Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016

Módulo 45. Marta de Gracia Bellver optimiza el espacio en los aviones

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Módulo 45 es un modelo diseñado para optimizar la organización espacial de los aviones mediante un nuevo sistema de distribución longitudinal de los asientos. El proyecto, obra de la arquitecta madrileña Marta de Gracia Bellver, está siendo estudiado por la compañía Iberia.

 

modulo45_experimenta_19
Módulo 45. Marta de Gracia Bellver optimiza el espacio en los aviones

Uno de los grandes males para aquellos que pasan muchas horas en un avión es el escaso espacio del que se dispone. La proximidad de los asientos  y la molestia que puede suponer para los demás viajeros cuando se pretende salir y se viaja en ventanilla, son problemas a la orden del día, especialmente en la clase turista. Esto se debe a que los aviones, pese a ser espacios completamente longitudinales y diáfanos, cuentan con una distribución transversal de los asientos, generando dos pasillos longitudinales y muchos pequeños pasillos entre filas de asientos.

Desde el punto de vista arquitectónico, los pasillos son espacios residuales que hay que intentar reducir al mínimo para aprovechar el espacio. Con esta idea de base surge Módulo 45, un modelo de asientos rectangulares, distribuidos longitudinalmente, y girados en planta en un ángulo de 45 grados, que es el ángulo que permite una mejor disposición de asientos para garantizar más espacio a los pasajeros y el acceso directo al pasillo a todos ellos. El módulo garantiza un mayor o igual número de asientos en el avión, y mejora la accesibilidad y la evacuación, favoreciendo a pasajeros, tripulación y compañías aéreas.

Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016
Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016
Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016
Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016
Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016
Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016
Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016
Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016

A la hora de embarcar el pasaje, los asientos se encuentran en posición vertical lo que garantiza un espacio real de pasillo mayor al actual, además de permitir a cada pasajero colocar su equipaje sin impedir el tránsito de los demás. Durante el vuelo, los asientos pueden reclinarse, manteniendo el pasillo mínimo de servicio y permitiendo la libre circulación de los pasajeros sin interferencias de ningún tipo. Los asientos se desplazan mediante guías similares a las de un coche. Al tiempo que el respaldo se reclina, el asiento se va inclinando para adaptarse al cuerpo y garantizar una mayor comodidad.

Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016
Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016
Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016
Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016

El proyecto se ha realizado en un Airbus A330, pero su diseño permite ser aplicado a cualquier aeronave, posibilitando diferentes tipos de distribución en función de los pasillos: dos pasillos longitudinales de punta a punta del avión; tres pasillos; combinación de 2-3-2 pasillos, dos pasillos en la parte delantera y trasera, y tres en la zona central; o combinación 2-3-3 pasillos, dos pasillos en la parte delantera y tres en las zonas central y trasera.

Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016
3 pasillos, Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016
Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016
Combinación 2-3-2, Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016
Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016
Combinación 2-3-3, Módulo 45, Marta de Gracia Bellver, 2016
Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *