sacchetto-armchair_working-process.jpg

El componente emocional

Fueron varios los contactos establecidos en el Salón Satélite con jóvenes diseñadores venidos de todas partes para enseñarle a Milán, y al mundo, sus últimas creaciones. Una vez terminado el evento cada uno vuelve a su lugar de origen o de trabajo que, por fortuna, algunos tienen aquí, en la ciudad que Gillo Dorfles, y tantos otros, consideran la capital del diseño.

Cuando el dúo Spalvieri-del Ciotto nos llamó para enseñarnos su casa/estudio, con invitación de cena incluida, no dudamos ni un segundo en acudir. No todos los días se tiene la oportunidad de ver el lugar en el que nacen las ideas de productos que más adelante vemos comercializados por grandes, y no tan grandes, casas de diseño. Además en este caso la invitación era doblemente especial ya que se trataba de un joven estudio, muy prometedor vistos los logros obtenidos en pocos años de carrera, por lo que uno no puede evitar pensar que quizás sea como haber recibido una invitación del matrimonio Eames en sus primeros años de actividad.

El estudio Spalvieri-del Ciotto fue fundado en 2009 en Milán por Simone Spalvieri y Valentina del Ciotto, ambos diplomados en diseño industrial. Ellos consideran que su trabajo se caracteriza por la simplicidad formal y funcional y, al mismo tiempo, por un fuerte componente emocional. A continuación veremos que así es, que cada uno de los objetos por ellos diseñados encierra una correspondencia casi irónica entre su nombre, su forma y su función.

Nada más llegar al dúplex/estudio vemos cajas llenas de unas curiosas reglas de sección cuadrada, una ingeniosa funda para un lápiz que puede resultar muy útil a la hora de coger una medida sobre el papel. Plug, que en inglés significa tapón/enchufe, fue encargado por la casa Greenwitch este año a los jóvenes diseñadores, quienes comentaban con una sonrisa en la boca que es la primera vez que alguien les daba libertad creativa para proyectar un producto, el único requisito era que entrase dentro del campo de la papelería.

Plug, Greenwitch, 2011

Ya en su stand del Salón Satélite 2011 vimos sus últimas creaciones definidas bajo el título “las ilusiones de la materia”; la lámpara Alba, que cambia de color y transparencia con el calor emitido por la fuente luminosa y el sillón “todoterreno” Sacchetto, con una delicada apariencia dada por el material con textura de papel que en realidad es impermeable y muy resistente. Una vez más se demuestra aquí la importancia de las colaboraciones, ya que en la creación de Alba se han unido los conocimientos adquiridos por Simone en un curso sobre la luz, y aquello que Valentina aprendió durante el máster en materiales de diseño dirigido por Giorgio Correggiari. Nosotros nos quedamos con una frase que surgió en algún momento entre los deliciosos pastelitos de patata y los calabacines rellenos: “cada uno aprende del otro”.

Alba, 2011

Sacchetto, 2011

Y quizás sea está fusión de competencias la que diferencia a éste dúo de tantos otros diseñadores coetáneos que están teniéndolo un poco más difícil para despegar. Simone asegura que no hay vuelta atrás, aunque el momento histórico no sea favorable y los inicios del estudio sean muy duros, la pasión por el diseño les empuja a continuar. Por su lado Valentina reconoce que creen tanto en sí mismos como estudio que no podrían abandonar un proyecto por el que están convencidos, por el que sienten verdadera pasión.

El ingenio se demuestra también en productos como Greenman (Lexon, 2010) que como una verdadera planta necesita la luz del sol para sobrevivir. Para recargarla se pone junto a las otras plantas de la casa en un lugar donde alcance el sol. Por la noche, basta darle la vuelta para que la energía solar acumulada durante el día se convierta en luz artificial.

Greenman, Lexon, 2010

En el caso de Click (Segno,2010) ha sido el nombre el que nos ha cautivado. Una lámpara con forma de interruptor en una escala poco habitual. También en 2010 se puso en producción la manilla Slim (Colombo design). El estudio se adjudicó el primer premio del concurso internacional “Colombo Design calls for creativity” con un diseño per permite una notable reducción del material utilizado en la producción, dotando al producto de una línea simple muy reconocible.

Click, Segno, 2010

Slim, Colombo Design, 2010

Cuando la conversación gira hacia el punto de origen/inspiración de la forma, el estudio está de acuerdo en afirmar que no son ellos quienes la diseñan, sino que surge de un fuerte
COMPONENTE EMOCIONAL.

 

spalvieri / del ciotto studio 

alzaia naviglio pavese, 52
20143 milano (italia)
t +39 02 87385991
f +39 02 87239290   

1 opinión en “El componente emocional”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.