de los tres especímenes. Para Bi'lak, las diferencias entre la belleza de Didot y Bodoni y la monstruosidad de Italic son mucho menores frente a sus semejanzas. De esta manera, el proyecto se encarga de investigar los parametros comunes que detentan las tres familias, y arroja como resultado una tipografía compuesta por dos pesos diferentes, Negative y Positive.

karloff-Karloff Negative, Peter Bi'lak, 2012.

karloff.Karloff Positive, Peter Bi'lak, 2012.

Como sus propios nombres indican, Karloff Positive y Karloff Negative evocan en sus formas el clasicismo y el barroquismo, respectivamente. La diferencia entre ambas radica en el contraste entre sus trazos gruesos y delgados. Sin embargo, Karloff Negative y Karloff Positive se encuadran dentro de un mismo conjunto, ya que guardan una relación (diametralmente opuesta) en las proporciones y tamaño de sus astas y remates.

Las dos fuentes fueron creadas simultáneamente con la ayuda del también tipógrafo Pieter van Rosmalen. “Pudimos ajustarlas al mismo tiempo con el fin de obtener las mejores formas, más que subordinar una a la otra”, explica Bi'lak.

karloff-Karloff Neutral, Peter Bi'lak, 2012.

La familia Karloff se completa con Neutral, un peso que surge de la interpolación matemática de Negative y Positive. Su unión fue el resultado de un experimento casual que dió como resultado una fuente carente de grandes detalles y que imprevisiblemente evoca el carácter neutral de tipografías como Helvetica o Akzidenz Grotesk.

karloff-

Karloff, Peter Bi'lak, 2012. Pesos Positive, Negative y Neutral. Fuente: I Love Typography.

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *