Tomás Maldonado, el eterno vanguardista

Tomás Maldonado, el eterno vanguardista. Una vida de diseño

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El artista falleció a los 96 años

Protagonista de la renovación plástica de los años 40, Tomás Maldonado fue un pintor, diseñador industrial y teórico argentino, referente del modernismo y reconocido por promover la ejecución de una práctica artística basada en un pensamiento científico, lógico y analítico. Oriundo de Buenos Aires, su interés por las vanguardias comenzó a manifestarse durante su etapa como estudiante de la Escuela Nacional de Bellas Artes, a partir de la publicación de un manifiesto en contra del academicismo, y los “filisteos” avalados por los premios del Salón Nacional. Estimulado por corrientes como el cubismo, el futurismo, y el constructivismo, en 1944 fundó la revista Arturo, donde revela una expresión del arte abstracto de corte geométrico. Dos años después, publica el Manifiesto Invencionista y crea del movimiento Arte Concreto Invención, con el que apuntaba a un arte de rigurosa observancia “no figurativa”, exento de sugerencias subjetivas, intuitivas o irracionales.

Tomás Maldonado, el eterno vanguardista
Tomás Maldonado, el eterno vanguardista

Influencias europeas

A fines de 1948, luego de un viaje a Europa y tras la disolución del grupo, da origen a una nueva organización inspirada en las enseñanzas de los artistas concretistas suizos Vantongerloo y Friedrich Vordemberge-Gildewart, con las que incorpora la arquitectura y el diseño a su campo de trabajo. La década del 50 es un período de participación activa para Maldonado, quien pasa a formar parte de la organización de arquitectura moderna y el grupo Artistas Modernos de la Argentina, además de fundar la revista y editorial Nueva Visión, dedicada al arte, la arquitectura, el diseño industrial y la gráfica. 

Tomás Maldonado, el eterno vanguardista
Maldonado con Rayner Banham durante un conferencia la Hochschule für Gestaltung de Ulm. © Hans G Conrad 1955.

Práctica académica

Antes del golpe de Estado que sufre la Argentina en 1955, Maldonado viaja a Alemania invitado por el discípulo de la Bauhaus Max Bill, donde comienza a dar clases en la Hochschule für Gestaltung de la ciudad de Ulm. Años después, como miembro del rectorado de la institución, decide modificar el programa de estudios, para incluir materias como Semiótica, Física y Arquitectura, con el objetivo de proporcionar rigurosidad científica al estudio. Además, plantea el distanciamiento de la fase expresionista de la Bauhaus, como rechazo a la prioridad del factor estético en el trabajo de diseño. Radicado en Italia desde 1964, trabajó en distintos proyectos de diseño y se desempeñó como docente y académico en distintas universidades, principalmente la de Bologna. A lo largo de su carrera, Maldonado publicó varias decenas de libros dedicados al diseño, la proyección, el medio ambiente y la filosofía técnica, entre los que se destacan: Max Bill, La esperanza proyectual, El diseño industrial reconsiderado, y Hacia una racionalidad ecológica.

Tomás Maldonado, el eterno vanguardista
Homage to Ptolemy 2 , 2005, Tomás Maldonado. Museo Nacional de Bellas Artes.
Tomás Maldonado, el eterno vanguardista
Sin título, 1950,Tomás Maldonad. Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori.
Tomás Maldonado, el eterno vanguardista
Development of a Triangle, 1949, Tomás Maldonado.

NOTA: En la edición número 80 de Experimenta incluimos un extenso reportaje, a cargo del Dr. Eugenio Vega, sobre la vida y obra de Tomás Maldonado. Puedes conseguirla en nuestra tienda online o en puntos de venta autorizados.

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.