lix-pen-22.jpg

Lix, el bolígrafo 3D que dibuja en el aire

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Diseñado por Ismail Baran, Anton Surovob y Delphine Eloïse Wood, Lix supone un paso adelante en el desarrollo de las tecnologías de impresión 3D: este bolígrafo, capaz de dibujar en el aire estructuras rígidas y autoportantes, abre las puertas de un nuevo universo creativo a arquitectos, ingenieros de producto, decoradores, joyeros, ilustradores y otros profesionales ligados al diseño. Lix no es la primera herramienta de su clase, pero sí la más refinada, la más pequeña, la más precisa y la más ergonómica. En definitiva, la más humana.

 

Bolígrafo 3D Lix, Ismail Baran, Anton Surovob y Delphine Eloïse Wood, 2014. 

El proyecto comienza a gestarse en 2013. Sus creadores, una startup británica fundada por Ismail Baran, Anton Surovob y Delphine Eloïse Wood, se plantearon como reto crear un producto que mejorase las deficiencias de los bolígrafos 3D diseñados hasta la fecha. Otros proyectos similares –3Doodler, SwissPen– resultaban demasiado incómodos y pesados como para poder manejarse con soltura, lo que dificultaba su uso entre profesiones que requerían una mayor precisión.

lix penBolígrafo 3D Lix, Ismail Baran, Anton Surovob y Delphine Eloïse Wood, 2014. 

Para resolver este problema, el estudio inglés decidió crear la tecnología del bolígrafo desde cero. En vez de utilizar piezas prefabricadas, los diseñadores proyectaron individualmente cada componente mecánico, desde el motor hasta el inyector: de esta manera se consiguió reducir ostensiblemente el tamaño del producto y estilizar su silueta hasta adecuarla a formas más amables. Todo ello favorece una mayor precisión de uso y un peso más balanceado.

lix penBolígrafo 3D Lix, Ismail Baran, Anton Surovob y Delphine Eloïse Wood, 2014.

El bolígrafo, de apenas 40 gramos de peso y 164 milímetros de alto, ha sido diseñado para adecuarse a la fisionomía de la mano. Su carcasa, un cuerpo fabricado en aluminio anodizado de 14 milímetros de diámetro, protege el núcleo interior de Lix. En su extremo superior se localiza el punto de calor, que puede alcanzar temperaturas de hasta 200º.

lix penBolígrafo 3D Lix, Ismail Baran, Anton Surovob y Delphine Eloïse Wood, 2014. 

Un orificio situado en la parte inferior sirve de entrada a unas varillas de plástico coloreado. Una vez insertado, este material es conducido por el interior del tubo hasta el punto de calor, que derrite el plástico de manera similar a como lo hace un soldador. El filamento resultante, extrudido a través de un inyector de 0,6 milímetros, vuelve a solidificarse a temperatura ambiente, dibujando finalmente los gestos del portador.

lix penBolígrafo 3D Lix, Ismail Baran, Anton Surovob y Delphine Eloïse Wood, 2014. 

Lix dispone de un control para regular la velocidad de extrusión, además de un sencillo monitor led que informa sobre la temperatura del punto de calor. El bolígrafo se alimenta energéticamente a través de un puerto USB 3.0, lo que permite su conexión a prácticamente cualquier terminal y facilita su portabilidad en cualquier rincón del mundo.

lix penBolígrafo 3D Lix, Ismail Baran, Anton Surovob y Delphine Eloïse Wood, 2014. 

El bolígrafo, que tras una primera ronda de financiación en Kickstarter consiguió superar la cifra de 900.000 euros, llegará al mercado el próximo mes de septiembre con un precio estimado de 43 euros.

Bolígrafo 3D Lix, Ismail Baran, Anton Surovob y Delphine Eloïse Wood, 2014. 

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

1 opinión en “Lix, el bolígrafo 3D que dibuja en el aire”

  1. A mi me llego el primer Lix Pen en septiembre, me duro una hora y dejo de funcionar.
    Tras mucho discutir con ellos y ponerme mil problemas conseguí devolverlo y que pagando 40$ más me enviaran la versión 2.
    Hoy me ha llegado la versión 2, pero no sin pasar por otro infierno. FedEx me reclama el pago de aranceles, SI!! aunque lo hayas comprado a Reino Unido y en la factura te cobren las tasas, ya que el bolígrafo viene de Hong Kong. Estas tasas ascienden a 47,43€.
    Vuelvo a discutir con Lix Pen y me dicen que solo me van a devolver los 19,10€ de las tasas pagadas a Reino Unido sin mas explicación sobre la procedencia. Quiero mi bolígrafo termino pagando y no discuto más.
    Al abrir mi Lix Pen descubro que la supuesta versión 2 no existe, es el mismo bolígrafo que la versión 1 y la misma velocidad comparándola con otro de la versión 1.
    Estoy harto, el bolígrafo esta bien, las calidades exteriores son aceptables, las interiores bastante malas, pero lo peor es el trato de la empresa hacia la gente que les ha ayudado en el crowdfunding y la estafa que es la supuesta versión 2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *