004_CLOCK.jpg

Crate Series de Studio Makkink & Bey. Un hogar en una caja

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Mediante la colección Crate Series Studio Makkink & Bey investiga cómo modificar el propósito inicial con el que nace un objeto; para ello se valen de cajas de madera para embalaje, piezas de corta vida y destinadas al transporte, con las que crean personales universos para el hogar.

 

Clock Crate, 2010. Un gran tronco de madera de alcornoque acoge el reloj Clock Crate, donde lo natural y lo artifical dialogan.

El germen del proyecto Crate Series surge tras un viaje de la diseñadora Rianne Makkink a India, allí observó cómo los cajones de mercancías, apilados unos con otros, ya no eran sólo elementos de almacenaje, sino que se transformaban en tiendas ambulantes, espacios de trabajo o incluso elementos constructivos de las viviendas.

Crate Series Studio Makkink & Bey Bath Crate, 2010.

El proyecto del estudio holandés juega a alterar las funciones establecidas y convierte el contenedor en contenido, dotándolo de personalidad en sí mismo. También modifica la percepción de lo público y privado, al transformar objetos de uso casi industrial en refugios individuales dentro del hogar. Sólo una vez abiertos desvelan su uso, ya sea como baño, tocador, reloj o aspiradora.

Crate Series Studio Makkink & Bey Bath Crate, 2010.

Íntimo y aislado, al abrir sus puertas Brath Crate se relaciona con el espacio que lo alberga. Realizado en madera de cedro, el vapor del agua caliente de su bañera lo transforma en sauna cuando se mantiene cerrado.
 

Crate Series Studio Makkink & Bey Vacuum Cleaner Crate, 2010.

Con un aspecto que remite a las aspiradores industriales, Vacuum Cleaner Crate aloja el electrodoméstico en una jaula de madera. Los diseñadores proponen alternar el trabajo de limpieza con una pausa para el té, empleando la estructura como mesa.
 

Crate Series Studio Makkink & Bey Vacuum Cleaner Crate, 2010.

Crate Series Studio Makkink & Bey Vanity Crate, 2010.

Abierto, el tocador Vanity Crate ofrece un espacio para el aseo con espejos y aguamanil. Una vez cerrado, es imposible adivinar su uso y toma la forma de una caja compacta.
 

Crate Series Studio Makkink & Bey Vanity Crate, 2010.

Share on FacebookEmail to someoneTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *