Green_00.jpg

Silla Green de Javier Mariscal en plástico reciclado

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Estudio Mariscal ha presentado recientemente en la Feria del Mueble de Milán su silla Green, una pieza ecorresponsable realizada en polipropileno 100% reciclado, que puede volver a reciclarse, y respeta la norma UNE 150301. Además, este plástico es muy resistente y el proceso de producción resulta muy económico, por lo que se puede destinar a proyectos de bajo presupuesto y de contract.

 

Silla Green, asiento realizado en plástico reciclado, Estudio Mariscal, 2011.

La base cuenta dos versiones, una de madera y otra metálica pintada, a través de cuyos materiales y su unión al asiento se buscaba un fácil asemblaje de componentes de diferente naturaleza, lo que favorece el proceso de reciclaje y el envío: “Para hacer un envío, por ejemplo a Brasil, se puede vender solamente el plástico, porque allí tienen una madera fantástica que se puede incorporar después”, apunta el diseñador.

Silla Green de Javier Mariscal Boceto de la silla Green, Estudio Mariscal, 2011.

Esto hace que todo el proceso, incluyendo el envío sea más sencillo, más ecológico y más barato. La silla Green incorpora una geometría facetada en el asiento para hacerlo ergonómico más resistenta.
Silla Green de Javier Mariscal Silla Green, asiento realizado en plástico reciclado, Estudio Mariscal, 2011.

Silla Green de Javier Mariscal Silla Green, asiento realizado en plástico reciclado, Estudio Mariscal, 2011.

Silla Green de Javier Mariscal Silla Green, asiento realizado en plástico reciclado, Estudio Mariscal, 2011.

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

3 opiniones en “Silla Green de Javier Mariscal en plástico reciclado”

  1. Concepto de las patas un tanto demasiado, en exceso y brutalmente “inspirado” en el de la silla steelwood de los hermanos Boullourec para Magis, llamen a cocos, por favor!!!!!!

  2. bufff se me queda la misma cara que a Mariscal en la ultima foto, y también me llevo las manos a la cabeza. HORRIBLE fusión de dos conceptos sublimes: el asiento de la chair “One” de Grcic y la elegante unión de las patas de la “Steelwood” chair de los Bouroullec.

    ay Javier, ay!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *