Folding Lamp, Thomas Hick, 2015.

Folding Lamp, lámpara origami de Thomas Hick

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Con el proyecto Folding Lamp, el arquitecto y diseñador belga Thomas Hick invita el usuario a modelar su propia lámpara de mesa, doblándola como si fuera un origami. El material de partida consiste en una hoja cuadrada y pre-marcada de acero inoxidable, de seis milímetros de espesor y 48 centímetros de largo y de ancho. La lámina de metal (fabricada en Bélgica) viene acompañada de una placa de leds de alto rendimiento y luz cálida y de un sensor táctil, que permite tanto encender y apagar la lámpara como regular la intensidad de la luz con un simple toque de la mano. Una vez montada, la lámpara mide 35 centímetros de ancho y 25 de alto y su aspecto final depende de las preferencias del usuario y co-creador, que puede elegir entre cinco combinaciones de color (negro y dorado, blanco y dorado, blanco y cobre, blanco y rojo, negro brillante y blanco perla). Pronto, el proyecto Folding Lamp llegará a Kickstarter para ampliarse: “la idea —comenta el propio Thomas Hick— es crear una plataforma de crowdsourcing donde las personas puedan aportar sus propios diseños y crear su iluminación personalizada. El papel de la plataforma será el de convertir los diseños en productos, ofreciendo servicios de fabricación, venta y distribución”.

Folding Lamp, Thomas Hick, 2015.
Folding Lamp, Thomas Hick, 2015.
Folding Lamp, Thomas Hick, 2015.
Folding Lamp, Thomas Hick, 2015.

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *