armonía-y-diversidad-teamlab-para-el-pabellón-japonés-de-la-expo-2015-experimenta-01.jpg

Armonía y diversidad: TeamLab para el pabellón japonés de la Expo Milano 2015

El estudio multidisciplinar TeamLab —afincado en Tokio (Japón)— es uno de los protagonistas de la recién inaugurada Expo Milano. Con sus dos instalaciones interactivas, Harmony y Diversity, el equipo de creativos japoneses explora el concepto de “diversidad armoniosa”, tema central del amplio pabellón dedicado a la cultura y al arte del archipiélago nipón.

 

Harmony, TeamLab, Expo Milano 2015.

Diversity, TeamLab, Expo Milano 2015.

TeamLab es un colectivo artístico-tecnológico compuesto por profesionales de distintos sectores (entre otros, diseñadores gráficos, arquitectos, programadores, artistas digitales y matemáticos) unidos por la necesidad de experimentar e innovar a través de trabajos creativos colaborativos. Sus proyectos, entre los cuales destacan las instalaciones para el aeropuerto de Narita (Japón) o el Gran Palais de París (Francia) y el más reciente Floating Flower Garden, buscan diluir las fronteras entre arte, ciencia y tecnología, así como entre tradición e innovación.

Harmony, TeamLab, Expo Milano 2015.

Diversity, TeamLab, Expo Miano 2015.

En el marco de la Expo Milano 2015 —que hasta el 31 de octubre reúne a más de ciento cuarenta países alrededor del tema “Alimentar el planeta, Energía para la vida”—, las dos propuestas de TeamLab, Harmony y Diversity, quieren dar a conocer los dos pilares sobre los que se construye la tradición culinaria japonesa. Por un lado, una gran diversidad alimentaria, productiva y artesanal y, por otro lado, el respeto por el medioambiente y una continua búsqueda de armonía entre hombre y naturaleza.

Harmony, TeamLab, Expo MIlano 2015.

Harmony, TeamLab, Expo Milano 2015.

Harmony es una instalación digital interactiva que utiliza la técnica del mapping para reproducir e investigar uno de los elementos más característicos de la cultura agrícola y de la tradición alimentaria japonesa: el arrozal. Con el objetivo de mostrar la manera armónica y a la vez diversificada con que los arrozales han ido llenando el paisaje, adaptándose a distintas altitudes y condiciones ambientales, las pantallas con forma de espiga han sido instaladas por toda la sala a diferentes alturas (desde la rodilla hasta la cadera del usuario-espectador). Las imágenes proyectadas cambian según los movimientos del visitante, de tal forma, comentan los artistas, que este pueda experimentar “el típico desarrollo de la naturaleza que tiene lugar en Japón durante el transcurso de un año”.

Harmony, TeamLab, Expo Milano 2015. 

Diversity, en cambio, desarrolla el símbolo del agua, elemento igualmente característico del entorno japonés y al centro de la filosofía y del arte oriental desde sus orígenes. La instalación se presenta como una cascada virtual proyectada a 360° desde cuya cima caen imágenes e informaciones relacionadas con el arte culinario japonés, que el espectador puede grabar y compartir en su propio smartphone. Diversity, explica TeamLab, “responde al deseo de que las personas puedan compartir sus emociones y experiencias, al tiempo que regala grandes cantidades de información”.

Harmony, TeamLab, Expo Milano 2015. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.