faceture-12.jpg

Faceture, piezas artesanales en resina, por Phil Cuttance

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El diseñador neozelandés Phil Cuttance ha creado Faceture, una colección de jarrones, lámparas y mesas de resina que han sido moldeados gracias a una máquina construida específicamente para la ocasión. El resultado es un proceso doblemente artesanal en el que el mecanismo se integra por completo en el proceso creativo.

 

Mesas, Faceture, Phil Cuttance, 2012. Fotografía de Petr Krecji.

Cada una de las piezas que componen Faceture ha sido elaborada artesanalmente, lo que la hace única e irrepetible.

Jarrones Faceture, Phil Cuttance, 2012. Fotografía de Petr Krecji.

Jarrones Faceture, Phil Cuttance, 2012. Fotografía de Petr Krecji.

Jarrón numerado, Faceture, Phil Cuttance, 2012. Fotografía de Petr Krecji.

Lámparas Faceture, Phil Cuttance, 2012. Fotografía de Petr Krecji.

Faceture-
Lámpara Faceture, Phil Cuttance, 2012. Fotografía de Petr Krecji.

Jarrón, mesa y lámpara, Faceture, Phil Cuttance, 2012. Fotografía de Petr Krecji.

Los objetos, exclusivos y numerados, han sido fabricados a partir de una mezcla de resinas de colores, mediante un molde geométrico modelado manualmente.

faceture-Creación del molde, Phil Cuttance, 2012. Fotografía de Petr Krecji.

faceture-Ajustado del molde, Phil Cuttance, 2012. Fotografía de Petr Krecji.

El proceso de elaboración comienza con la creación del molde del objeto. Una lámina de plásico de 0,5 mm de grosor es plegada, cortada, pegada y modelada hasta conseguir la forma deseada. El resultado final es una especie de malla con dobleces triangulares que dan el aspecto geométrico al objeto final.

facetube-Mezcla de resina y color, Phil Cuttance, 2012. Fotografía de Petr Krecji.

faceture-Molde girando, Phil Cuttance, 2012. Fotografía de Petr Krecji.

faceture-Extracción del molde, Phil Cuttance, 2012. Fotografía de Petr Krecji.

El molde se coloca en la máquina y, posteriormente, se vierte la resina en su interior. La malla es girada lentamente hasta conseguir que el líquido se extienda uniformemente por el molde. A continuación, se repite el proceso con una segunda resina de diferente color, de tal manera que el resultado final ofrece dos tonalidades diferentes, una para la cara interior y otra para la exterior.

Máquina Faceture, Phil Cuttance, 2012. Fotografía de Petr Krecji.

faceture-Máquina Faceture, Phil Cuttance, 2012. Fotografía de Petr Krecji.

Máquina Faceture, Phil Cuttance, 2012. Fotografía de Petr Krecji.

Terminado el proceso, se retira el objeto de la malla y se deja endurecer en un espacio de la máquina destinado específicamente para ello. El molde puede ser posteriormente reutilizado y conformar nuevas mallas para nuevos diseños.

Faceture, Phil Cuttance, 2012.

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *