camera_restricta3.jpg

Camera Restricta, tecnología para limitar la toma de fotografías

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Camera Restricta es un proyecto que, para muchos, será sin duda polémico. Diseñada por el alemán Philipp Schmitt, está pensada para funcionar como un detector de fotografías. Si la cámara advierte que se han tomado demasiadas fotografías en una determinada ubicación, se bloquea. En este sentido, puede ser considerada como una especie de censura al trabajo creativo del individuo, ya que la máquina decide si puedes o no tomar la fotografía en función, única y exclusivamente, de si muchos otros la tomaron antes que tu. 

 


Camera Restricta, Philipp Schmitt. © 2015

El Parlamento Europeo votó recientemente en contra de una enmienda que pretendía restringir la fotografía de edificios y esculturas con derechos de autor en los espacios públicos. La propuesta no salió adelante pero sí consiguió generar un debate al respecto. En este sentido, Camera Restricta vendría a ser una manera de llevar esto a cabo, pero la censura no vendría tras tomar la fotografía sino que se produciría antes incluso de tomarla. Camera Restricta, cuyo nombre hace referencia a la Cámara Oscura, la primera cámara fotográfica, supone pues un nuevo modo de entender la fotografía. 


Camera Restricta, Philipp Schmitt. © 2015 

El cuerpo de Camera Restricta está fabricado con una impresora 3D. En su interior lleva integrado un smartphone que se encarga de funcionar como GPS, así como de la conexión de datos. El teléfono funciona con una aplicación web que requiere de un servidor para consultar Flickr y Panoramio, y detectar así todas aquellas fotos etiquetadas geográficamente que se hayan tomado en un radio de 35 metros cuadrados. La cámara traduce estos datos en clics que recuerdan a un contador Geiger, pero que en lugar de advertir contra la radioactividad, representan las fotos detectadas. 


Camera Restricta, Philipp Schmitt. © 2015 

En función del número de fotos, la aplicación sintetiza el sonido de la cámara, y si el número supera el umbral establecido, una fotocélula colocada delante de la pantalla transmite la información a un microcontrolador que se encargará de retraer el obturador y de bloquear el visor, impidiendo que se puedan tomar más fotografías en ese lugar. 


 Camera Restricta, Philipp Schmitt. © 2015

El proyecto es una forma de cuestionar la actual práctica fotográfica que, con la llegada de la fotografía digital, ha supuesto un flujo infinito de fotografías. Pero no todo es censura o restricción. Camera Restricta facilita también la toma de imágenes únicas así como la emoción de saber que se está sacando la primera o la última fotografía en un lugar determinado. 

 

Camera Restricta, Philipp Schmitt. © 2015

 

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *