2_-Bread-and-Puppet-Theatre-1.jpg

Objetos desobedientes, diseño disidente y solidario

El Victoria & Albert Museum de Londres organiza desde julio de 2014 una exposición inédita, al ser los objetos de diseño en vitrina, objetos creados con fines políticos. El arte es en ellos un medio para llamar la atención y enfocarla hacia el cambio social. Ahora, este museo acoge muestras físicas de protestas que han tenido lugar por todo el mundo durante los últimos treinta años y las expone revelando el valor artístico que se esconde tras la ingenuidad de un objeto a cuyo autor no se le atribuye el calificativo de diseñador.

 

The Bread and Puppet Theatre, teatro de tres marionetas. © Jonathan Slaff. 

Objetos desobedientes es la exposición que este verano presentará el Victoria & Albert Museum de Londres. Una muestra atípica que integrará objetos traídos desde distintas partes del mundo, cuyos artífices poco o nada tienen que ver con el clásico diseñador o artista. A treinta años de la Revolución de los claveles, el V&A decide montar una exposición en la que las miradas se dirigirán a objetos cuyo destino se aleja del de ser expuestos en la vitrina de un museo. Del 26 de Julio de 2014 al 1 de Febrero de 2015, en el V&A tomará forma la primera exposición sobre objetos de arte y diseño creados por los movimientos sociales globales como herramientas de cambio social.

disobedient objectsHueso con transfers impresas en verde, mostrando el emblema de la Unión Social y Política de Mujeres. ©Victoria and Albert Musem, Londres. 

disobedient objectsAdoquines inflables, acción del Eclectic Electric Collective en cooperación con Enmedio durante la huelga general en Barcelona. ©Oriana Eli/ßabe/Enmedio.info, 2012. 

En esta exposición podremos ver desde objetos textiles chilenos que documentan la violencia política ejercida contra las comunidades indígenas a los cubos de plástico utilizados en las protestas contra la austeridad de la Troika en Barcelona; desde las Bike Bloc, sound-systems construidos a partir de bicicletas soldadas empleadas en las manifestaciones de la Reclaim Power en Copenhage (2009) a los Book Bloc, escudos que defendían a los activistas de las cargas policiales en la Génova del G8 en 2001; junto a las tradicionales banderas, pancartas y panfletos. Objetos que tienen en común haber sido creados con fines políticos, aunque con conciencia de que para gobernar el sentido común es indispensable apropiarse de la estética y dotar al activismo político de ingenio artístico.

disobedient objectsBike Bloc Graphic Poster. Anónimo. ©Victoria and Albert Musem, Londres.

Rompiendo los esquemas del diseño, los artistas que componen esta exposición son partes anónimas del colectivo, no individuos que se enfrentan a los terrores de la vida íntima. Aquí, los horrores son palpables, son dinámicas sociales específicas como lo son la guerra en Siria o el desastre nuclear de Fukushima en Japón. Pese a que la palabra da contenido a los objetos en la descripción de su uso y su tiempo, lo que cuenta en esta obra colectiva es la explicación del por qué de su existencia que, a ojos de quién escribe, parece encontrarse en la identificación de un enemigo común: el capitalismo.

disobedient objectsOcupación de la bolsa de Londres, pancarta Capitalism is Crisis, 2009-2012. ©Immo Klink.  

disobedient objectsArpilleras chilenas, Dónde están nuestros hijos, colección Roberta Bacic. ©Martin Melaugh.

disobedient objectsEd Hall, Banderola para UNITE en apoyo al NHS en Manchester, 29 de septiembre de 2013. Cortesía de Ed Hall.

El núcleo de la exposición introduce al curioso visitante en el diseño de los objetos activistas, en relación a cuatro vías necesarias para la rebelión social: la acción directa, la difusión y propaganda, la construcción de un mapa teórico colectivo y la solidaridad transfronteriza. En el bloque de la desobediencia civil, las máscaras antigás usadas en las protestas de 2013 en Estambul, remplazando a los clásicos limones que frenan el lagrimar de los gases antidisturbios, serán uno de los tantos objetos expuestos.

disobedient objectsAndy Dao e Ivan Cash, Occupy George overprinted dollar bill, 2011. Cortesía de Andy Dao e Ivan Cash.

disobedient objectsEscritor de Graffitis (Robot para escribir graffiti callejeros), Institute for Applied Autonomy, EEUU, 1998. Cortesía del Institute for Applied Autonomy.   

En la segunda parte, las marionetas del Bread and Puppet Theatre representan a los autómatas que dieron voz a las manifestaciones contra la Guerra del Golfo de principios de los noventa. Los mapas físicos que recogen el espontáneo surgir del movimiento Occupy en 123 ciudades contemporáneamente dan fe de las respuestas ciudadanas al malestar social que ha generado la reciente crisis económica. Y joyas de diseño creadas por presos de las Black Panther en solidaridad con sus compañeros militantes, fascinarán a aquél que acuda a esta exposición, cuya última parte está compuesta por una serie de estudios de caso, siempre de diseños de protesta de los últimos treinta años como, por ejemplo, el de las Guerrilla Girls en su lucha contra el sexismo. disobedient objectsCoral Stoakes, I wish my boyfriend was as dirty as your policies, 2011. ©Victoria and Albert Museum, Londres.

Objetos Desobedientes es una exposición anómala que, al traspasar las fronteras de lo artístico, ofrece al que la observa, tocar con la punta de los dedos un tiempo que es pasado y presente, a la vez que interpela al observador y le obliga a la reflexión. Es, también, una oportunidad de vivir una segunda vez algo de lo que algunos fueron parte, a través de objetos tocados por el tiempo, memoria de la valentía de algunos, recursos de cuando la necesidad apremia o, incluso, pruebas de investigaciones policiales. Al ser gratuita y puntera, esta exposición es un medio de acercar a la gente de a pie al fetichismo de las protestas sociales y alejar sus símbolos del ghetto activista.

disobedient objectsL J Roberts, Gaybashers, Come and Get It, USA, 2011. Cortesía de Blanca Garcia. 

disobedient objectsOf the Zapatista Revolution, The Zapatista, México. © Victoria and Albert Musem, Londres. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.